La cima de la Premier sigue en disputa tras el empate de Chelsea y Tottenham
Los dos equipos mantienen rachas invictas tras el empate en Stamford Bridge. Foto: Premier League

El plato fuerte de la jornada. Un derbi londinense. Dos equipos fuertes de Inglaterra, integrantes del Big SixChelsea recibió a Tottenham en el duelo más esperado de la semana 10 de la Premier League. Una función taquillera no solo por la magnitud de los contrincantes, sino por la forma en la que llegaron a este cotejo.

Se trató de un reto entre los dos equipos que arribaron de la mejor forma a esta fecha. Por el lado del local, obtuvieron tres victorias en fila en los últimos tres juegos, y acumularon siete sin perder. Los de Frank Lampard sufrieron sólo una caída en el torneo, en la segunda fecha ante Liverpool.

En el caso del visitante, su racha ganadora era de cuatro partidos en las últimas fechas, incluido el triunfo de oro ante Manchester City. Tottenham llegó a Stamford Bridge luego de ocho juegos invicto, su única derrota fue en la primera fecha ante Everton. Después, los de José Mourinho se fortalecieron, vencieron sin parar (incluido a los dos de Manchester) y dejaron en claro que sus aspiraciones son altas. 

El homenaje a Diego Armando Maradona en la previa. Foto: Premier League
El homenaje a Diego Armando Maradona en la previa. Foto: Premier League

Ambos se midieron con la exigencia de revalidar sus candidaturas. Dos de los mejores equipos del certamen, cada uno con las mejores rachas sin conocer la derrota, cara a cara en un fascinante encuentro con sabor a disputa por el título. Quien ganara, se colocaría como líder del torneo.

Los antecedentes también agregaron condimentos para no perderse este partido. En el refugio de los Blues, los Spurs sólo lograron ganar una vez por Premier League. En la temporada pasada, cayeron en ambos juegos con el Chelsea. Un récord adverso, y qué mejor que intentar revertirlo con Mou, gran conocedor del adversario, en el banquillo. Con elencos estelares de cada lado, y más estrellas que aguardaron por su oportunidad desde la banca, se puso en marcha el cruce más interesante de la jornada

  • Sin superioridad

Con un local protagonista en cuanto a la tenencia de la pelota, y un visitante despreocupado por manejar la posesión, el derbi de Londres tuvo acciones interesantes con dos planteos diferentes. 

Foto: Premier League
Foto: Premier League

La intención del Chelsea por acercarse al arco de Lloris con toques de balón y con la idea de que el partido se juegue en campo rival chocó con el bloque defensivo del Tottenham. Los Blues carecieron de soluciones creativas para dañar la valla visitante. La dependencia en la inspiración de Ziyech o Werner tiene el problema de que si ninguno logra sacar de la galera alguna maniobra mágica, el peligro puede faltar. El alemán casi festeja el primero, pero su definición fue anulada por fuera de lugar. Aparte de aquella ocasión, los de Lampard no pudieron llegar con claridad al área rival. 

El equipo de Mourinho, en cambio, propuso un modo de juego más directo y que pudo haber sido letal. Con orden en defensa, no sólo cuando el local manejó el balón en busca de encontrar un espacio, sino también cuando recibieron contraataques, los Spurs mostraron firmeza para no dejar pasar al Chelsea. Y fue interesante su verticalidad para ir hacia el arco opuesto. Se caracterizaron por generar ataques directos, sin demoras para intentar golpear. Tuvieron audacia para aprovechar la recuperación del balón, pues con pocos toques rápidos el Tottenham llegó al campo contrario y buscó el primero. Édouard Mendy volvió a dar muestras de seguridad en la portería local cuando tuvo que intervenir.

Foto: Premier League
Foto: Premier League

No hubo, sin embargo, situaciones de alto peligro en el primer tiempo. La visita tuvo más facilidad para crear ataques directos, pero no fue claro en la solución. Chelsea tampoco fue productivo con la posesión y tuvo pocas ideas, intentaron con centros al área y algunos remates lejanos, pero sin generar mucho temor. Los 45' iniciales carecieron de claridad y el resultado siguió en cero, aunque la amenaza de ambos lados estuvo latente. 

  • Paridad, pocos espacios y reparto de puntos

El libreto fue similar en los primeros instantes del complemento. Tottenham quedó pegado a su zona, mientras que el local tuvo el control del balón. Con las subidas de Reece James por derecha y Ben Chilwell por izquierda, Chelsea intentó llegar por los costados. En dos ocasiones, Tammy Abraham no pudo concretar los envíos que James le proporcionó desde la derecha. El joven centrodelantero tuvo dificultades y no pudo definir con comodidad en las oportunidades que tuvo. 

Foto: Chelsea FC
Foto: Chelsea FC

No estuvo fino el equipo de Lampard. Hakim Ziyech tampoco pudo aprovechar una gran habilitación de Chilwell, y le costó hallar la respuesta creativa a una defensa bien plantada. A diferencia del primer tiempo, Tottenham tardó en generar peligro, pero mantuvo una solidez en bloque bajo que le cerró los espacios al rival y su valla estuvo protegida. 

Tras el ingreso de Lo Celso, el visitante tuvo más minutos de posesión, en los que intentó penetrar la defensa blue, pero allí los locales también estuvieron firmes y no otorgaron lugares para lastimar.

Mendy y Lloris tomaron protagonismo en los minutos finales, cuando el trámite del partido comenzó a concluir y ambos equipos intentaron apurarse antes de que el reloj marcara el final. 

Foto: Premier League
Foto: Premier League
  • La cima de la Premier sigue disputada

Pero no cambió lo que sucedió durante 90 minutos: dos equipos que supieron cerrar espacios con inteligencia conservaron ese orden y no dieron lugar para una sorpresa final. El derbi de Londres no tuvo ganador y el liderato de la Premier League continúa disputado. Tottenham alcanzó a Liverpool (21 puntos cada uno) y Chelsea quedó a dos unidades de ellos. No es un mal resultado para ninguno de los dos, que en la próxima fecha tendrán importantes desafíos.

Los Spurs jugarán nada menos que el Derbi del Norte de Londres contra su acérrimo rival de toda la vida, el Arsenal; mientras que Chelsea volverá a jugar en casa ante el Leeds de Bielsa. La máxima división inglesa tiene muchos capítulos y emociones por delante, con grandes candidatos a pujar por el título.

VAVEL Logo