Resumen temporada 2016/17 AS Roma: el fin de una era
Fotomontaje VAVEL

Tras nueve largos y duros meses de competición la temporada ha llegado a su fin para la Roma. Los de la capital de Italia, se llevan un sabor agridulce, ya que si no fuese por su irregularidad esta campaña, quién sabe si podrían haber levantado un título en el mes de mayo.

En la Serie A han terminado segundos a cuatro puntos de la Juventus y consiguiendo así el objetivo de clasificarse para jugar la Champions la temporada que viene sin jugar la fase previa en el mes de agosto. En Coppa cayeron eliminados por su gran rival, la Lazio, en semifinales, mientras que en Europa League un partido tan desastroso como irregular frente al Lyon les mandó a casa antes de tiempo.

Verano tranquilo en Roma

Durante el mercado estival, las oficinas de Trigoria, no tuvieron mucho tráfico, Spalletti, consiguió quedarse con el bloque principal de la plantilla, Nainggolan, Dzeko, Manolas, Salah o Strootman sonaron para muchos equipos en verano pero no salieron de Roma, conservando así la columna vertebral de la plantilla, por su parte, otras dos banderas romanistas como, De Rossi y Totti, incansables, siguieron una temporada más al menos defendiendo los colores romanistas.

Las bajas de mayor nombre fueron las de Iago Falqué y Juan Iturbe al Torino, ya que ninguno de los dos ha llegado a despuntar como se esperaba en Roma.

Los jugadores celebran un gol del último partido de la temporada. / Fuente de las imágenes web AS Roma
Los jugadores celebran un gol del último partido de la temporada. / Fuente de las imágenes web AS Roma

Adiós a la Champions

A finales de agosto del pasado año la Roma se jugaba ya gran parte de la temporada, la campaña 2015/2016 bajo las órdenes de Rudi García primero y Spalletti después, los capitalinos no lograron para la Champions League de forma directa, si no que tendrían que jugar la previa, en dicha previa se enfrentaron al Oporto y tras un buen resultado en el partido de ida disputado en Portugal, que acabó con un empate a uno, la Roma se descompuso para el partido de vuelta y los lusos les endosaron un 0-3 en el Stadio Olímpico que les eliminaba de la Champions prácticamente antes de comenzarla y les obligaba a jugar la Uefa Europa League.

Objetivo cumplido

La temporada liguera de la Roma comenzaba bien, un 4-0 en el primer partido contra el Udinese, hacía soñar a los hinchas romanistas, con Spalletti en el banquillo desde el minuto uno de la temporada, las aspiraciones iniciales que se le pedían al equipo eran más fuertes.

Los siguientes cinco partidos fueron irregulares, dejando escapar muchos puntos que quien sabe si a final de temporada les habrían hecho levantar el Scudetto, un empate dos victorias y dos derrotas, pero a partir de ahí 25 puntos de los 30 posibles, hasta que la Juventus les bajó de la nube para dar un golpe sobre la mesa y que el resto no olvidase el poder bianconero en Serie A.

Comenzó el 2017, y la Roma solo perdió tres partidos de los 20 jugados en la competición doméstica, al que se suma una empate contra el Atalanta. Pese a esta racha los de Spalletti, no pudieron asaltar el liderato, ni conseguir una ventaja aplastante sobre el Napoli, que se quedó a un punto de arrebatarles el segundo puesto.

A falta de tres jornadas, la Roma recibía a la Juventus de Allegri en el Olímpico, si los de Turín se llevaban los tres puntos de Roma ganaban el título en la capital, y el Napoli presumiblemente les arrebataría el segundo puesto, pero la Roma se llevó ese partido, jugando uno de los mejores de la temporada y permitiéndoles soñar, ya que la Juventus se quedaba a cuatro puntos a falta de dos jornadas.

Todo ese frenético final, quedó en anécdota, la Juventus se llevó el sexto Scudetto en seis años y los capitalinos se conformaron con el segundo y más que digno puesto, dejando al Napoli tercero y sin la Champions asegurada, ya que tienen que jugar la previa.

De Rossi y Bruno Peres celebran un gol en la Curva Sud.
De Rossi y Bruno Peres celebran un gol en la Curva Sud | AS Roma

Decepción copera

La Coppa para la Roma empezó muy bien, un 4-0 a la Sampdoria les ponía como uno de los aspirantes a levantar el título.

En segunda un equipo de Serie B como el Cesena se presentó en el Olímpico con más de ganar que de perder. Los de Spalletti, claros favoritos, salieron con un equipo poco habitual y así les fue. Francesco Totti, quién si no, tuvo que salvar a los suyos en el 93 desde los 11 metros, para darles el pase a semifinales.

En semifinales, ante la Lazio, llegó la debacle. En el partido de ida, los laziali les endosaron un 2-0, que dejó la eliminatoria casi resuelta. En el partido de vuelta la Roma tiró de épica y fue a por la remontada pero un gol de Milinkovic-Savic antes del minuto 40, les despertó, los romanistas únicamente pudieron hacer menos fea la eliminación al llevarse el partido en el minuto 90.

Strootman trata de batir al portero laziale.
Strootman trata de batir al portero laziale | AS Roma

Irregular Europa

En la fase de grupos de la Europa League no tuvieron ningún problema para llevarse el primer puesto debido al justo nivel de sus rivales, pero un empate en la primera y otro en la tercera jornada de la liguilla, hizo que llegase el miedo a Roma, por suerte, pese a perdonar puntos, sus rivales se destruían entre sí, lo cual benefició a la Roma, que llegó ya como líder a la última jornada.

El sorteo les emparejó con el Villarreal, según los expertos, uno de estos dos sería el campeón, o al menos el finalista de la competición.

La Roma ganó por 0-4 en España, dejando así sentenciada prácticamente la clasificación, y siendo un candidato serio a ganar el título. El partido de vuelta, totalmente de trámite, se lo llevó el Submarino Amarillo por 0-1, pero insuficiente.

La siguiente ronda, contra el Lyon, los romanos lo tuvieron todo de cara, pero la irregularidad que les ha caracterizado toda la temporada y los fallos de concentración, pudieron con ellos, al término de los 90 minutos, 4-2 en contra y a esperar remontar. Remontada que no llegó, a un gol se quedó la Roma de la épica remontada, pero les fue imposible.

Mucho gol

Tras el Napoli, los romanistas son el equipo con más gol de Italia, y gran parte, gracias a su delantero centro Edin Dzeko, el bosnio ha sido elegido capocannoniere, con 29 goles ha sido el jugador con más goles de la Serie A, por delante de otros como Belotti, Higuaín o Icardi.

Tras Dzeko, Mohamed Salah con 15 dianas, o Radja Nainggolan con 11, sorprendiendo a todos, ha sido los máximos goleadores del conjunto romano.

Nainggolan y Dzeko de visitantes en Genoa.
Nainggolan y Dzeko de visitantes en Genoa | AS Roma

Ciao, Capitano

Tras 25 temporadas defendiendo el escudo de la Loba, si por algo será recordada esta, es por ser la última campaña de Francesco Totti como jugador romanista.

“Il Capitano”, jugó contra el Genoa su último partido como profesional, el Olímpico de Roma se quedó pequeño, y tanto sus compañeros como la afición le despidieron por todo lo alto, como se lo merece.

Totti,en su homenaje, entrega su brazalete al capitán más joven de las inferiores romanas. / Imagen web AS Roma.
Totti,en su homenaje, entrega su brazalete al capitán más joven de las inferiores romanas | AS Roma
VAVEL Logo