Ecuador empató y se clasificó a cuartos
[email protected]

En la previa de este encuentro, Brasil venía a ser el favorito de todos por obtener un rendimiento más que excelente en sus partidos anteriores. A este duelo, habían llegado con 9 tantos y 9 goles a su favor.

Por otro lado, llegó un Ecuador con bastantes inquietudes pero con la ilusión siempre presente. Los dirigidos por Gustavo Alfaro, se presentaron en el estadio Olímpico Pedro Ludovico a matar o morir... a todo o nada.

Ecuador dio una clase magistral de fútbol y se llevó el empate

En los primeros minutos del encuentro, se pudo ver un Brasil bastante organizado a la hora de atacar. El sistema ofensivo utilizado fue el pase profundo tratando de alcanzar a los laterales y/o carrileros con el objetivo de penetrar la defensa rival. No obstante, a la hora de jugar desde el fondo, los de Brasil estuvieron bastante flojos y tuvieron una serie de perdidas.

Dichas perdidas se deben a que el sistema de ataque propuesto por Ecuador era básicamente presionar la salida y que sus rivales tuviesen errores para así aprovecharlas y lograr llegar al arco de Alisson Becker. Por otro lado, a la hora de defender, los ecuatorianos propusieron un bloque defensivo de dos líneas de 4 y otra línea de 2 evitando así el ingreso de los delanteros rivales a su área.

Luego, ambos conjuntos tuvieron sus primeras llegadas. Primero fue Enner Valencia quien vio adelantado al arquero brasilero y por eso decidió realizar un remate de larga distancia, el cual, culmino arriba del travesaño. Posteriormente a esto, Lucas Paquetá es quien mete un zurdazo desde fuera del área y el balón termina en las manos de Galindez.

Al no encontrar espacios por dentro, ambas selecciones optaron por utilizar a sus laterales. Tal fue así, que hubo dos llegadas para cada equipo desde los costados. La única excepción fue un nuevo remate de Paquetá, el cual se va desviado por un defensor ecuatoriano. A partir de esto, el encuentro no tomó un rumbo ofensivo. Esto se debió a que ambos conjuntos comenzaron a medirse para tratar de encontrar algún hueco defensivo por donde entrar.

Tras tropezarse con un muro ecuatoriano, los brasileros nunca lograron perforarlo. No obstante, el primer tanto llegaría a los 37 minutos con un balón parado, el cual fue conectado con un cabezazo increíble de Eder Militão quien la mando al fondo del arco de Galindez. Con este gol, el país anfitrión bajo su ritmo de juego, mientras que su rival hizo todo lo contrario. Comenzaron a controlar y manejar el balón y las presiones altas fueron mucho más constantes que al principio del partido.

A pesar de que Ecuador trato de lograr la igualdad con algunas jugadas no tan peligrosa ninguna de ellas fue terminada y por eso las selecciones se fueron al descanso con el marcador a favor de Brasil.

El comienzo del complemento fue totalmente ecuatoriano. La tricolor dejó en el pasado el gol del primer tiempo y se centró asfixiar a los brasileros. Es así como, con varias ocasiones, Ecuador estuvo muy cerca de marcar la igualdad. Con los ataques de Angelo PreciadoEnner Valencia, lograron asustar al arquero Alisson. Posteriormente a estos remates, Ángel Mena es quien manda el esférico al fondo del arco brasilero para lograr así empatar el enfrentamiento.

Consecutivamente al 1 a 1, la tricolor hizo lo imposible. Logró encerrar a su rival en su propio campo y estuvieron varios minutos bombardeando el área rival con centros y varias acciones a balón parado. Esta situación nunca fue vista en lo que va de la Copa América, ya que los brasileros siempre fueron superiores a su rival. En este encuentro, los roles se invirtieron. Los ecuatorianos eran los dominantes y la “verdeamarela” se defendía.

A partir de esto, las selecciones comenzaron a bajar su ritmo futbolístico. Hubo muy pocas ocasiones de peligro, pero se disputaron el control y el manejo de la pelota. La única oportunidad de gol la desperdició Vinicius Juniors, quien no logra conectar bien el balón y se lo perdió debajo del arco ecuatoriano. A pesar de que el empate les servía, los de Alfaro comenzaron nuevamente a realizar la presión alta en los últimos minutos del encuentro. No obstante, el cansancio físico les jugó en contra y dichas acciones no tuvieron el efecto positivo que si lograron en el primer tiempo.

Finalmente, ambos conjuntos tuvieron algunas ocasiones para lograr la diferencia, pero nunca lograron culminar ninguna de estas y el encuentro finalizó con el marcador 1 a 1 y así cerraron sus respectivas actuaciones en la fase del grupo de esta Copa América 2021.

Brasil a la espera de Chile o Uruguay

Tras finalizar como único líder del grupo B, los dirigidos por Tite, se clasificaron a los cuartos de final y esperaran a su rival de la siguiente ronda, los cuales pueden ser Uruguay o Chile dependiendo los resultados que se den en el grupo A en los próximos días.

 

 

VAVEL Logo