El Manchester United sufre de más para meterse en semifinales

El Manchester United venció en casa (2-1) esta pasada noche al Anderlecht de Bélgica en el partido de vuelta correspondiente a los cuartos de final de la Europa League, aunque tuvo que llegar al extremo de la prórroga para definir la serie.

El Manchester United sufre de más para meterse en semifinales
Foto: Manchester United
Manchester United
2 1
Anderlecht
Manchester United: Romero; Bailly, Rojo (Blind, min. 23), Shaw, Valencia; Carrick, Pogba, Lingard (Fallaini, min. 60); Rashford, Mkhitaryan, Ibrahimović (Martial, min. 91).
Anderlecht: Martínez; Mbodji, Spajić, Appiah, Obradović; Dendoncker, Tielemans, Hanni (Stanciu, min. 64); Chipciu (Bruno, min. 64), Acheampong, Teodorczyk (Thelin, min. 79).
MARCADOR: 1-0, min. 10, Mkhitaryan. 1-1, min. 32, Hanni. 2-1, min. 107, Rashford.
ÁRBITRO: Undiano Mallenco (ESP). Amonestó a Tielemans (Min. 11) y Appiah (Min. 97).
INCIDENCIAS: Partido entre el Manchester United y el Anderlecht por la vuelta de los cuartos de final de la Europa League. Se disputó en Old Trafford.

En una jornada inédita de Europa League, Old Trafford fue el escenario que acogió el duelo de vuelta de una serie que desde lo exterior se veía muy dispareja: Manchester United y Anderlecht. El equipo belga necesitaba ganar o empatar por más de dos goles para avanzar, y salió con ese objetivo en mente hasta que las piernas no dieron para más, mientras que a los locales les bastaba un empate sin goles para avanzar, cosa que eventualmente hicieron a partir de una victoria (2-1) con más suspenso que gloria.

En el duelo de ida en Bélgica, el Manchester United fue netamente superior a los locales, pero la falta de acierto de cara al gol y la suerte de los belgas terminó por dar como resultado un empate a un gol que el propio Mourinho reconoció como injusto futbolísticamente. 

El partido inició con un ritmo sostenido, y rápidamente al minuto 10 los "diablos rojos" se adelantaban (1-0) en el marcador gracias a un contraataque que culminó con un pase de Rashford desde el costado izquierdo a Mkhitaryan, quien controló el balón en el área y soltó un potente remate de derecha que se coló entre la estirada del portero rival y su primer poste. 

Foto: Manchester
Foto: Manchester United

Tan solo dos minutos más tarde, los hombres de Mourinho pudieron aumentar la ventaja por intermedio de Pogba, quien cabeceó un balón proveniente de un tiro de esquina, pero que finalmente fue atajado de manera milagrosa por el arquero Martínez, con una estirada casi tocando el travesaño. Al minuto el segundo gol pudo consumarse pero nuevamente Martínez realizó otra gran estirada tras un remate de Lingard desde la izquierda del área, colocado al ángulo superior derecho del arco. 

Los rivales, sin embargo, no se quedaron atrás, y comenzaron a adelantar las líneas. Al minuto 22 vieron los primeros frutos del empuje cuando Acheampong quedó mano a mano frente a Romero en la izquierda de su área tras haberle robado un rebote a Bailly y Rojo, pero no logró capitalizar porque su remate fue ligeramente desviado por Romero al tiro de esquina.

Diez minutos más tarde (32'), los belgas lograron fijar en 1-1 en el marcador en una jugada accidentada: el joven Tielemans sacó desde las inmediaciones del área un remate rastrero que pegó en un defensa y terminó haciendo una parábola para vencer a Romero y pegar en el travesaño, quedando casi muerto en la zona chica donde hubo una pequeña carambola entre dos jugadores de cada equipo, hasta que Hanni logró empujarlo con un remate a la esquina izquierda del arco.

Así iba a culminar el primer tiempo, con un Anderlecht amenazante que se estaba animando para llegar al área de Romero, y con un United que parecía enfocado en controlar el balón.

El inicio de la segunda parte fue como el final de la primera: los belgas siguieron apostando a la salida rápida y con toques cortos para generar peligro en tanto que los "diablos rojos" intentaban dominar el balón y, a partir de esto, controlar el partido. Un par de llegadas de peligro para cada equipo pudieron decidir la suerte del partido en los 90', pero ninguno tuvo la capacidad para concretar.

Al minuto 72', el sueco Ibrahimović tuvo quizás la ocasión más clara en toda la segunda mitad, luego de quedar mano a mano frente a Martínez tras un balón de rebote, pero su remate se vio bloqueado por el pie derecho del arquero en una estirada milagrosa. 

Foto: Manchester United

En los últimos 15 minutos, los jugadores del Anderlecht se vieron metidos en su propio arco por la presión del Manchester, que amenazó con varias llegadas pero sin tener efecto ninguno. El tiempo regular culminaba y el partido se iba a la prórroga.

El primer tiempo extra fue todo para los locales, con unos rivales ya desgastados y pensando más en los penales, pero al igual que en el tiempo reglamentario, los dirigidos de Mourinho no alcanzaron a sentenciar las ocasiones que tuvieron. Paul Pogba sí consiguió hacerlo al minuto 100 con un remate de cabeza en el área chica tras un acomodo aéreo de Fellaini, pero su gol fue correctamente anulado por una falta de su compañero belga.

En el inicio del segundo tiempo extra, sin embargo, las cosas se verían definidas. Un remate rastrero de Rashford dentro del área tras un pase de Fellaini terminó por colearse, al igual que en el primer gol, entre el palo izquierdo del arco y la mano de Martínez, quedando así definido el partido (2-1), a pesar de las consecuentes llegadas del United, ya por inercia que por necesidad, y de un par de ataques sin mayor peligro por parte de los belgas. Así culminaba el partido tras 120 minutos.

Vía directa del United para regresar a la Champions 

Los red devils alcanzan así las semifinales y ahora la competencia adquiere mayor significación para Mourinho, dentro de sus aspiraciones de regresar el club a la Liga de Campeones de forma directa. Considerando los rivales (Celta de Vigo, Olympique Lyon y Ajax), es un hecho que los ingleses tienen la mejor plantilla de las cuatro, y han demostrado superioridad en esta competición, por lo que tienen altas probabilidades de acceder a la final y quedarse con el título.

El día de mañana conocerá su rival a vencer en la siguiente fase, y podrá entonces volver a la acción de la Premier League para prepararse de cara a las semanas finales de la temporada, y decantarse definitivamente por una de las dos competencias que disputa para poner en ella su máximo empeño.