Resumen temporada 2014/15 del Getafe CF: lo que no mata hace más fuerte
Fotografía: Javier Quiñones y Javier Robles | VAVEL España

Objetivo cumplido pero sufrido. Este es el balance final de campeonato para el Getafe una temporada más. Una temporada más que termina en la que el conjunto madrileño vuelve a sufrir hasta las últimas jornadas y donde, a pesar de todo lo acontecido en el club tanto fuera como dentro, el equipo se conjuró formando un bloque unido y sólido para salvar la categoría y luchar la próxima temporada con los mejores equipos de la máxima categoría del fútbol español como es la liga BBVA. 

En este sentido, la temporada del conjunto azulón ha estado marcada por la incertidumbre, y bien reflejada como una noria, la cual ha llevado a la formación getafense a no encontrar el equilibrio entre los buenos y los malos momentos/resultados, viéndose favorecido por las malas situaciones de equipos rivales para conseguir su propio objetivo. Sin embargo, con este final de campaña, los de Ángel Torres pueden decir que lo que no mata al Getafe lo hace más fuerte.

Un curso en el que el ‘Geta’ ha visto sentarse en los banquillos del Coliseum hasta tres entrenadores. Cosmin Contra, quien comenzó la temporada tras salvar al equipo la pasada temporada, puso rumbo a China en busca de una mejor oferta económica. Más tarde, el feudo azulón recibiría la visita de un viejo conocido: Quique Sánchez Flores, con el que el juego del equipo presentaba sus mejores garantías. Algunas discrepancias llevaron a éste a abandonar la entidad para que Pablo Franco, entrenador del Getafe B, recogiera el testigo y la difícil papeleta de reconducir a los madrileños y obtener a la salvación en este último tramo de liga BBVA. Pablo Franco se convertiría en el octavo entrenador en los 11 años del club azulón en Primera. 

Pese a las cábalas que apuntaban a que el equipo azulón descendería de categoría tras haber destituido a dos entrenadores, el cuadro dirigido por Pablo Franco se armó de valor y logró sumar la cantidad suficiente de puntos como para volver a sentirse equipo de Primera División. Pero este no es el único bache en el camino que tuvo que 'saltar' el cuadro getafense. La marcha de alguno de sus jugadores (Michel o Sammir) y la lesión de gran parte de la plantilla, entre ellos, -pilares claves, -muchos de ellos de gravedad, como el caso de Lafita, Yoda o Valera, llevaron a las filas azulones a contar con un número muy reducido de jugadores.

En lo que a esto se refiere, la participación de jugadores de la cantera como Ivi, Alex Felip o Vigaray, ya consagrado en la primera plantilla, acercaron más el objetivo de la permanencia a Getafe. Por lo que, sin un rumbo fijo ni una idea clara con la marcha de técnicos, jugadores; y mermados por las bajas y sanciones, como la de Pedro León, quien se perdió la primera parte del campeonato, el Getafe salió para adelante con mucha casta y con resultados claves en partidos decisivos.

Quizá el hecho de sobreponerse a todos los obstáculos que se presentaban en el camino hizo que el equipo presidido por Ángel Torres mostrara su garra, lucha y coraje para conquistar una plaza en Primera. Lo que sí está claro es que el año que se avecina nada tendrá que ver con este curso ya finalizado. Muchas caras conocidas del Getafe abandonarán la entidad después de muchos años como es el caso de Codina, algunos jugadores acabarán contrato y/o cesiones, y otros buscarán cambiar de aires en busca de una tranquilidad o un futuro mejor. 

Pasito a pasito

El Getafe es un club al que le cuesta sangre, sudor y lágrimas conseguir el objetivo de la salvación. Durante los últimos años ha convivido con la estrecha a la par que delicada cuerda floja del descenso. Una situación de la que últimamente sale victorioso, pero que no deja confianza y seguridad a largo plazo tanto dentro como en la parroquia azulona. 

Finalizadas ya las 38 jornadas de liga BBVA, el Getafe puede gritar a los cuatro vientos que es equipo de Primera. Así lo refleja la clasificación, en la que el cuadro getafense ha terminado en la 15ª posición con 37 puntos, tan solo dos puntos por encima del descenso. Menos de un punto por parte que le ha servido al equipo azulón para lograr la permanencia, sumando diez victorias por 21 derrotas. 

De esos diez triunfos, la formación getafense ha conseguido sumar seis en el Coliseum Alfonso Pérez por cuatro fuera de casa. Los datos son más alarmantes en este sentido. Fuera de la capital de España, el Getafe ha caído derrotado en 13 de los 19 partidos disputados. Unos datos bastante pobres que reflejan el gran problema del equipo, que además ha encajado 42 tantos fuera de casa. El balance de puntos entre lo logrado en casa y fuera es de 23/14.

Asimismo se puede destacar de la temporada del Getafe que fue el tercer equipo menos goleador con 33 goles, solo superados por Granada y Córdoba -con menos goles a favor-. El equipo getafense encajó 64 goles, casi el doble de los anotados. Fiel reflejo de las limitaciones del equipo en la zona de ataque.  Para poner la puntilla a esta combulsa temporada, el Getafe igualó en dos ocasiones el récord de jornadas sin conseguir la victoria. (ocho jornadas). 

