El Bayern será finalista de la UEFA Champions League
Imagen vía: @FCBayernES

El Olympique de Lyon dio la sorpresa al eliminar al Manchester City en cuartos de final en una temporada irregular y también atípica de los franceses. Finalizaron la Ligue 1 en séptima posición y no jugarán competición europea la próxima temporada. El OL tiene armas y mecanismos para hacerle daño a un todopoderoso Bayern de Múnich que afrontaba el partido con la moral por las nubes tras golear y humillar al F.C. Barcelona. Y así lo ha demostrado en los compases iniciales del encuentro. Pero en los partidos de esta magnitud y contra un equipo de tal calibre, si perdonas, pagas. 

Ambos equipos han salido con los onces esperados, donde se podría destacar la suplencia de Pavard porqué llega de una lesión, que desplaza a Kimmich al lateral derecho, y como en el partido del 2-8, la titularidad de Perisic en lugar de Coman. 

La puesta en escena del Olympique de Lyon fue apabullante, quince minutos perfectos. Atrás en bloque medio-bajo y buscando con envíos largos a Depay y Toko Ekambi -atacan intérvalos de la defensa del Bayern, casi sempre entre central y lateral- que, ni Boateng ni Alaba podían cortar. Tras varias ocasiones peligrosas, incluso un poste de Karl Toko Ekambi, Gnabry abrió la lata en el minuto 17. Control orientado en la banda derecha, conducción en diagonal y disparo a la escuadra con la zurda. Justo cuando mejor estaba el Lyon, golpe sobre la mesa del Bayern. A partir de aquí, empezó otro partido diferente. 

El Bayern ya dominaba, con Thiago en la primera altura, Gnabry dando amplitud en derecha, Perisic por dentro y Alphonso Davies con capacidad y espacio para llegar por la banda izquierda. Pasada la media hora de partido, Gnabry marcó su segundo gol de la noche y el noveno de la presente Champions League. El conjunto de un héroe llamado Hansi Flick progresaba rompiendo las líneas con mucha facilidad (mala defensa del OL)  y utilizaba las bandas, defendidas por Dubois y Cornet, para crear peligro. 

El ritmo bajó notablemente en la segunda parte, pero aún así, el partido dejó detalles interesantes que hay que comentar. Aouar es un futbolista fantástico: se mueve bien sin balón, y brilla cuando entra en contacto con el balón. Esconde la pelota, atrae, conduce, regatea, crea ventajas... Ryan Cherki, el joven de 17 años nacido en 2003, sustituyó a Marçal, por lo que Rudi García cambió el sistema a defensa de cuatro. El Bayern dominó a través del balón pero soltó el acelerador en la segunda parte, y, realmente, este cambio de dibujo ni benefició ni perjudicó a ninguno de los dos equipos.

Mateu Lahoz anuló un gol a Coutinho en el 79', pero todavía tenía que aparecer Lewandowski para sellar el partido. Centro lateral a balón parado botado por Kimmich (doblete de asistencias) y rematado con la cabeza por el delantero centro polaco. Un gol ansiado porqué ha fallado varias remates a bocajarro durante el transcurso del partido. 

Pavard ha tenido minutos, así pues, es muy probable que sea titular en la final contra el PSG, y Kimmich pasaría al centro del campo, su posición más habitual. La final será el domingo a las 21:00. 

VAVEL Logo