Los goles de la Real Sociedad llevan su nombre
Agirretxe celebrando uno de los dos tantos que marcó ante el Sevilla (LFP)

A pesar de que Imanol Agirretxe es ya un delantero bastante conocido por los aficionados del fútbol español, ya que lleva jugando desde que ascendió la Real en 2010, este año parece ser su destape como uno de los "9" referencia de la competición liguera.

Lleva la friolera de 11 goles en 12 partidos que ha disputado con su equipo este año. Está a tan sólo dos goles de su mejor marca en Primera División. En la temporada 2012/2013 consiguió anotar 14 tantos, pero lo hizo en 34 encuentros. Es bastante probable que, si sigue a este ritmo, logre dejar atrás esos números.

Inicio complicado

Pero no toda la temporada ha sido fácil para el guipuzcoano. Los primeros dos partidos de la presente campaña no los disputó. Aun estando en el banquillo, David Moyes no contó con él por dos factores principales: la llegada de Jonathas y su flojo desempeño en la temporada anterior.

En los 31 partidos que disputó, logró 7 tantos. Fue el segundo máximo goleador del equipo, tras Carlos Vela (9 goles), pero para un jugador de sus características es insuficiente. El equipo se mantuvo rondando la zona media de la clasificación y no le necesitó tanto, pero fue suficiente para que Moyes decidiera buscar un hombre más en la delantera que ayudase más al equipo, y ese fue Jonathas.

La Real Sociedad empezaba sin él, pero tras tres partidos sin marcar, llegó su momento ante el Espanyol. Volvieron a salir derrotados, pero el equipo empezaba a revivir a la vez que Agirretxe despertaba de una larga hibernación, con un gol que iba a ser el inicio de muchos.

Remonta el vuelo

No tardó en despertar completamente, y en la siguiente jornada, contra el Granada en Los Cármenes demostró con un hat-trick lo que realmente es capaz de hacer, y llevó al equipo a una cómoda victoria por 0-3.

Desde entonces ha sido titular en todos los partidos de liga, y acumula un total de 960 minutos jugados. Su última, y brillante, actuación ha sido el pasado fin de semana ante el Eibar.

El Getafe debe recordar el buen nivel defensivo frente al Villarreal para detenerle

Tras decansar y no ser convocado en la eliminatoria de Copa del Rey, demostró su buena puntería y su naturaleza innata para buscar el gol. Remató perfectamente un centro raso de Canales y acompañó el remate de Bruma para conseguir los dos tantos que significaron la remontada del gol inicial de Borja Bastón.

Sin tener en cuenta el partido que disputaron frente al Barcelona, lleva 5 goles en 3 jornadas. La mitad de sus 11 tantos han sido fuera de casa (5), así que se puede llegar a la conclusión de que llega en un estado de forma física y mental óptimo.

Si el Getafe quiere sacar un nuevo resultado positivo en casa debe recurrir al mismo nivel defensivo que el que se logró contra el Villarreal, porque los despistes se pagan caros y si Agirretxe anda cerca aún más.

VAVEL Logo