Análisis Tottenham 2018/19: equilibrio defensa-ataque y dominio de la posesión
Foto: Premier League.

La Premier League 2018/2019 arrancará para el Tottenham  el próximo 11 de agosto, en un partido en el que se enfrentará al Newcastle. Los de Pochettino, afrontarán esta nueva temporada con un bloque ya consolidado en la máxima categoría del fútbol inglés, pero en el que de momento, no ha llegado ningún refuerzo para dar el salto de calidad que necesita para ser un candidato serio a hacerse con el título de liga. Pese a esto, los spurs cuentan con una plantilla muy equilibrada con grandes jugadores en todas sus líneas que entienden a la perfección la filosofía de juego que quiere transmitir Pochettino, aunque es cierto, que donde flaquea algo el conjunto londinense es en el banquillo, ya que posiblemente no tengan unos suplentes que les permitan ser uno de los principales candidatos a hacerse con la Premier League.

Desde la llegada de Pochettino al Tottenham, el entrenador argentino dejó su sello en el juego del equipo, queriendo el protagonismo con el balón intentando encontrar los espacios en la defensa. Además, en la faceta ofensiva también es un equipo que destaca por su peligro en los contragolpes, aprovechando la velocidad de sus hombres de arriba cuando pueden correr con espacios. El esquema habitual de la temporada pasada fue un 4-2-3-1, con una defensa que daba una salida de balón limpia desde atrás, dos pivotes de contención capaces de recuperar balones y de hacer jugar al equipo, una línea de tres jugadores rápidos y con gran visión de juego y arriba un punta, Kane, el líder del equipo.

Foto: Premier League.

El técnico argentino llegó al norte de Londres en el año 2014, después de haber hecho un gran trabajo con el Southampton, al que clasificó en los puestos de mitad alta de la tabla a los saints y además revalorizó muchos jugadores jóvenes. Anteriormente, había entrenado al Espanyol de la Liga Española, equipo en el que estuvo tres años dejando buenas sensaciones.

Seguridad bajo palos

La portería del Tottenham está formada por Hugo Lloris, Michel Vorm y Paulo Gazzaniga, siendo titular indiscutible el francés, reciente Campeón del Mundo.

Desde su llegada, Lloris ha disputado más de 250 partidos con los spurs, convirtiéndose en uno de los pilares del equipo y capitán. Es un portero con grandes reflejos, buena colocación y seguro, aunque en ocasiones comete errores como el de la reciente final de la Copa del Mundo.

Foto: Premier League.

Vorm no ha tenido demasiadas oportunidades pero cuando ha tenido que jugar ha mostrado ser un portero de garantías.

Gazzaniga parte como tercer portero y tan solo ha disputado un partido, en el que consiguió mantener la portería a cero y fue nombrado hombre del partido.

Contundencia y buena salida en defensa

En defensa el equipo suele mostrarse bastante sólido. Los centrales tienen buena salida de balón y van bien al corte tanto por arriba como por abajo. Además los laterales se implican tanto en tareas defensivas como en ofensivas, dando más posibilidades a su equipo.

Trippier y Davies han sido los dos titulares la pasada temporada y son dos puñales por banda. Son intensos a la hora de defender y suben la banda con rapidez para poner centros peligrosos a sus compañeros.

Alderweireld y Vertonghen son dos centrales experimentados que se compenetran muy bien al conocerse también de la Selección de Bélgica, aunque el primero se perdió varios partidos la temporada pasada por lesión. Ambos son defensores experimentados, corpulentos, van bien por arriba y sacan con criterio el balón jugado.

Davinson Sánchez tiene un gran potencial. Tiene unas condiciones físicas excelentes, va bien al corte y es bueno en el juego aéreo. Es un central con mucho futuro, pero debe corregir algunos errores por precipitarse en sus decisiones.

Foto: Premier League.

Rose, quien ya está recuperado, se disputará el puesto de lateral izquierdo con Davies. El internacional inglés es muy rápido y tiene gran facilidad para llegar al área rival.

