El Hannover se impone al Werder Bremen
El Hannover por fin volvió a la senda de la victoria luego de 6 partidos. Foto: @hannover96

Luego de seis partidos sin conocer la victoria, el conjunto del Hannover por fin pudo celebrar un triunfo, lo hizo en casa frente al Werder Bremen y de paso le cortó la racha de cinco partidos sin conocer la derrota.

La disputa del balón en medio campo fue lo que marcó la pauta en los primeros minutos, pues ambos equipos buscaban hacerse del balón y comenzar a generar su fútbol, sin embargo, el juego se vio entrecortado debido a las faltas. El conjunto local parecía mejor asentado en esos primeros minutos.

Pese a las dificultades, Felix Klaus era el más incisivo por banda izquierda, y el Hannover comenzaría a apoderarse del balón de manera paulatina. Por su parte, el Werder Bremen esperaba pacientemente la recuperación del balón en busca de un contragolpe.

Harnik logró abrir el marcador

La paciencia de los locales les rendiría fruto a los 17 minutos del partido. Una gran jugada colectiva seria la llave. Klaus tomaría el balón al borde del área, Miiko Albornoz se mostraría por banda izquierda y sin pensar le cederían el balón para que este con un centro al primer poste lograra habilitar a Martin Harnik quien con sólido remate mandaría a guardar el esférico.

Después del gol, el partido volvería a tomar los tintes iniciales. El local manteniendo la posesión del balón e insistiendo, mientras que el visitante continuaba ahogado en su propio terreno sin poder salir con el balón controlado debido a la presión ejercida por el Hannover. Sin embargo, el Bremen tendría la oportunidad del empate a los 25’, un centro de Kainz por banda izquierda, seria mal rechazado por los defensas locales y el balón quedaría a modo cerca del punto penal a Max Kruse, para infortunio del extremo alemán, su remate se fue por encima de la portería desperdiciando una chance magnífica de emparejar el resultado. Dos minutos más tarde, sería nuevamente Kruse quien avisara al conjunto local con un remate desviado.

Los siguientes minutos se tornaron sumamente ríspidos y con muchas faltas por parte de ambos cuadros. Sería el Bremen quien logrando salir de la presión del conjunto local, tendría la posesión del balón y comenzaba a llegar al arco de Tschaunner sin mucho éxito.

El segundo gol llegaría a cargo de Klaus a los 42’. Luego de un gran robo en mediocampo por parte de Marvin Bakalorz, le serviría el balón a Ihlas Bebou quien le devolvería una gran pared para dejarlo frente al arquero, Bakalorz con un remate bombeado lograría vencer a Pavlenka, sin embargo su remate fue a dar al poste, para fortuna de los locales, el rebote quedaría en piernas de Klaus quien únicamente empujo el balón.

Segundo tiempo muy ríspido  

Para la segunda parte, era lógica la estrategia a seguir. Los visitantes se tendrían que volcar al ataque en búsqueda de goles. Por otro lado, el local esperaría al contragolpe para liquidar el partido. Al 54' el Bremen por conducto de Kruse avisaría sin mucho peligro a la cabaña rival, pues luego de una serie de rebotes, su remate no fue el óptimo.

Los minutos transcurrían y las emociones eran pocas. El Hannover jugaba con la desesperación de su rival y lograba obtener pequeñas faltas en media cancha con el objetivo de cortar el partido y que el Bremen no lograra conjuntar alguna jugada de peligro real.

Pese a las dificultades, el Bremen obtuvo su recompensa a los 74 minutos de juego. Un centro desde la izquierda por parte de Thomas Delaney botaría cerca del punto penal y sin pensarlo Ishak Belfodil anticipo a su marcador para rematar de manera certera y mandar el balón al fondo del arco. Un minuto después, el propio Belfodil tendría la jugada del empate en un mano a mano frente a Tschauner, pero le estrellaría el balón en el cuerpo.

Tras el gol, los visitantes lograrían inclinar el campo a su favor, y comenzaba la oleada de centros y llegadas al arco local, algunas sin éxito y otras siendo trabadas con faltas, por lo que ninguna jugada inquietaría de manera clara al cuadro del Hannover.

Los últimos minutos transcurrieron sin peligro alguno y tras el silbatazo final, el cuadro local alzaría los brazos en señal de victoria.

La próxima semana, el Hannover deberá visitar al Stuttgart, mientras que el Bremen le hará los honores al Leipzig.

VAVEL Logo