Djordjevic se abona a la épica
Berrocal en una jugada con Pablo Insua | Foto: La Liga

La Ponferradina sigue abonando a su afición a las emociones fuertes y volvió a conseguir un trabajada y sufrida victoria (1-0), frente a un Leganés que acabo con diez jugadores, tras la expulsión por roja directa de Pablo Insua, tras una fuerte entrada sobre Luka Djordjevic. El montengrino volvió a ser el revulsivo de una Deportiva que se vio impotente durante la mayor parte del partido ante la telaraña defensiva propuesta por los pepineros, que llegaban a El Toralín con la mejor racha de la categoría, ya que acumulaban diez jornadas sin conocer la derrota. El gol del delantero de Montenegro, llegó tras una falta botada por Antón a escasos minutos del final y que acabaría por dar una vital victoria a los bercianos.

Dominio local

El partido comenzó con un Leganés muy bien plantado y que sabía a lo que tenía que jugar para parar el juego ofensivo de los blanquiaules en el Toralín donde se mantenían y donde siguen invictos una jornada más. Sin embargo la primera ocasión clara fue de Yuri, que tras un gran pase de Antón, se quedo mano a mano frente al portero pero su disparo se iba al palo, aunque la acción estaba previamente invalidada por fuera de juego del ariete brasileño. La Ponferradina continuaría jugando con un estilo más directo, y de nuevo Antón en un saque de esquina iba a colocar el balón dentro de la portería, pero su tanto iba a ser anulado por el árbitro, por considerar que existió falta de Lolo Pavón tras un choque con Serantes en el área pequeña. 

El acoso berciano iba a continuar y Yuri de nuevo gozaría de una clara ocasión, tras desviar Serantes un potente disparo del delantero desde la frontal. A partir de ahí el conjunto pepinero se iba a despertar e iba a empezar a tener más el control del balón, aunque durante la primera parte las ocasiones visitantes no fueron peligrosas para el marco que defendía Santamaría. Sin embargo iban a avisar con un disparo raso a cargo de  desde la frontal que no iba a suponer peligro alguno para el portero blanquiazul. La Deportiva iba a perder el control del balón y prácticamente no iba a disponer de ninguna ocasión clara en el último cuarto de hora de la primera mitad. Por su parte el Leganés sin grandes alardes, conseguía maniatar a la Deportiva y llegar con un cómodo empate a cero al descanso.

Reacción pepinera

La segunda parte sin embargo cambió el guión y fue el Leganés el que poco a poco se empezó a volcar sobre el portal blanquiazul, sobre el que poco a poco iba a llegar las ocasiones. Primero iba a llegar una de las ocasiones más claras por parte visitantes tras un cabezazo de Gabriel que se iba a estrellar contra el palo del portal blanquiazul. El dominio pepinero iba a continuar y posteriormente un disparo de  Szymanowski se iba a ir alto sin mayores consecuencias. En esto el partido se iba a ir calentando poco a poco, por la mala actuación del colegiado andaluz Munuera Montero que desquició a varios jugadores de la Deportiva y terminó por crispar a toda la grada que fue muy crítica con su actuación, mostrando en varias ocasiones su rechazo con gritos y gestos.

La Ponferradina iba a intentar desembarazarse de la presión visitante, por lo que Manolo iba a dar entrada a Basha en lugar de Jony, a Luka en lugar de un cansado Yuri y posteriormente Caiado que volvería a jugar tras no hacerlo desde el partido frente al Real Oviedo en el que además consiguió un doblete. Con más mordiente arriba la Deportiva iba recuperar el control del balón y Acorán y Caiado iban a empezar a generar peligro. Primero llegaría un disparo raso sin peligro de Melero que detendría sin problemas Serantes y poco después Luka iba a mandar alto un disparo tras una gran jugada individual de Acorán.

Expulsión y gol def Djordjevic

Fue entonces cuando iba a llegar el momento clave del partido, donde tras una falta sacada por el Leganés, la Deportiva a robar el balón y el pase de Alan Baró a Djordjevic iba a dejar este solo en el centro del campo, y sería Insua en su afán por detener al delantero, el que iba a ser expulsado tras una tremenda entrada con las dos piernas, en la que iba a barrer al delantero blanquiazul ya sin balón. El árbitro señalaba cartulina roja directa y la Ponferradina iba a disponer de quince minutos en superioridad para buscar el gol. 

Y sería Antón, tras una falta lateral provocada por Acorán, el que iba a poner el balón en el segundo palo para que Djordjevic, con delicadeza, colocará el balón en la base del palo contrarío al portero y consiguiera anotar el único gol del partido y poner patas arriba  el Toralín. El montenegrino consiguió su segundo gol consecutivo saliendo desde el banquillo, tras anotar también el gol del empate frente al Mirandés, y también en los instantes finales.

VAVEL Logo