Un baño MVP, muchos penaltis y un gol viral 
Dier le dio el trofeo de mejor jugador al baño. Vía: Instagram oficial de Dier. 

La Carabao Cup nunca deja indiferente a nadie, bien sea por las visitas de grandes clubes de primera división a pequeños estadios con el típico ambiente inglés de fish & chips, o por los enfrentamientos en campos donde las cervezas se tiran con la última tecnología de grifos de llenado interior.

  • Ir al baño es importante

La celebración de los octavos de final de la copa de la liga comenzó con un plato fuerte, nada de entrantes. Tottenham y Chelsea se enfrentaban en un derbi de Londres con viejos conocidos en los banquillos, como Mourinho y Lampard. Los del portugués se defendían en su cancha, esperando su momento (y teniendo en cuenta el partido europeo que jugaban dos días después), pero el momento era de Werner. El alemán anotó el tanto blue en el minuto 19, aunque no le sirvió al Chelsea para estar tranquilo, pues los spurs despertaron en la segunda parte. La nota curiosa la dejó Dier, que tuvo que ir al baño en mitad del choque, y Mou fue a por él tras una contra del Chelsea. Lamela consiguió el premio a la constancia e igualó la eliminatoria, para llevarla poco después a los penaltis. En la pena máxima, casi todos los lanzamientos iban a la derecha de los guardametas, pero no se decidió hasta la última, cuando Mount erró, dejó fuera de competición a su club e hizo que el debut del nuevo guardameta, Mendy, fuera agridulce.

Uno de esos choques más desigualados que se suelen producir fue el Newport County contra el Newcastle. Las urracas tenían en su mano la clasificación mirando las estadísticas, pero en el fútbol no lo es todo. Abrahams anotó a los cinco minutos para los exiles, algo que no igualó el Newcastle hasta el 87’, con Shelvey. Los penaltis se decidieron en el sexto lanzamiento, debido al fallo de Cooper y la anotación de Longstaff, para el pase a cuartos de los magpies.

  • Dos de Manchester y tres de Calvert-Lewin

El siguiente día de partidos deparaba un Burnley contra Manchester City. Los de Turf Moor plantearon un choque dejando el balón a los de Guardiola, como es habitual, y aguantaron muy bien gracias a las paradas de Peacock-Farrell; sin embargo, la calidad de los cityzens se impuso, y con un doblete de Raheem Sterling y el debut anotador de Ferran Torres en los sky blues, lograron el pase a la próxima ronda del torneo.

Durante el desarrollo de la anterior eliminatoria, también comenzó el Brighton & Hove Albion contra el otro Manchester, el United. Los de Graham Potter no se achantaron contra los de Solskjaer, y tuvieron tramos de dominio, pero no lo certificaban con tiros entre los tres palos de Dean Henderson. McTominay, por su parte, abrió el marcador al borde del descanso, y Juan Mata y Paul Pogba acabar con las opciones de las gaviotas en una noche lluviosa en el Amex Stadium.

Otro duelo de nivel que no entraba mal a esa hora de la cena era la visita del West Ham a Goodison Park. Los martillos venían decididos a repetir la actuación contra los Wolves de días atrás en liga (4-0), pero los toffees avasallaron la portería de Randolph desde el inicio. El de siempre en el Everton, Calvert-Lewin puso el 1-0, y cuando se las prometían muy felices, Snodgrass puso las tablas gracias a su gol. El conjunto local respondió a los 10 minutos a través de Richarlison, y Calvert-Lewin, no conforme con un único tanto, anotó dos más para conseguir un hat-trick, llevarse el balón a casa y que la prensa llene con su nombre los titulares de la mañana siguiente.

  • Caños de Benrahma y paradas de Leno

El que saldría en las noticias el jueves de copa sería Saïd Benrahma, quien deleitó a todo el mundo del fútbol con una gran jugada, caño incluido, para marcar un tanto en el partido de su equipo, el Brentford, contra el Fulham. Además de esta ‘delicatesen’, sumó otro gol más, que, junto al de su compañero Marcus Fross, mandaron de vuelta a casa a los de Scott Parker, eliminados por un 3-0 con un rival que conocen de la final de playoffs de ascenso a Premier League.

Otro de los encuentros entre clubes de diferentes categorías (de los pocos a estas alturas del torneo) era el Aston Villa contra Stoke City. Los de Birmingham monopolizaron el balón durante el choque, además de las ocasiones, pero los de Stoke no eran menos a pesar de estar en segunda división. El galés, Sam Vokes anotó el único gol de la eliminatoria para mandar al Stoke City a cuartos de final, con lo que es uno de los dos equipos de fuera de la Premier League en llegar a estos cruces.

El último partido nos reservaba un nuevo cara a cara entre dos muy conocidos últimamente. Liverpool y Arsenal repetían días después en el mismo escenario, Anfield, pero con intereses diferente. Los de Klopp salieron con bastantes cambios, y así dar minutos a los menos habituales, mientras que Arteta puso un once que podría ser el titular, salvo la baja de Aubameyang, que no fue ni convocado. Los porteros dieron un recital durante los 90 minutos reglamentarios, tanto Adrián San Miguel como, especialmente, Bernd Leno. El alemán salvó a los londinenses con siete paradas y envió el partido a los penaltis. Desde los once metros, nadie parecía con ganas de fallar, hasta que Adrián le paró el balón a Elneny. Los reds no aprovecharon y Origi mandó el esférico a las manos de Leno. Finalmente, Wilson erró el lanzamiento y, entre las risas de Pépé y Maitland-Niles, los gunners se aseguraron el pase a cuartos de final de la Carabao Cup y su racha en torneos coperos.

VAVEL Logo