El Heliodoro Rodríguez López cumple 90 años
Estadio Heliodoro Rodríguez López | Foto: Club Deportivo Tenerife.

El Heliodoro Rodríguez López cumple 90 años

Este sábado 25 de julio el estadio donde el CD Tenerife juega sus partidos de local cumple su 90º aniversario. Ha acogido más de mil partidos. De competición europea, las dos ligas que perdió el Real Madrid en Tenerife o partidos de la selección española. Los rincones del estadio chicharrero guardan mil anécdotas que contar, que engrandecen la historia de este club. En octubre la selección española sub21 jugará contra Suecia por los noventa años.

javialonso
Javier Alonso

Este sábado 25 de julio, coincidiendo con el día de Santiago Apóstol, patrón de la ciudad de Santa Cruz de Tenerife, y con el aniversario del día en que la capital tinerfeña venció a Horacio Nelson en su intento de conquista en 1797, el Heliodoro Rodríguez López cumple un año más. Y ya van noventa. Sus cuatro gradas, Popular, Herradura, San Sebastián y Tribuna, son cuatro arterias fundamentales del sentimiento blanquiazul. Las gradas de madera han dejado de crujir cuando sus aficionados botaban, que ahora disponen de asientos para ver el partido. Ya el partido no se ve de pie. Hay dos anillos en cada grada. Se ha techado Tribuna. El aforo ha ascendido hasta los casi 25.000 espectadores. La imagen es muy distinta a la de hace casi un siglo, pero hay algo que nunca cambia: la fidelidad al color blanquiazul del CD Tenerife.

Principios y reformas

Tal día como hoy en 1925, se fundaba la construcción del arquitecto Marrero Regalado bajo la denominación de Stadium  para que el Club Deportivo Tenerife disputara sus partidos como local. El primer resultado que registró su marcador fue el de 2-1 con victoria para el equipo blanquiazul ante el Marino de Las Palmas, siendo Pascual quien inagurara sus porterías. En 1950 se aprueba cambiarle el nombre  por el de Heliodoro Rodríguez López, que, además de haber sido jugador, por ese entonces era el presidente del club y realizó importantes obras de remodelación. El 31 de agosto de 1952, el estadio estrena el césped en un amistoso que enfrentó al Tenerife con el Atlético de Madrid.

Heliodoro en los años 30 | @FotosTenerife.

Durante este tiempo, el estadio mantiene la misma ubicación de  hace noventa años, en la Avenida  de San Sebastián, en el centro de  la ciudad. Sus dimensiones, de 107x70m, lo convierten en la mayor superficie de las Islas Canarias para la práctica del fútbol. 

Heliodoro en los años 50 | CD Tenerife.

Las siguientes reformas se hicieron en la década de los noventa, con motivo del regreso del club a la Primera División. El proyecto de Carlos Schwartz estaba inspirado en el Mini Estadi, estadio de la cantera del FC Barcelona, aunque muchos lo comparan con La Bombonera de Boca Juniors. El hecho de que carezca de pista de atletismo que rodee el césped y el diseño de grada en vertical favorece el efecto de "encerrona". La presión que ejerce la afición en el partido es el jugador número doce del Tenerife. "Cien silbidos en el Heliodoro suenan como mil en otro tipo de estadio en España " comentan algunos aficionados cuando entran al estadio a ver jugar a su equipo contra el Tenerife. 

