Chuli, noveno jugador onubense que debuta con el Betis en Liga
Chuli, noveno onubense en la historia del club. | Foto: EFE

Domingo 25 de agosto de 2013. Segunda jornada del Campeonato Nacional de Liga. Transcurría el minuto 60 de partido, cuando Pepe Mel, técnico del Real Betis decide sustituir Jorge Molina y dar entrada a Chuli. El onubense tendría por delante sus primeros minutos con la camiseta de las trece barras en Liga, ya que debutó en competición oficial, el pasado jueves en tierras checas.

El Celta se adelantaba en el marcador con dos goles forjados a base de corazón que hacían del conjunto heliopolitano un muñeco de trapo a merced de los gallegos. Rubén Castro recortó diferencias a escasos minutos del descuento que avivó el ímpetu del Betis hasta el final. Un final que bien pudo cambiar Chuli, si el destino, el azar y el acierto hubiesen querido alojar su disparo en las redes marchitas del área gallega. Finalmente su golpeo cargado de ilusión y fuerza acabó estrellándose en el travesaño, esfumando así cualquier posibilidad de puntuar.

Reflejo de su debut con el Real Betis, el delantero albiazul se suma a una corta lista de jugadores de la vieja Onuba que desembarcaron a golpe de remo en la historia del Real Betis Balompié.

Chuli: éxodo, retorno y Real Betis

A la orilla de las tres carabelas nace Huelva, territorio de brisa que mece la infinidad del océano Atlántico bajo la majestuosa presencia de una luz inigualable. Desconocida para muchos, imprescindible para unos pocos, guarda a sus espaldas la fé descubridora de Cristobal Colón y Alonso Sánchez, enigmáticos personajes que estamparon su firma en la inmensidad del tiempo.

En el plano deportivo, pionera. La incipiente mentalidad británica de la época trajó consigo a la capital el aterrizaje del cricket y tenis, pero sobre todo ‘foot-ball’, mucho fútbol. Medidor de tristezas y alegrías es el deporte rey nacional que alberga sentimientos inexplicables.

Esa Onuba, cuna del balompié, vio nacer hace 22 años a Manuel Jesús Vázquez Florido, más conocido como Chuli. Desde muy temprano, el futbolista se contagió de fútbol, destacando por encima del resto. En el Santa Marta AD, equipo amateur de la localidad, dio sus primeros pasos como futbolista, donde estuvo cinco años. Poco después, llamó la atención del Sevilla FC, conjunto con el que realizaría la pretemporada, pero el jugador decide no enrolarse con los rojiblancos y retorna a Huelva.

En el Recreativo destaca en la Nike Cup, donde anotó 7 goles, pero al término del campeonato de cadetes, pone rumbo a Barcelona para jugar en las filas del RCD Espanyol. Corría la temporada 2006/07 y en el conjunto perico brilla y deslumbra marcando la cifra de 49 goles, que le permitirían ir con la selección andaluza al campeonato de España y con la Selección Española sub-16 a Alemania.

Tras su periplo por la ciudad condal regresaba a su Huelva natal, y es que el jugador deseaba jugar en el Recre “estuviera donde estuviera”. Los goles con el filial le abren la puerta del primer equipo, con el que acabaría jugando al término de la temporada 2011/2012.

Al siguiente curso llegaría su esplendor en la élite, su cénit futbolístico hasta el momento. Parte de inicio con el Recreativo de Huelva, bajo el brazo de Sergi Barjuan. Liderado por una zurda que atesora desborde y olfato pasea por los campos de Segunda División goles y goles, que iban despertando el interés de múltiples equipos. A la conclusión del campeonato, las quince dianas anotadas en su debut en la categoría de plata sellaban un nuevo destino en su carrera: el Real Betis Balompié.

Tras su debut liguero, el onubense intentará estar a la altura de otros paisanos que anteriormente militaron en el cuadro verdiblanco. Junto a Chuli, tan solo ocho jugadores onubenses han tenido el privilegio de vestir la zamarra de las trece barras.

Rodríguez Espinosa

Natural de San Juan del Puerto, Manuel Rodríguez Espinosa debutó el 17 de septiembre de 1961. Jugaba de extremo izquierdo y tan solo jugó cuatro partidos con el Real Betis, todos ellos como titular, donde consiguió anotar una diana frente al Elche en el estadio Altabix. A la temporada siguiente acabaría marchándose al Córdoba.

Antonio Cruz Pérez

Fallecido en 2011, el centrocampista de El Almendro, debutó con el Betis, nada más y nada menos que contra el Real Madrid a la edad de 18 años en la temporada 63/64. A pesar de su corta edad y de los nervios que suponía enfrentarse al conjunto blanco, el andevaleño cuajó un partido reseñable. Tres temporadas permaneció con los verdiblancos donde jugó 15 partidos y anotó 3 goles.

Macario

Extremo derecho que vio la luz el 1 de enero de 1944 en Rociana del Condado. Debutó en febrero de 1967 permaneciendo ocho temporadas en el club y acumulando un total de 144 partidos en su haber. Junto a su nombre, Manuel Pérez Orihuela, le acompañan 26 goles anotados a base de sudor con la camiseta del Betis. Más tarde marcharía a las Islas Baleares para jugar con el Mallorca.

Santi Guerrero

Onubense de pro, Santi Guerrero se formó en la cantera del Decano donde permaneció hasta la temporada 67/68. Al año siguiente recalaría en el Betis, donde debutó el 29 de septiembre de 1968. Un total de 40 partidos en dos temporadas y 9 goles, otorgaron el extremo derecho la potestad de dejar su sello en el club de La Palmera.

Ezequiel Manaute

A pesar de ser onubense, Ezequiel emigró a León para comenzar su andadura futbolística en las filas de la Ponferradina. Don Benito y Triana Balompié, por aquel entonces filial verdiblanco, fueron sus siguientes pasos antes de recalar en el Real Betis, con el que debutó en la temporada 67/68. Su primer partido con los heliopolitanos lo jugó en el Santiago Bernabéu con resultado favorable a los merengues por tres tantos a cero. A partir de ahí, 68 partidos de verdiblanco, hasta la temporada 71/72. Falleció a los 66 años de edad, el 16 de junio de 2012.

Coradino de la Vega

Natural de Riotinto, Coradino tuvo un fugaz paso por el Real Betis. Apenas disputó 3 partidos de Liga en los que anotó un solitario tanto. Debuto el 14 de abril de 1971. Regresaría a Huelva para jugar en el Decano.

Antonio Casado

Orihundo onubense, estuvo en el Real Betis siete temporadas en las que disputó 160 partidos y marcó 5 goles. Debutó en Liga el 29 de marzo 1981. El centrocampista prosiguió su carrera en el Recreativo, Écija y Dos Hermanas.

Chano

Sebastián Cruzado ‘Chano’ es el futbolista onubense con más partidos en el Real Betis: 199. Salió de la cantera del club y poco a poco fue abriéndose paso hasta llegar al primer equipo, donde destacó con insistencia. Debutó bajo la atenta mirada de Luis del Sol a la edad de 19 años en la temporada 84/85. Al final de la temporada 90/91, fue traspasado por 70 millones de pesetas al Tenerife. Tras ochos años en las islas acabó su carrera en el Benfica, donde permaneció dos años.

Fuente e imágenes: bdfutbol.com / Betisweb / manquepierda.com/ fororcdespanyol.es

VAVEL Logo