Final Europa League 2014: Sevilla - Benfica, sólo uno puede alcanzar la gloria

Puedes seguir el partido puslando aquí.

Cuando a escasos 15 minutos para que den las 9 de la noche el balón eche a rodar en la ciudad italiana de Turín, sevillanos y lisboetas dejarán atrás todos los minutos acumulados en esta competición, todos los goles marcados y recibidos, los momentos en los que se vieron fuera de la competición y los instantes en los que sus aficiones les animaron sin parar a pesar de estar pasando un mal momento. Solo importarán los 90 minutos que quien sabe si se pueden convertir en 120 con penaltis incluso, tendrán que dejarse la piel en cada balón y pensar que todo lo logrado hasta el momento no servirá de nada si finalmente no levantan el título. En la historia del deporte la justicia no existe, solo son recordados los que finalmente salen campeones, nadie se acuerda del segundo.

Sevilla-Valencia. (Foto: Carla Cortés. Vavel)

Muy distintos han sido los caminos de los protagonistas de la final de este año. Los sevillistas que actuarán como locales en esta final comenzaron muy pronto a competir en la Europa League, concretamente el 1 de agosto durante la tercera ronda previa de la competición continental. El Sevilla debutaba con el Podgorica en el Ramón Sánchez Pizjuán y vencía por 3-0, nueve meses y medio más 18 partidos han tenido que pasar hasta llegar a Turín. El equipo dirigido por Unai Emery ha vivido momentos de muchas dudas en la competición. Tras un inicio fulgurante con 6 victorias consecutivas entre eliminatorias y fase de grupos, llegaron empates inesperados en casa frente al Slovan Liberec y Estoril. Los dos momentos más complicados que han vivido los andaluces en la competición fueron la derrota frente al Real Betis en el Ramón Sánchez Pizjuán por 0-2 y ver como el Valencia les igualaba la eliminatoria en apenas media hora, finalmente el gol de M’Bia les dio el pase a la final.

Su rival, el SL Benfica llegó a la Europa League tras caer eliminado como tercer clasificado en la fase de grupos de la Liga de Campeones. Los lusos terminaron la fase de grupos igualados con el segundo. El primer rival con el que tuvieron que medirse los portugueses en la Europa League fue el PAOK en los dieciseisavos de final. Los lusos han destacado por la inmaculada trayectoria que han tenido en el torneo sin conocer la derrota. El conjunto de Jorge Jesús ha vencido en 3 de los 4 partidos que ha disputado como visitante, empatando precisamente a cero en el Juventus Stadium.

Viejos conocidos

Españoles y lusos suman 499 partidos entre ambos en competición europea. De entre esos casi 500 partidos entre los protagonistas de la final solo hay un precedente en la historia para ver un enfrentamiento entre ambos equipos. Caprichos del destino, dicho partido fue el primero a nivel europeo para los sevillistas y lisboetas. El encuentro se disputó el 19 de septiembre de 1957 en un viejo Nervión abarrotado para la ocasión. 30.000 almas animaban a ambos conjuntos, 24.000 sevillistas y 6.000 lisboetas. Como telón de fondo la clásica Copa de Europa.

Aquel Sevilla dirigido por Satur Grech jugó en su debut europeo con Busto, Romero, Campanal, Valero, Ramoní, Herrera II, Pepín, Arza, Antoniet, Pepillo y Pahuet. El conjunto andaluz jugaba esta competición porque en la anterior campaña había quedado segundo y el Real Madrid se había alzado con el título de la Copa de Europa el año anterior. La gloria llegó en el minuto 46, tras una gran internada por banda derecha de Pepín, este centra y remata Antoniet que hace el 1-0 y siembra la locura en Nervión. El partido acabaría finalmente 3-1 para los sevillistas, en la vuelta el resultado fue de 0-0 y los andaluces se clasificaron para la siguiente ronda. El Real Madrid fue su rival y poco pudieron hacer los andaluces ante la apisonadora merengue.

El favorito

Todas las casas de apuestas dan como favorito al conjunto portugués. Esto no es ni mucho menos descabellado, ya que el equipo de las águilas ha sido el auténtico dominador de la vecina Portugal ganando la liga Zon Sagres, la Copa de la Liga y siendo finalista de la Copa de Portugal, es decir, podría conseguir un póquer de títulos pocas veces visto en Portugal. La vitola de favorito también le viene por el inmaculado camino que ha tenido en la Europa League, derrotando a rivales como el Tottenham en su propio estadio, tal como hizo con el AZ Alkmaar.

Bela Gunttmann. (Foto: Colgadosporelfutbol.com)

En contra de los lusos juega la ya famosa “maldición” de Bela Guttmann, entrenador húngaro que abandonó el club portugués en 1962 tras negársele un aumento de sueldo cuando había ganado dos Copas de Europa consecutivas a Madrid y Barcelona respectivamente y dijo: “El Benfica sin mí nunca ganará una copa europea”. Desde aquel entonces las águilas han jugado 7 finales europeas (5 de Liga de Campeones y 2 de Europa League) cayendo derrotado en todas. La más reciente de esas finales fue la pasada campaña frente al Chelsea en esta misma competición. Enfrente tendrá un Sevilla que ha jugado 4 finales europeas de las cuales ha ganado tres.

El árbitro

Brych. (Foto: Apo Caballero. Vavel)

El encargado de poner paz en el terreno de juego e impartir justicia en las jugadas conflictivas del encuentro será el alemán Felix Brych de 38 años que tiene a sus espaldas 50 encuentros en competiciones UEFA. En la final de la pasada campaña en Amsterdam fue el cuarto árbitro y durante la presente temporada ha dirigido seis partidos de la Liga de Campeones, entre los que destaca la ida de cuartos de final entre Barcelona y Atlético de Madrid.

Posibles onces

Para la final de Turín los 11 futbolistas que salten inicialmente al Juventus Stadium tendrán que dejarse la piel desde el primer minuto si realmente quieren alzarse con el título. Por parte del Sevilla corre serio peligro para la final el francés Kevin Gameiro, el máximo goleador sevillista de la competición sufre un esguince de rodilla que lo podría apartar de la final. En el caso de que finalmente se confirmara la noticia de la ausencia del galo, Emery solo contaría con un delantero puro como es Carlos Bacca. Podría entrar en la convocatoria Carlos Fernández ya que Jairo se perderá la final por sanción. Son serias dudas también Alberto Moreno y Vitolo, ambos se encuentran entre algodones y apuran las últimas horas antes del choque para saber si podrán jugar o no.

El Benfica por su parte ya tiene varias bajas confirmadas, en este caso por sanción, los damnificados son Enzo Perez, Eduardo Salvio y Lazar Markovic, tres importantes bajas que a buen seguro sabrá suplir el técnico Jorge Jesús. Se espera que el técnico luso le de la camiseta de titular al peligroso delantero Lima, que ha marcado 4 goles a pesar de solo ser titular en dos de los ocho partidos que ha jugado el Benfica en la Europa League, el brasileño tiene una media de un gol cada 70 minutos. El encargado de la creación de juego será el portugués Amorim de 29 años.

VAVEL Logo