En el año 1950, el Stadium pasó a denominarse Heliodoro Rodríguez López

Esta última reforma supuso el derribo de las gradas laterales, siendo reconstruidas con sus dos pisos, mientras que las gradas de fondo sufrieron menos cambios: lo que antes se denominaba General de Pie pasó de ser paralela al terreno de juego a tener un pequeño arco y llamarse Popular Baja o Alta, según el anillo, aunque la segunda también se llama coloquialmente Anfiteatro. Sin embargo, Herradura vio reducida su curvatura para homogenizarla con Popular. La culminación de la última fase data del año 2001 con la finalización del segundo anillo en la grada de San Sebastián

El Heliodoro en la actualidad

A día de hoy, el Heliodoro Rodríguez López mantiene la estructura y diseño desde la reforma de los años noventa. En él se dan cita los aficionados del CD Tenerife cada quince días. En la fachada de la grada de Herradura, donde se conserva la antigua puerta al estadio en los años 50, se encuentran las taquillas y dos mosaicos. Uno de ellos es el conocido homenaje a Rommel Fernández, ídolo panameño del tinerfeñismo que ​falleció en mayo de 1993 en un accidente de tráfico, y que siempre está  decorado con flores que cada pocos días se encargan de reponer los seguidores blanquiazules. Asimismo, hay otro mosaico firmado por las peñas Armada Sur y Frente Blanquiazul que reza lo siguiente : "Con motivo de estas jornadas contra el racismo y la xenofobia, la afición del Tenerife, en agradecimiento a todos aquellos jugadores que siendo de distinta raza, cultura o religión, han defendido los colores del CD Tenerife".

En el interior del estadio, las gradas comparten los colores blanquiazules simulando la equipación del Tenerife: el piso alto tiene los asientos blancos y el de abajo azules. En cuanto al precio de las entradas, la grada más cara es Tribuna, el lateral que está en el lado de los vestuarios y los banquillos, que, además, está techada. La siguiente es el otro lateral, la grada de San Sebastián. Los fondos tienen un precio menor, siendo entre ellos Popular más barata que Herradura ya que en los partidos vespertinos le da el sol . El palco presidencial fue reformado y mejorado en 2009 con motivo del último ascenso a Primera División.

Aspecto del Heliodoro en un partido de la 12/13 | El Día.

Estadísticas

El Heliodoro ha sido siempre un fortín para el Tenerife, club que temporada tras temporada suma la mayoría de sus puntos en los partidos disputados en la isla. Las estádisticas más antiguas sobre los partidos del club datan de su primera temporada en categorías nacionales, tras el ascenso de Regional a Segunda División de la temporada 52/53. El primer partido en el Heliodoro fue el 20 de septiembre de 1953, que acabó con victoria tinerfeña ante el Linense por 1-0, con gol de Antonio Pedrero.

El resultado más repetido en el Heliodoro es la victoria local por 1-0 en 128 ocasiones

Desde entonces, el Tenerife ha disputado más de mil encuentros oficiales con 554 victorias, 183 empates y 274 derrotas en su estadio, en el cual sus aficionados han podido cantar, a lo largo de la historia, 1.699 goles. De esos 554 partidos en los que ha salido victorioso el CD Tenerife, 109 han sido en Primera División, 406 en Segunda, 24 en Segunda B, 10 en Copa del Rey y 5 en Copa de la UEFA. El resultado más repetido es el 1-0 con victoria para el Tenerife en 128 ocasiones, seguido del empate a un gol, que ha sucedido en 127. En cuanto al rival que más veces ha visitado el feudo chicharrero, el primero en esta lista es el Cádiz CF con 27 partidos, de los cuales 18 acabaron con victoria local, cuatro empates y tan solo cinco victorias andaluzas. 

Panorámica del Heliodoro desde la grada Popular Alta | El Día. 

La victoria más holgada que ha conseguido el Tenerife en su campo fue el 20 de diciembre de 1953, en su primera temporada en Segunda cuando le endosó un 8-0 al Mallorca en la decimocuarta jornada de liga. Por el contrario, la peor derrota sufrida en casa fue con Pepe Mel en el banquillo el 2 de febrero de 2002 en un Tenerife 0-6 Barcelona, en un encuentro donde Patrick Kluivert se lució con cuatro tantos.