Aurier tiene un gran físico, parte como suplente en el lateral derecho y deberá controlar los problemas de disciplina que ha tenido en algunos momentos de su trayectoria.

Walker-Pieters participó en nueve partidos la temporada pasada, alternando tanto el lateral derecho como el izquierdo. El canterano buscará seguir teniendo oportunidades esta temporada.

El centro del campo maneja los encuentros

El estilo de juego del Tottenham pasa por tener unos centrocampistas que muevan bien el balón y que sepan aprovechar los espacios que se abren en la defensa rival, contando con jugadores con gran calidad entre líneas, salida clara de balón y contundencia en el doble pivote.

Dier es un jugador polivalente que puede jugar tanto de medio centro como de central. El joven inglés tiene habilidad para sacar el balón jugado, fuerte en el cuerpo a cuerpo y siempre está bien colocado; además, tiene un gran golpeo.

Dembélé es un futbolista con una gran calidad técnica y una gran habilidad para esconder la pelota. Es un buen regateador y tiene facilidad para conectar con los hombres de arriba.

Dele Alli y Eriksen son probablemente los jugadores con más calidad del equipo y poseen una gran visión de juego. Si el equipo les encuentra entre líneas son capaces de hacer mucho daño a la defensa rival. Alli tiene una gran habilidad para aparecer desde la segunda línea y buen acierto de cara a gol, teniendo además un gran margen de mejora al ser tan joven. Eriksen es el encargado de sacar todos los balones parados. El danés tiene un guante en su pierna derecha y genera un gran peligro en cada centro o disparo lejano.

Foto: Getty Images.
Foto: Getty Images.

Wanyama es un portento físico. La pasada temporada atravesó una lesión y no tuvo continuidad pero si las lesiones le respetan, es un centrocampista muy difícil de rebasar y en el que confía Pochettino, con el que coincidió también en el Southampton.

Lamela y Lucas Moura son jugadores muy desequilibrantes aunque algo irregulares. Son capaces de marcar las diferencias desbordando por banda, aunque el segundo aún no ha encontrado su mejor nivel en los spurs.

Uno de los jugadores más infravalorados del equipo es Heung-Min Son. El de Corea del Sur tiene regate, velocidad, visión de juego y también gol, pero su trabajo suele pasar más desapercibido que el de otros al no ser tan mediático.

Nkoudou no ha demostrado el porqué de su fichaje por los spurs. El desequilibrio que mostró en el Marsella no se ha visto en White Hart Lane y en enero de la temporada pasada se fue cedido al Burnley.

Sissoko es un jugador con una gran potencia y gran zancada para dejar atrás a rivales pero desde que llegó al Tottenham no está contando con todos los minutos que desearía.

Winks es la gran promesa de la cantera spur. El centrocampista inglés ha demostrado tener una gran calidad y Pochettino poco a poco le va dando minutos que está aprovechando para mostrar su habilidad para crear ocasiones de gol.

Kane, el nueve indiscutible

Pochettino suele alinear a un solo punta en los partidos y el titular indiscutible es Harry Kane. Llorente ha contado con algunos minutos y Janssen parece estar fuera del equipo.

Kane es el referente ofensivo del equipo. Pese a su juventud, ya cuenta con varias temporadas en la élite y siendo uno de los máximos goleadores de la Premier League. Es un jugador muy completo, capaz de hacer goles de cualquier manera y desde cualquier sitio y es uno de los mejores nueves de la actualidad.

Foto: Premier League.
Foto: Premier League.

Llorente supone una amenaza aérea para la defensa rival. Pese a no contar con muchos minutos, el español ha asumido bien su rol de suplente y esperará una oportunidad para demostrar su olfato de gol.

Uno de los jugadores con los que parece no cuenta Pochettino es Janssen. El holandés llegó hace dos años, pero no pudo demostrar su nivel con los spurs. Tras analizar la plantilla del Tottenham, este podría ser el once titular para Pochettino esta temporada:

La pizarra del mister
La pizarra del mister
VAVEL Logo