Compartiendo hogar: la curiosa historia de Feyenoord y Sparta
Los inicios fulgurantes del Feyenoord | Foto: Feyenoord Website

El futbol trasciende a otras esferas de la vida. Este hecho innegable hace que distintos equipos de variopintas disciplinas tengan una conexión con sus aficionados que traspasa mucho más allá de los colores e incluso de los valores transmitidos por el deporte.

El fútbol ha sido testigo de un constante detrimento de este sentimiento de apego o identificación. El deporte rey, ya mercantilizado en la actualidad, se ha visto invadido por hombres de negocio que han visto en este deporte la gallina de huevos de oro, aun cortando de raíz cualquier lazo estrechado en la siempre cuestionada relación afición-club.

Holanda, paradigma del liberalismo del centro de Europa cuenta en su federación con diversos clubes que históricamente han representado un estilo de vida e incluso una función social superior al mero logro deportivo.

El Feyenoord, es sin lugar a dudas el prototipo de esta clase de entidades deportivas. El club, popularmente conocido por De Klub van Het Volk (el equipo del pueblo) fue fundado en 1908 en Róterdam, ciudad eminentemente obrera. El club rojiblanco ha pasado por múltiples y variadas situaciones a lo largo de su más de un siglo de historia.

El Feyenoord mantiene una estrecha relación con los orígenes de la ciudad

Los inicios del Feyenoord, originariamente llamado Wilhelmina fueron fulgurantes. El ascenso del club a la primera división en el año 1917 significó la apertura del estadio Kromme Zandweg. Tan sólo necesitaron 7 años más para alzarse con el título de la primera división holandesa, tras haber cambiado nuevamente el nombre del equipo al de Celeritas.

La ciudad de Róterdam, con una amplia tradición portuaria, acogió con los brazos abiertos al exitoso club. La afluencia masiva de aficionados hizo que la directiva de la época se planteara la construcción de un nuevo estadio para satisfacer las necesidades de una afición que crecía por momentos. El arquitecto LC van der Vlugt fue el elegido para efectuar el diseño del nuevo hogar del Feyenoord.

Un estadio oval revolucionario en la época fue el producto final de un arquitecto que vio bautizada su obra el 27 de marzo de 1937.

De Kuip acoge en varias ocasiones partidos de la selección holandesa | Foto: Twitter De Kuip
De Kuip acoge en varias ocasiones partidos de la selección holandesa | Foto: Twitter De Kuip

El estadio fue ocupado años más tarde por las SS nazis durante la Segunda Guerra Mundial. De hecho sirvió para concentrar a los disidentes y miembros de la resistencia política, para después enviarlos a distintos campos de concentración.

Este acontecimiento ha mitificado el hogar del Feyenoord, dotándole de una aura mística que encaja perfectamente con el pensamiento y las ideologías de la comunidad de Róterdam.

Durante esa gris época de la historia de la humanidad, el Feyenoord se exilió al estadio de su vecino y rival, el Sparta de Róterdam. La relación entre ambos clubes es calificada  como cordial y difícilmente traspasa el plano meramente futbolístico.

El tercer equipo de la ciudad, el Excelsior de Róterdam ha servido durante muchos años a modo de club satélite para que los jóvenes canteranos del Feyenoord puedan disfrutar de los minutos que carecen en el gigante conjunto neerlandés. Si bien el club, fundado en el barrio de Feijenoord, representa los valores del proletariado holandés, su eterno rival, el Ajax, se asocia a la clase aburguesada de la ciudad cosmopolita de Ámsterdam. La acérrima y legendaria rivalidad entre ambos conjuntos ha propiciado algunas de las escenas más épicas del fútbol neerlandés. El choque entre ambos, conocido popularmente como De Klassieker levanta pasiones y es uno de los partidos más seguidos a nivel nacional.

La rivalidad entre Feyenoord y Ajax va más allá del aspecto deportivo

De hecho, ambas aficiones evitan referirse al rival por el nombre, haciéndolo por el prefijo telefónico: 010 para los de Ámsterdam y 020 para el Feyenoord.
Esta lucha contrasta pues con la actitud más bien reposada que mantienen entre si los tres conjuntos de Róterdam.

Quince campeonatos de Eredivisie, trece Copas de Holanda, una Copa de Europa y una Copa Intercontinental son algunos de los títulos que descansan en las vitrinas de la entidad de Róterdam.

Henrik Larsson es una de las leyendas del cuadro neerlandés | Foto: Feyenoord Website
Henrik Larsson es una de las leyendas del cuadro neerlandés | Foto: Feyenoord Website

Una grave crisis financiera a principios del siglo XXI significó el alejamiento del Feyenoord del prestigio y estatus al cual pertenece, un estatus que retornó tras proclamarse campeón de la Eredivisie durante la campaña 2016/2017. El éxodo masivo de futbolistas del Feyenoord les alejó de los puestos de cabeza de la tabla. Johan Cruyff, Dirk Kuyt, Van Hanegem, Van der Gijp, Henrik Larsson o Robin van Persie son algunos de los futbolistas que han vestido con honor la camiseta roja y blanca del histórico equipo de Róterdam, un equipo que vivirá el domingo día 29 de abril un nuevo choque ante su vecino y otrora compañero de piso, el Sparta de Róterdam.

VAVEL Logo