En cuanto a las mejores rachas del club blanquiazul en su feudo, el Tenerife ostenta una racha de diez victorias consecutivas en casa del 14 de febrero al 13 de noviembre de 1960, racha que calcó del 2 de febrero al 15 de septiembre de 1974. De igual manera, el Tenerife también tiene en su haber una meritoria racha de casi dos años sin conocer la derrota en el Heliodoro: 31 partidos oficiales sin perder, desde el 26 de octubre de 1974 hasta el 17 de abril de 1976.

Partidos más importantes en el Heliodoro

El Heliodoro Rodríguez López ha vivido y compartido muchos de los días de gloria del Club Deportivo Tenerife. Las noches europeas durante la época del EuroTete serán siempre recordadas por los aficionados y por cada rincón del estadio. La más famosa es, quizás, la eliminatoria ante la Lazio, donde los italianos traían un 1-0 de la ida de los dieciseisavos de final de la Copa de la UEFA. Por tanto, el conjunto canario debía vencer por dos goles para pasar de ronda ante un Heliodoro abarrotado. El 29 de octubre de 1996, a pesar del tempranero gol de Pavel Nevded para los romanos, el equipo dirigido por Jupp Heynckes remontó el partido de manera épica con un gol de Juanele en el minuto 65 que ponía el 5-3 en el marcador final y, de esa manera, la clasificación para los octavos de final

Juanele pugna un balón en el Tenerife - Lazio | Marca.

Sin ninguna duda, otras de las grandes noches del recinto insular fue la del 8 de diciembre de 1993, cuando el conjunto blanquiazul se enfrentó en la vuelta de los octavos de final de la UEFA a la Juventus de Turín. A pesar de ganar ese partido  por 2-1, el Tenerife no pudo acceder a los cuartos de final. Cuando sí lo consiguió fue en la temporada 1995/96 y llegó hasta las semifinales, el partido de mayor prestigio e importancia que ha acogido el Heliodoro. Toda una semifinal europea entre el CD Tenerife y el Schalke 04 que venció el equipo isleño por 1-0, con el gol de Felipe Miñambres, a pesar de acabar el partido con nueve jugadores. La eliminatoria se resolvió en la prórroga de la vuelta en Gelsenkirchen, que dio a los alemanes el pase a la final.

El estadio santacrucero no solo ha experimentado el sabor de la competición europea, también ha vivido días históricos en competición nacional. Los más recordados son aquellos en los que el Real Madrid perdió dos ligas consecutivas en el feudo del Tenerife, que consideraban como su 'Isla Maldita'. El 7 de junio de 1992, Real Madrid y Barcelona se jugaban la Liga en la última jornada. Los blancos llegaban como líderes al Heliodoro y se adelantaron con goles de Fernando Hierro y Hagi. Los de Leo Beenhakker tenían el trofeo al alcance de la mano. Sin embargo, un gol de Quique Estebaranz y un doblete de Pier Cherubino le dieron la vuelta al marcador. El Tenerife, con Jorge Valdano en el banquillo, vencía 3-2 al Real Madrid y le dejaba en bandeja la liga al FC Barcelona que vencía al Athletic Club de Bilbao. Los culés se coronaron campeones.

Desde siempre, el azar ha sido caprichoso, pero nadie se imaginaba que al año siguiente  el sorteo del calendario depararía que la última jornada volviera a ser un Tenerife - Real Madrid en el Rodríguez López. Mayor fue el nerviosismo de los de la capital cuando vieron que se volvían a jugar la liga donde la habían perdido un curso antes. El 20 de junio de 1993, la historia se repitió. Los goles de Dertycia y de Chano consiguieron la victoria blanquiazul que volvía a dar el título liguero al FC Barcelona. El Heliodoro explotaba de júbilo, ya no sólo porque le habían ganado al club blanco; se habían clasificado para la UEFA

