Resumen temporada 2012/13 del Granada CF
(Foto: Antonio L. Juárez / VAVEL).

El balance de la temporada 2012/2013 para el Granada CF ha sido positivo, pues ha alcanzado el objetivo de permanecer un año más en Primera División. Y será ya la tercera campaña consecutiva que continúe en la máxima categoría del fútbol español. El equipo rojiblanco, entrenado al principio de esta temporada por Juan Antonio Anquela, tuvo un inicio de Liga con un calendario complicado, que provocó que no lograra sumar la primera victoria hasta la sexta jornada, aunque los dos primeros partidos jugados en el estadio Nuevo Los Cármenes consiguieron sendos empates. Así, el primer partido liguero del Granada CF fue un lunes 20 de agosto, en Vallecas frente al Rayo Vallecano, y dejó la primera derrota para los rojiblancos. Fue por la mínima (1-0), con un gol de Tashorras de falta, encajado en los últimos minutos. Los granadinos fueron dueños de la segunda mitad, pero estuvieron desacertados, uno de los principales problemas que han tenido a lo largo de la temporada. En el primer partido en casa, el de la segunda jornada, se enfrentó al Sevilla y logró un meritorio empate a uno, con un gol de Mikel Rico, que aprovechó el rechace de un penalti fallado por Siqueira. Algo inhabitual en el brasileño, que se ha convertido en un especialista desde los once metros. Seis goles de penalti ha marcado esta temporada.

En la tercera jornada los rojiblancos horizontales tuvieron que visitar a uno de ‘los grandes’, el Real Madrid de José Mourinho, con el que perdieron por 3-0. Después recibió al Deportivo de La Coruña, un equipo que finalmente se postuló como uno de sus rivales directos en la lucha por la permanencia. Ante los coruñeses consiguieron empatar a uno, por medio de Floro Flores, uno de los ‘fracasos’ en el mercado de fichajes, pues el delantero no estuvo a la altura de las expectativas que generó. Floro Flores se marchó en el mercado de invierno, después de recibir un expediente disciplinario por parte del club rojiblanco.

En la quinta jornada acudieron al Camp Nou para medirse a un FC Barcelona entrenado por Tito Vilanova, que ganó por 2-0. El Granada le plantó cara al que finalmente ha sido campeón de Liga y fue destacada la actuación del portero Toño, que evitó una posible goleada de los azulgranas.

La primera victoria granadinista de la temporada llegó en la sexta jornada, cuando venció al Celta de Vigo en el Nuevo Los Cármenes. El resultado fue de 2-1, con goles de Siqueira y Torje. Encadenó una segunda victoria en el siguiente partido contra el Mallorca, al que venció 1-2. Entonces se estrenó como goleador el delantero El Arabi y también anotó Torje. Después llegaron tres derrotas consecutivas frente a Zaragoza (1-2); Levante (3-1) y Athletic Club de Bilbao (1-2). La primera de ellas en Los Cármenes, donde finalmente el club llegó a un acuerdo con el Ayuntamiento de Granada para que continuara utilizando las instalaciones. Los goles granadinos en estos tres encuentros los anotó el marroquí El Arabi, que ha terminado finalmente la temporada anotando ocho goles. Fue ante el Athletic Club de Bilbao cuando volvió a jugar con el Granada el balear Dani Benítez, que cumplió tres meses de sanción por lanzar al colegiado Clos Gómez una botella al final del penúltimo partido de Liga de la temporada anterior, contra el Real Madrid.

El Granada de Anquela se sobrepuso a esas tres derrotas consecutivas y logró en la siguiente jornada la tercera victoria de la temporada hasta aquel momento, y la segunda fuera de casa. Fue ante el Real Betis de Pepe Mel, por 1-2, con goles de Torje y Mikel Rico, quienes se aprovecharon del mal partido de los verdiblancos.

Atlético de Madrid y Valladolid fueron los siguientes rivales a los que se midió el Granada y con ambos perdió: 0-1 en casa con los colchoneros y 1-0 en su visita a Valladolid. En la décimo cuarta jornada recibieron al Espanyol, con el que empataron a 0. Un partido en el que demostraron una vez más la falta de pegada, uno de los principales problemas esta temporada. 

La primera goleada encajada llegó en La Rosaleda contra el Málaga CF. Los de Pellegrini anotaron un 4-0, en un partido en el que el Granada tuvo poca reacción y demasiados fallos de cara a gol. Y tampoco anotaron en la siguiente jornada, en la que recibieron a la Real Sociead, aunque el resultado fue de empate (0-0).

Importante victoria consiguieron frente a Osasuna (1-2), pues los de Mendilibar han sido uno de los equipos con los que se han disputado la salvación este año. Pero era la cuarta en diecisiete jornadas disputadas. Un mal bagaje para el equipo granadino que, sin embargo, cerró el año fuera de los puestos de descenso, en decimoquinta posición.

El equipo granadino se reforzó en el mercado invernal con la llegada del delantero Carlos Aranda, del Zaragoza, y Diego Buonanotte, del Málaga CF. También llegaron en condición de cedidos el centrocampista José Recio, del Málaga CF, y Nolito, del Benfica. Causaron baja Fabián Orellana, quien regresó al Celta; Darwin Machís, cedido al Guimarães B; Jaime Romero, cedido al Orduspor turco, y Antonio Floro Flores, que se marchó al Génova.

