Un espectáculo de Messi certifica el pase de Argentina
El combinado argentino continúa invicto ante Ecuador por la competición / Foto: CONMEBOL

Argentina goleó 3-0 a Ecuador y se clasificó a las semifinales de la Copa América. El rendimiento de Lionel Messi fue fundamental para que el combinado argentino se permita soñar con terminar la mala racha en la competición.

La Albiceleste salió al campo con un clásico 4-3-3. Scaloni realizó tres variantes en el armado titular. Lo Celso (recuperado de su lesión) reemplazó a Guido Rodríguez, Nico González entró por el Papu Gómez y Pezzella sustituyó a Cristian Romero que no se recuperó a tiempo de una distensión en la rodilla.

El combinado Tricolor utilizó un 4-2-3-1. Alfaro apostó a un fútbol de contraataque para contrarrestar el poderío rival. El técnico no pudo contar con Moisés Caicedo desde el inicio, ya que arrastra una molestia desde el duelo frente a Brasil.

El Estadio Olímpico de Goiânia fue el encargado de albergar el encuentro / Foto: CONMEBOL
  • Argentina golpeó en el momento justo en la primera parte

El campo de juego era el principal protagonista en los primeros minutos. Los jugadores se resbalaban cuando intentaban proponer en el área contraria. De todas formas, el equipo argentino generaría rápidamente una ocasión a través de Lautaro Martínez que sabría controlar Galíndez.

Argentina era una tromba en el comienzo y salía en busca de abrir el marcador, mientras que Ecuador no se quedaba atrás, apostaba a los balones largos en busca de Enner Valencia y a intentar mantener el dominio del balón para tratar de inquietar.

No obstante, la Albiceleste era el único combinado en generar peligro. Lautaro continúa desequilibrando y tuvo el gol en sus manos pero Arboleda sacó el balón casi sobre la línea. Pezzella contó con una oportunidad en la jugada siguiente, pero el disparo se marchó apenas desviado.

Lautaro Martínez era una pesadilla para la defensa contraria / Foto: CONMEBOL

La selección de Scaloni lastimaba con enorme facilidad. Messi recibió un regalo de la defensa ecuatoriana y en la definición mano a mano, el tiro dio en el palo. De contragolpe, la Tri respondería. Méndez probó desde afuera del área pero Emi Martínez estuvo atento y salvó a su país.

El partido tomaba más ritmo por lo que ambas selecciones buscaban tener el protagonismo. Los ecuatorianos estaban bruscos y cometían duras infracciones a los futbolistas rivales, pero tendrían una chance clarísima para anotar. Un centro envenenado de Estupiñan no pudo ser conectado por Valencia y Mena.

Sobre el final de la primera parte, Argentina lograría abrir el marcador. Messi abrió la defensa rival con un pase para Nico González. Galíndez salió mal y le dejó servido el balón al rosarino que asistió a De Paul para que definiera a placer.

De Paul agradeciéndole el gol a Messi / Foto: CONMEBOL

El arquero ecuatoriano se redimiría y lograría una doble atajada que mantendría a Ecuador con vida. De inmediato, Valencia volvería a perderse una chance enfrente de la portería tras cabecear cruzado un balón.

  • Argentina supo esperar su momento en el complemento

Alfaro decidió meter mano en la alineación e introdujo dos variantes ofensivas. Como sucedió en encuentros anteriores, la Albiceleste retrocedió unos metros en el campo para evitar un posible empate y buscaba dominar la posesión en el mediocampo.

Los argentinos carecían de situaciones ofensivas y varios jugadores se mostraban exhaustos, lo que alarmaba a su entrenador. Lentamente, su rival empezaría a dañarlo con mayor facilidad. A los 58 minutos, una sensacional maniobra de Valencia sería despejada por Emi Martínez en el primer palo.

Messi en acción / Foto: CONMEBOL

El ambiente se caldeaba entre los dos equipos y Sampaio no demostraba ser la autoridad en el campo. Sobre los 64 minutos, un despeja con la cabeza de Nico González casi le dio la igualdad a la Tricolor que contaría con varias oportunidades de pelota detenida.

Méndez lanzó un peligroso centro al área para que Enner cabecee, pero el capitán de Ecuador, estando libre de marca, lo remató fuera del poste izquierdo. Sin embargo, Messi volvía a meterse en partido y complicaría el juego rival. Tuvo un disparo que se le marchó apenas desviado.

La entrada de Di María le aportaría una bocanada de aire fresco al combinado albiceleste que se hacía del dominio de la posesión y le quitaba tiempo a los ecuatorianos. No obstante, Plata se metería en el área y puso nuevamente a prueba al arquero que respondería de gran manera.

A 6 minutos del final, el equipo de Scaloni anotaría un gol fundamental. Di María anticipó un pase en la salida de Hincapié y le cedió el balón a Messi que metió una gran asistencia para Lautaro Martínez que batiría la red con contundencia.

La Tri quedó devastada y dejaría de atacar. Una infracción al jugador del PSG detendría el juego por unos instantes y el árbitro cobraría tiro libre en lugar de un penal. Messi no defraudaría y anotaría un golazo que certificaría la goleada.

La Pulga se aproxima a ser el máximo anotador histórico en selecciones sudamericanas / Foto: CONMEBOL

Argentina logró una victoria importante que profundiza su gran momento futbolístico. Llegó a la cifra de 18 partidos sin conocer la derrota y sumó su cuarta victoria consecutiva. El martes enfrentará a Colombia en busca de un pasaje a la final. Ecuador se queda con las manos vacías y volverá a la competición en septiembre buscando clasificar al próximo Mundial de Fútbol.

VAVEL Logo