Stoke City y Leicester se reparten los puntos en un gran encuentro
Stoke City-Leicester. Foto: premierleague

Entretenida primera mitad

El encuentro comenzaba con un guión fijo, y es que durante los primero minutos se podía observar como el Stoke City  trataba de guardar la posesión, elaborando jugadas desde atrás y desplazando el esférico por todas las partes del campo. Mientras, el Leicester se mantenía muy ordenado en defensa y con la línea de ataque preparada para buscar rápidamente el contragolpe.

En el minuto diez, el Leicester estuvo muy cerca de anotar el primer gol del encuentro. Una gran jugada por la banda izquierda del extremo inglés Demarai Gray, terminaba en un centro raso al que Jamie Vardy a punto estuvo de llegar. 

A los pocos instantes, eran los locales los que desaprovechaban una ocasión de gol, cuando Shaqiri probaba suerte desde fuera del área,  con un disparo desviado del poste derecho de la portería rival. El Stoke City estaba dejando jugar más al Leicester, dejándolos en varios momentos del encuentro, ser los dominadores.

En el minuto veinticuatro, el delantero japonés, Shinji Okazaki, no llegaba a un gran pase de Gray. El joven extremo del Leicester estaba siendo el mejor de los suyos, convirtiéndose en un incordio continuo para la defensa local, que veía imposible frenar sus arrancadas por la banda izquierda.

Tan solo cuatro minutos más tarde, el Stoke City desperdiciaría una de las mejores ocasiones de la primera mitad. Choupo-Moting lograba zafarse de un defensor en el interior del área, sin embargo, no pudo batir a Schmeichel en el uno contra uno.

Shaqiri celebrando junto a Choupo Motingel gol del empate. Foto: premierleague
Shaqiri celebrando junto a Choupo Motingel gol del empate. Foto: premierleague

El Leicester sería el primero en adelantarse en el electrónico gracias al gol de Vicente Iborra. El centrocampista español recogía un rechace tras la salida de un córner y fusilaba al guardameta del Stoke para lograr su primer tanto en esta Premier League. 

La alegría en el conjunto visitante, tan solo duraría seis minutos, pues el Stoke City no tardaría en colocar el empate en el marcador. Una gran asistencia de Choupo-Moting dejaba a Xherdan Shaqiri solo ante Schmeichel para que con sutileza, el extremo suizo batiera al guardameta de los Foxes.

Con este resultado de empate a uno se llegaba al final de unos primeros cuarenta y cinco minutos muy entretenidos. Ambos conjuntos habían hecho méritos para conseguir marcar algún gol más durante la primera mitad, por lo que el empate era el resultado más justo hasta ese momento.

Empate justo

La segunda mitad iniciaba con un Leicester más vivo, tratando de encarar la portería del Stoke desde el pitido de la reanudación. Los hombres de Claude Puel habían salido muy motivados y esa mejoría se haría visible en el marcador tras conseguir ponerse por delante de nuevo en el minuto sesenta. Riyad Mahrez conseguía marcar el segundo tanto para el Leicester al fabricar una magnífica jugada desde la banda derecha y lograr hacerse un hueco dentro del área para sacarse un disparo ante el que Butland no tuvo nada que hacer.

Mahrez anotando el gol que ponía al Leicester por delante. Foto: premierleague
Mahrez anotando el gol que ponía al Leicester por delante. Foto: premierleague

Los locales intentaron buscar rápidamente el gol que les permitiera obtener el empate, sin embargo las llegadas no se materializaban y el Leicester a la contra estaba demostrando ser letal. Los "Foxes" pretendían sentenciar el partido, por lo que estarían atentos para aprovechar cualquier fallo defensivo acabar con sus rivales.

Cuando el Stoke City estaba pasando uno de sus peores momentos en lo que llevaban de encuentro, fueron recompensados con el gol que ponía las tablas en el minuto setenta y dos. El delantero inglés, Peter Crouch conseguía cabecear el balón a la salida de un córner, logrando el segundo tanto para el conjunto local.

Peter Crouch conseguía de cabeza el gol que ponía las tablas en el electrónico. Foto: premierleague
Peter Crouch conseguía de cabeza el gol que ponía las tablas en el electrónico. Foto: premierleague

El Leicester intentaba de nuevo conseguir la ventaja en el partido y Jamie Vardy a punto estuvo de lograrlo. El delantero inglés remataba con su pierna izquierdo desde el centro del área, pero su disparo se marchaba lamiendo el poste derecho.

En los últimos minutos, ambos conjuntos buscarían el gol de la victoria, pero ninguno de ellos terminaría por lograrlo. El encuentro llegaba al término de los noventa minutos con el marcador de empate a dos. El Stoke conseguía sacar un punto en un partido donde cualquiera de ellos podría haber obtenido los tres puntos.

 

 

VAVEL Logo