La apisonadora Bielsa
Eze realizando un regate / Foto: Crystal Palace

Este lunes se cerraba la jornada de Premier League en Elland Road, estadio del Leeds United que recibía al Crystal Palace. Los dos equipos no se enfrentaban en Premier League desde la temporada 1997/98 donde perdieron 0-2. El Crystal Palace buscaba una victoria en este escenario para así conseguir las dos victorias de liga ante el Leeds por primera vez en su historia en la máxima categoría inglesa.

El Leeds no rota

Un dato curioso es que el Leeds United ha perdido sus dos partidos jugados el día de la semana lunes, pero eso no es todo, casualmente los dos partidos fueron en casa.

El once con el que partía Bielsa era de lo más común, sin muchas variaciones en comparación con las semanas anteriores, pero eso sí, el delantero español Rodrigo comenzaba el partido una vez más desde la banca.

Por otro lado el Crystal Palace sigue echando en falta a su delantero estrella Wilfried Zaha que esta vez veía el encuentro desde casa.

El partido empezaba movidito con un golpe sobre la mesa de los locales de forma temprana, Jack Harrison movía el marcador en el minuto 3 con un obus que iba directo a la meta de Guaita que no pudo hacer mucho.

Durante los 10 primeros minutos el Leeds era tremendamente superior y tenía el partido completamente controlado sobre todo con mucha seguridad en defensa sin cometer demasiados errores.

Poco después el partido iba bajando su nivel de intensidad, gracias a la seguridad y la consistencia que estaba aportando el equipo local en la defensa. Los hombres de Bielsa estaban concentrados en mantener la ventaja tan temprana que habían conseguido, mientras que los visitantes apretaban para buscar las tablas en el marcador.

La iba a tener Ayew con un pase entre líneas que lo dejaba solo ante Meslier, pero la zaga local se cruzó perfectamente y arrebató la bola de forma limpia al delantero franco-ghanés. El jugador caía al césped pidiendo la pena máxima, pero la jugada ni siquiera fue revisada por el VAR.

Llegaba el descanso y la ventaja era para el Leeds por la mínima. El Crystal Palace iba a salir en la segunda parte para intentar ganar el encuentro, sin duda alaguna tuvo la oportunidad de empatar el encuentro en los últimos instantes de la primera parte, pero los jugadores azulgranas no pudieron materializar sus ocasiones.

Foto: Crystal Palace
Foto: Crystal Palace

Un Palace dominante, pero sin suerte

El Crystal Palace salió en el segundo periodo con ganas de marcar el gol que los metiera de nuevo en la pelea por los tres puntos, pero un error defensivo hizo que Patrick Bamford se encontrara con un balón suelto en el minuto 52 que solo tuvo que empujar para hacer así el 2-0 y dar así un paso hacia la victoria de su equipo.

A partir de este momento, el partido se volvió loco y llegaron las ocasiones para los dos cuados, con la diferencia de que los locales tenían más control sobre su mente e intentaban jugar con algo más de cabeza intentando no cometer errores ni ceder ocasiones que permitieran a los rivales recortar distancias en el marcador.

Minuto 20 de la segunda mitad e iba a entrar Michy Batshuayi sustituyendo al delantero francés  Jean-Philippe Mateta.

La gran intervención de Vicente Guaita ante el tiro de Dallas salvó al Crystal Palace del 3-0 que hubiera sido ya el toque final que los mataría por completo.

A diez minutos del final el partido moría lentamente y nadie parecía con ganas reanimarlo. En el minuto 84 se produjo un grave error en la defensa del Crystal Palace que quiso aprovechar Harrison y anotar su doblete, pero la madera de la meta del español Vicente Guaita se lo impidió.

El partido acabó y los tres puntos se quedaron en casa, el Leeds united empezaba el encuentro con 29 puntos y en la plaza número 11 de la Premier League, pero aún con un partido pendiente de disputarse. Finalmente los de Bielsa suben un puesto en la clasificación adelantando así al Arsenal de Mikel Arteta y posicionándose detrás de equipos como Aston villa o Tottenham.

Sin embargo el Crystal Palace sufrió de nuevo una derrota en liga y ya van 10, la cara de Roy Hodgson lo decía todo, un hombre que ha visto a su equipo perder bajo el control absoluto en una segunda parte llena de imprecisiones.

Finalmente los dos equipos dejan algo que desear, a pesar de la victoria del Leeds los de Bielsa necesitan más profundidad y verticalidad que aporte a su ataque algo más de dinamismo. Mientras que al cuadro visitante se le pide la materialización de los tiros y las oportunidades que tienen a lo largo de los partidos.

Igualmente el partido ha hecho disfrutar a los amantes del fútbol que han podido ver la actuación del jugador del partido Eberechi Eze y los anotadores Harrison y Bamford por parte del Leeds.

VAVEL Logo