Real Madrid,  Barcelona, Juventus, Schalke algunas de las víctimas del Heliodoro

Dos años más tarde, el CD Tenerife volvía a vivir en su estadio uno de esos días que se guardan siempre en los recuerdos de los aficionados. Pero esta vez el rival no era el Real Madrid, sino el FC Barcelona. El 2 de abril de 1995, el equipo catalán, con Johannes Cruyff en el banquillo, visitaban el Heliodoro en la vigesimoséptima jornada de Liga. El partido se le puso pronto cuesta arriba a los locales, que veían como su portero titular, Ojeda, cometía un penalti en el minuto 20 y era expulsado. Al cambio, entraba José María Buljubasich, que, sin calentar, se enfrentaba a un disparo de Ronald Köeman desde el punto de penalti. Ante los nervios de un estadio ilusionado, el portero argentino, detuvo el lanzamiento. Aún así, al Tenerife le esperaban 70 minutos de partido ante el que era vigente campeón de Liga. En el minuto 61, Guillermo Amor anotaba por la escuadra el primer gol para el Barça. Con media hora por delante, con uno menos y el marcador en contra, el conjunto isleño sacó su garra. Un cabezazo de Ramis en una falta y una bolea de Julio Llorente, remontaron el marcador a falta de cinco minutos para el final. 

Asimismo, otro de los días grandes fue, sin duda, el partido frente al Xerez el 7 de junio de 2009. Ambos equipos se luchaban por el ascenso a Primera División. A los andaluces les faltaba un punto y a los canarios cuatro a falta de tres jornadas, por lo tanto, el partido era de vital importancia para los de José Luis Oltra. Con un Heliodoro abarrotado, que había colgado el cartel de 'No hay entradas' solo cuatro horas después de abrir las taquillas, los blanquiazules, y su épica que les acompaña, apuntaron ese día en el libro histórico del club. Al cuarto de hora, el Tenerife se ponía por delante con un gol de Alejandro Alfaro de vaselina, pero pronto se le torcerían las cosas a los locales con la expulsión de Ricardo León a la media hora de partido. Con uno menos desde la primera mitad, los tinerfeños aguantaron las embestidas y el empuje jerezano. Con los nervios a flor de piel, el Heliodoro reventó. "Les juro que está temblando el Heliodoro, les juro que es verdad" comentaban emocionados los narradores del partido en Canal+. En el minuto 85, un gol de Nino distanciaba en el marcador a los canarios y les acercaba al ascenso a Primera División que se conseguiría en Girona a la semana siguiente .

Los jugadores celebran el gol de Alfaro | Foto: La Opinión

Por último, y como no podía ser de otra manera, el partido más esperado por la afición chicharrera cada año es el choque frente a la UD Las Palmas, rival que lleva quince años sin ganar en el Rodríguez López. Ambos equipos protagonizan el derbi canario, uno de los más importantes de España por su gran rivalidad que hay entre las islas de Tenerife y Gran Canaria. Como suele ocurrir en partidos así, las rachas y estadísticas se apartan a un lado y dejan lugar al sentimiento y emoción, lo que provoca que los enfrentamientos entre estos equipos siempre sean igualados. Sin embargo, el Heliodoro también ha sido testigo de la mayor goleada en los derbis canarios en la historia de la Liga. El 4 de diciembre de 2013, el Tenerife se imponía a su eterno rival por un claro 3-0 con gol de Ricardo León y doblete de Ayoze Pérez, lo que supuso una fiesta en la isla.

Ayoze Pérez celebra el segundo gol con los aficionados de la UD Las Palmas al fondo | Foto: ZonaBlanquiazul

Además de los partidos del Tenerife, el Heliodoro Rodríguez López ha sido protagonista de otros partidos. El 13 de diciembre de 1989, la selección española debutaba en la isla de Tenerife en un amistoso frente a Suiza, con victoria local por 2-1 con goles de Míchel y Felipe Miñambres, que debutaba ese día con la selección en su campo, ya que jugaba en el CD Tenerife. Asimismo, el 9 de febrero de 1994, La Roja repitió amistoso en la isla, esta vez ante Polonia, aunque esta vez el resultado fue de empate a uno, con gol de Sergi Barjuan

Por último, el estadio de Santa Cruz de Tenerife fue testigo de un partido clasificatorio para el Mundial de Francia de 1998. El 13 de noviembre de 1996, España vencía por 4-1 a la selección de Eslovaquia con goles de Pizzi, jugador del Tenerife, Amor, Luis Enrique y Fernando Hierro.

