Finalmente se ha confirmado una noticia que iba a darse más tarde o más temprano, ya que el entrenador italiano Walter Mazzarri (1 de octubre de 1961, San Vincenzo, Italia) ha sido cesado por parte del club del sur de Italia, que comunicaba la decisión a través de sus canales oficiales en la tarde-noche de este lunes, nombrando inmediatamente a su sustituto.

De forma provisional va a ser el también italiano Francesco Calzona (24 de octubre de 1968, Vido Valentina, Italia), que va a tener que dirigir al equipo en el partido de este miércoles en Liga de Campeones ante el FC Barcelona.

Anuncio de Francesco Calzona como entrenador del Nápoles: X del SSC Napoli
Anuncio de Francesco Calzona como entrenador del Nápoles: X del SSC Napoli

Un paso irregular y lleno de dudas

Con el despido de Mazzarri y el nombramiento de Calzona, este va a ser el tercer entrenador que va a tomar las riendas del banquillo de un Nápoles que no es ni la sombra de lo que fue la campaña pasada, pues ni Rudy ni el entrenador transalpino han sabido suplir la marcha de Spalletti, cuya sombra es muy alargada en Nápoles.

Y es que si miramos las estadísticas, el balance es muy negativo, pues desde el 25 de noviembre de 2023, día del primer partido de Mazzarri, el Nápoles ha cosechado 8 derrotas, 3 empates y 6 victorias en 17 partidos sumando todas las competiciones.

Estos datos hacen ver la floja campaña del equipo azzurri, que vaga por la mitad de la tabla a 5 puntos de Europa y desempeñando un juego pobre y aburrido en donde sus estrellas no han podido resolver los encuentros.

Mazzarri sentado en el banquillo/ Corriere
Mazzarri sentado en el banquillo/ Corriere

El descanso de los horrores

Pero lo que ha colmado la paciencia de Aurelio De Laurentiis es el último episodio ocurrido entre Mazzari y Ostigard este pasado sábado en el descanso del encuentro ante el Genoa, donde el central noruego mostró su descontento por ser sustituido en la media parte, algo que provocó el enfado del entrenador italiano. Esto desató un episodio de tensión que requirió de la intervención del presidente de la entidad napolitana, que se vio obligado a bajar al vestuario para calmar los ánimos.

Como es lógico, este hecho cayó muy mal en la directiva del club, pues después de esto la figura del entrenador perdía casi toda su credibilidad y podía provocar la división del vestuario, lo que hubiese repercutido en el rendimiento del equipo no solo en el partido de Champions, sino para toda la temporada.

Ostigard en un partido de esta temporada/ Cacio mercato
Ostigard en un partido de esta temporada/ Cacio mercato

Ahora el papelón le cae a Calzona

Después de todo lo que ha pasado esta campaña en la ciudad del sur de Italia, le toca a Francesco Calzona pagar los platos rotos, pues va a coger el equipo en una situación utópica.

Además de cogerlo en un momento complicado, tanto anímico como deportivo, va a tener su debut con apenas una sesión de entrenamiento y teniendo que jugar una eliminatoria de Champions que sin duda es la más pareja de todas las llaves, pues en frente tendrá a un equipo idéntico al Nápoles como el Barça, que si no está como los napolitanos, es por el nombre del entrenador y porque individualmente es mejor equipo.

Trayectoria de Calzona en los banquillos

Esta no es la primera experiencia del entrenador italiano, pues ya ha dirigido a la selección de Eslovaquia entre septiembre de 2022 y noviembre de 2023, donde disputó 14 encuentros donde logró 7 victorias, 4 empates y 3 derrotas, teniendo en cuenta que la eslovaca no es una de las selecciones más potentes.

A partir de ahí ha formado parte del cuerpo técnico del Nápoles, hasta el día de ayer, en donde se coloca como entrenador interino a la espera de si la directiva azzurra busca algún sustituto o por el contrario prefiere apostar por el entrenador transalpino lo que resta de temporada.

Futuro incierto en el Diego Armando Maradona 

Lo que se puede sacar en claro de esto es que la estabilidad en Nápoles brilla por su ausencia, pues cuando un equipo tiene de momento tres entrenadores es síntoma de un futuro lleno de dudas y donde no hay un rumbo claro exactamente lo que le ocurre a los napolitanos.

Y es que todavía son muchas las incógnitas pues no se sabe cómo va a responder el equipo a este repentino cambio de entrenador, si los métodos y la forma de jugar que quiere implantar Calzona van a funcionar y, lo más importante, que todavía no está claro si este va a ser él la apuesta por parte de De Laurentiis hasta final de temporada o va a buscar un entrenador un poco más experimentado.

En resumen, muchas preguntas y dudas y una única respuesta posible: el tiempo.

Aurelio De Laurentiis/ El Mundo
Aurelio De Laurentiis/ El Mundo