En el primer partido del año 2013, el de la jornada décimo octava, perdieron en Valencia (1-2), en un partido en el que los granadinos sufrieron una expulsión injusta de uno de sus referentes durante toda la temporada, el centrocampista Mikel Rico. Finalmente el Comité de Apelación le retiró la segunda amarilla que supuso la expulsión del medio vasco y pudo jugar contra el Getafe. En esa visita empataron a dos, con dos goles de penalti de Guilherme Siqueria- el segundo en el último minuto-, que le valieron al Granada para salir de los puestos de descenso. La siguiente jornada dejó una victoria en casa contra el Rayo (2-0), que parecía ‘dar oxígeno’ a un entrenador cuestionado, más por la grada que por la dirección del club. Pero en la jornada vigésimo primera, los rojiblancos perdieron 3-0 con el Sevilla. Esta derrota provocó el cese del entrenador Anquela. Y le sustituyó el granadino Lucas Alcaraz, quien abandonó el banquillo del Aris de Salónica griego. Con este club heleno tenía una cláusula en su contrato por la cual quedaba libre si algún equipo español le hacía una oferta y él quería aceptarla. El técnico fichó por el Granada CF, donde ya estuvo como entrenador durante tres temporadas: de la 1995/96 hasta la 1997/98.

El Granada de Alcaraz

El debut de Alcaraz al mando del Granada CF se produjo el 2 de febrero de 2013, en la jornada 22, y no pudo tener mejor resultado contra uno de los grandes de la Liga: el Real Madrid. Los rojiblancos vencieron 1-0, con gol en propia puerta de Cristiano Ronaldo, quien remató de cabeza intentando despejar un córner botado por Nolito. A esta victoria se sumó la del siguiente partido frente al Deportivo de La Coruña (0-3), importante frente a uno de los rivales directos por la salvación, que finalmente acabó descendido a Segunda División.

El tercer partido de Alcaraz como entrenador granadinista fue frente al FC Barcelona, que visitó el Nuevo Los Cármenes a mediados del mes de febrero, y que sufrió para llevarse la victoria (1-2). Pero apareció en el encuentro el mejor jugador del mundo para marcar las diferencias: Leo Messi, quien anotó los dos tantos azulgranas.

En las tres siguientes jornadas el Granada se enfrentó a rivales directos: al Celta en Balaídos, al Mallorca en casa y al Zaragoza en La Romareda. En los dos primeros perdió -por 2-1 con los vigueses y 1-2 con los baleares, en el último minuto de partido-  y contra los aragoneses empataron a cero, en un encuentro en el que de nuevo demostraron su falta de acierto.

Contra el Levante en casa también sumaron un punto, tras empatar a uno, en un partido en el que merecieron más. Después llegaron tres derrotas consecutivas: contra el Athletic Club de Bilbao (1-0) y por duras goleadas frente al Betis (1-5) y el Atlético de Madrid (5-0). Tras esto, el cuerpo técnico y la directiva del club decidieron que la plantilla se marchara a una concentración de tres días en Marbella, para entrenar allí y ‘hacer piña’. Y parece que dio sus frutos, pues en el siguiente partido frente al Real Valladolid, el equipo mejoró mucho en actitud y mereció más que el empate a uno final. La semana siguiente de nuevo acudieron a Marbella, y en el partido frente al Espanyol consiguieron tres puntos de oro en Cornellá-El Prat, gracias a un golazo de Nolito, quien lanzó de manera magistral una falta directa.

En el partido de la jornada 34 contra el Málaga, el equipo rojiblanco volvió a demostrar su deseo de alcanzar la permanencia y se aprovechó de un débil partido del conjunto malacitano para vencerles por 1-0. Ighalo se convirtió de nuevo en el salvador del equipo, como ya lo fue en el ascenso. La siguiente cita liguera fue contra la Real Sociedad, que luchaba por mantener la cuarta plaza y que finalmente alcanzó, por lo que jugará la previa de la Champions. El Granada CF no se amedrentó frente al conjunto dirigido por Montanier, que ha practicado un gran fútbol durante la temporada. En el último minuto logró empatar (2-2) por medio de Recio. Un punto de oro que daba la salvación ‘virtual’ a los de Alcaraz.

El partido de la 36ª jornada frente a Osasuna, era una final para los rojiblancos. La aficición nazarí como siempre no falló y el Nuevo Los Cármenes presentó un lleno total. El Granada acabó goleando a Osasuna (3-0) – tantos que anotaron El Arabi, Siqueria, de penalti, y Buonanotte- y les permitió alejarse seis puntos de los puestos de descenso.

Fue en Mestalla donde el equipo entrenador por Alcaraz logró matemáticamente la salvación. Fue una derrota dulce, porque pese a caer por 1-0, los malos resultados de Deportivo, Celta, Mallorca y Zaragoza provocaron que los rojiblancos certificaran su presencia en Primera División para la próxima temporada.

En la última jornada, cuatro equipos luchaban por salvarse, mientras que el Granada ya tenía ‘los deberes hechos’ y recibió al Getafe en casa con total tranquilidad. El partido sirvió de homenaje para el capitán del equipo, Manuel Lucena, que jugó como titular y que pudo haber disputado el último encuentro con la camiseta rojiblanca, después de haber jugado en todas las categorías con el club granadino.

VAVEL Logo