Jugadores histórcios en el Heliodoro

A lo largo de la historia, muchos son los jugadores que han pisado el césped del Rodríguez López. Defendiendo la elástica blanquiazul: Felipe Miñambres, jugador más importante de la época de la UEFA y que más partidos ha jugado en la historia del club, 310. Asimismo destaca Juan Antonio Pizzi, pichichi de la Liga 95/96 que acabó jugando en el Barcelona; Rommel Fernández, estrella panameña que falleció en un accidente en 1993. Roy Makaay, delantero holandés que después fichó por el Deportivo de la Coruña y el Bayern Múnich; y Fernando Redondo, centrocampista argentino de clase mundial que, después del Tenerife, fichó por el Real Madrid y el AC Milan, logrando tres UEFA Champions League en su carrera. 

Fernando Redondo y Maradona en el Tenerife - Sevilla de la temporada 92/93 | CD Tenerife.

Por el lado visitante, son muchos más las estrellas del fútbol que han jugado en el Heliodoro para enfrentarse al CD Tenerife. Gento y Puskas, en 1961 con el Real Madrid; Conte y Baggio con la Juventus de Turín y Pavel Nedved y Nesta con la Lazio en Copa de la UEFA; Butragueño, Laudrup, Ronald Köeman, Raúl, Ronaldo Nazario, Rivaldo... Pero el estadio tinerfeño también ha visto correr por sus bandas a cuatro leyendas futbolísticas que compiten, entre otros, por ser el mejor jugador de la historia. Alfredo Di Stéfano pisó el Heliodoro el 12 de octubre de 1961, cuando el Real Madrid venció por 0-3 al Tenerife con dos goles de La Saeta. El siguiente en pasar fue Diego Armando Maradona el 3 de enero de 1993, en un Tenerife - Sevilla liguero, donde el conjunto local se impuso al andaluz por 3-0 con gol de Dertycia y doblete de Pizzi.

Leo Messi en el Heliodoro | Marca.
Cristiano Ronaldo |Diario de Avisos.

Finalmente, los últimos en demostrar su indudble calidad en el césped del Rodríguez López fueron, en la temporada 2009/10, Leo Messi y Cristiano Ronaldo. En enero del 2010, el astro argentino anotó un hat-trick en la victoria del Barcelona por 0-5 frente al conjunto canario, mientras el portugués marcó de penalti en la victoria del Real Madrid por 1-5 al mes siguiente .

La casa de una afición única

La afición del CD Tenerife | ZonaBlanquiazul.

No es fácil que en una pequeña isla del Atléntico se llene un estadio de casi 25 mil espectadores. La afición del Club Deportivo Tenerife es uno de los principales activos del club, y es, en gran parte, gracias a ella los éxitos que cosecha el club tinerfeño. El Heliodoro es un estadio con miles de anécdotas y de historias futbolísticas que, sin los seguidores blanquiazules, posiblemene no hubieran sucedido.

El Heliodoro es, por tanto, un estadio peculiar. Para muchos una segunda casa. Es un lugar donde se sufre, donde se ríe, donde se llora... Lágrimas de tristeza y lágrimas de alegría. El lugar que ha visto a miles de birrias saltar de júbilo, cantar con el alma y  llorar por resultados negativos del Tete. Es ese entorno donde miles de corazones con sangre blanquiazul laten con el mismo pulso. Es donde se concentra la fe de una afición que siempre cree hasta el último minuto. Es la casa del Tenerife. Es donde la magia del fútbol se hace realidad. 

Heliodoro Rodríguez López90 años después. 25 de julio de 1925 - 25 de julio de 2015.

VAVEL Logo