El Granada silencia Anoeta
Foto: Baldomero.

La Real Sociedad ha visto cómo se dejaba dos puntos en el encuentro contra el Granada tras ir por delante en el marcador toda la segunda mitad. Los donostiarras se adelantaron en el marcador en el minuto nueve por medio de Agirretxe, pero El-Arabi en el quince volvió a establecer las tablas en el marcador. Al filo del descanso, el delantero realista volvió a adelantar a los de Montanier y, tras un segundo tiempo en el que la Real no supo matar el partido, el Granada consiguió igualar el marcador en el noventa y dos.

Montanier era consciente de lo que se jugaba su equipo en este encuentro, por lo que sacó a toda su artillería. Con la única baja de Illarramendi en su once inicial, sacó un centro del campo formado por Markel, Griezmann; Vela, Prieto y “Chory” Castro. Este atrevimiento permitió a su equipo adelantarse muy pronto en el marcador pero, a su vez, dejar muchos espacios atrás. Tras un gran remate de Agirretxe a centro de “Chory” Castro, el partido se  puso de cara para los donostiarras.

Dominio realista desde el inicio

Y es que el inicio del encuentro fue bueno para los de Montanier. Dominaban la posesión y las ocasiones eran suyas, pero al cuarto de hora de partido El-Arabi estableció la igualada. Sin embargo, el partido no cambió de guión. La Real Sociedad seguía buscando el gol mientras el Granada esperaba en su campo y salía en cuanto tenía ocasión.

En el minuto cuarenta y cuatro, tras una gran contra realista, Agirretxe remató con el pecho un gran centro de Vela. Así se llegó al descanso de un partido que parecía que iba  a ser para los donostiarras.

Sin embargo, la segunda mitad no acabó igual. A pesar de comenzar con el mismo guión, poco a poco el equipo de Montanier se fue diluyendo. No metía las ocasiones que tenía y el Granada se fue en busca del gol del empate. Montanier, consciente de ello, movió ficha y sacó a Ifrán en lugar de “Chory” Castro. Posteriormente, salieron Estrada por Vela y Cadamuro por un renqueante De la Bella.

Empate final

Quizás aquí estuvo el fallo del entrenador. Con un resultado favorable, dejó en el banquillo a dos pivotes puros como Zurutuza y Pardo y dejó a Griezmann junto a Markel Bergara, y el equipo sufrió en el centro del campo. El Granada dispuso de más de una ocasión para empatar y fue en el noventa y dos cuando, por medio de Recio, empató el partido.

El encuentro acabó en tablas, dejando una gran decepción en Anoeta y dando una gran alegría  los granadinos. La Real Sociedad ha perdido los cinco puntos de ventaja que tenía sobre el Valencia tras la victoria sobre el conjunto de Valverde, y ahora solo cuenta con el punto de más que le da el golaveraje particular. A falta de doce puntos, se antoja vital no volver a fallar dado el gran momento de forma de los chés. Se presenta un final de temporada apasionante, que supone un gran reto para una joven generación de futbolistas.

VAVEL Logo