Trabajar para luego 'lavar la ropa'

37 puntos trabajados, sufridos y agónicos, los cuales se empezaron a poner en juego en Balaídos, territorio donde los madrileños no pudieron comenzar con buen pie, cayendo por tres goles a uno ante el Celta de Vigo, uno de los equipos revelación de la temporada. Los primeros tres puntos en el casillero del Getafe no tardarían en llegar, concretamente a finales del mes de agosto, cuando los azulones se impusieron al Almería en el Coliseum por la mínima (1-0). Tras la victoria, el Getafe sumó su primer bache al salir derrotado sin anotar ningún gol en tres jornadas consecutivas ante Sevilla, Valencia y Espanyol, quitándose la espinita en la jornada seis ante el Málaga con una victoria (1-0) en el Coliseum. 

Ya en la jornada ocho, nueve y diez, ante Real Sociedad, Atlético de Madrid y Deportivo de la Coruña, respectivamente, el cuadro getafense metió una marcha más al juego y al campeonato. Ante los donostiarras en Anoeta emergió la figura de Yoda, que, con dos goles, dio la vuelta al marcador en los últimos instantes del choque para deleite de los aficionados, mientras que ante el equipo de Diego Simeone batalló hasta el último compás del partido, cayendo derrotado por la mínima en el Coliseum en buen partido de los jugadores azulones, para lograr una victoria por 1-2 ante los coruñeses. Dos victorias en tres duros enfrentamientos. 

No obstante la irregularidad en cuanto a los resultados, empatando con Elche o Levante, rivales directos, se vio igualada con buenos resultados como el cosechado ante el FC Barcelona, donde el Getafe supo controlar y maniatar el potencial azulgrana en ataque para conquistar un punto tras terminar el encuentro con tablas sin goles en el marcador del Coliseum. 

En la jornada 20, y rompiendo varias semanas sin lograr sumar los tres puntos en la tabla clasificatoria de la liga, y dando comienzo la segunda vuelta de campeonato, el Getafe logró vencer en su propio feudo al equipo del 'Toto' Berizzo (2-1) y caer una jornada después ante el Almería. De esta manera, iniciaba la segunda parte del curso con los resultados opuestos a la primera vuelta. 

Un quiero y no puedo

En la lucha por mantener un buen juego y un equilibrio dentro del verde, el equipo getafense se dejó llevar con resultados dispares con victorias y derrotas para después de caer en el Vicente Calderón a manos del vigente campeón de liga (2-0), logrando dos victorias, que, con toda probabilidad, fueron dos 'salvavidas' en su viaje por mantenerse en Primera. Deportivo de la Coruña y Elche fueron derrotados en la jornada 29 y 30, respectivamente, suponiendo seis puntos ante rivales directos por el mismo objetivo. 

Tras la victoria ante las filas ilicitanas, el Getafe volvió a dar emoción a la liga, o al menos, al resto de equipos, consiguiendo sumar un punto de 21 desde la jornada 31 a la 37. En ellas, el cuadro dirigido por Pablo Franco tuvo en la mano sumar la permanencia, incluso en casa ante el Granada, el cual de conseguir la victoria lo hubiera dejado tocado y hundido. Además, en este pelea por acabar el campeonato de la mejor manera posible, el FC Barcelona pasó por encima a los azulones con una derrota dolorosa (6-0). 

Fin de fiesta

El sábado 16 de mayo, el Coliseum Alfonso Pérez sintió ser de Primera División una temporada más. Con el marcador de 1-1 ante el Eibar, Pablo Franco había conseguido el objetivo que se marcó cuando llegó al banquillo tras la destitución de Quique. En un partido que no se recordará por lo bonito del juego ni del marcador, los getafenses se hicieron con el objetivo para terminar la liga BBVA ante un rival herido: el Real Madrid en el Santiago Bernabéu. 

En un ambiente de final de fiesta, y con el escenario del Santiago Bernabéu delante, el Getafe se presentó con los deberes hechos, pero dejando una imagen un tanto preocupante, en la que encajó siete tantos, anotando tres tantos y poniendo la guinda al partido y al final de temporada, dejando momentos de nostalgia y de adiós por ambos bandos dentro del verde del feudo blanco.

Por último y no por ello menos importante, el paso del Getafe en la Copa del Rey no fue como se esperaba. El cuadro getafense superó al Almería en la eliminatoria pero no pudo hacer lo propio con el Villarreal, equipo que fue muy superior a los azulones que no pudieron pasar de ronda como esperaban, en una competición que no es para nada desagradable para los madrileños. 

Jugadores 

Guaita, Jona. Codina, Yoda, Arroyo, Roberto Lago, Alexis, Vigaray, Velázquez, Sergio Escudero, Naldo, Valera, Lacen, Juan Rodríguez, Diego Castro, Sarabia, Pedro León, Lafita, Hinestroza, Baba y Álvaro Vázquez.
 

Entrenador:  Pablo Franco

Pablo Franco, octavo entrenador del Getafe en sus once temporadas en Primera División. Llegó del Getafe B. No continuará al mando del equipo para la próxima temporada, donde se prevée una gran revolución en la plantilla. 

El salvavidas azulón: El técnico madrileño llegó al club getafense tras la inesperada marcha de Jimeno a pocas semanas de empezar la temporada. El preparador físico llegó 'de rebote' para dirigir al filial azulón y terminó debutando en Primera División debido a la espantada de Quique Sánchez Flores. 

Pablo Franco, un entrenador más que se suma a la lista de técnicos que han pasado por el Coliseum. Caras conocidas han ocupado el banquillo del Getafe. Todos han tenido mucha repercusión o antes o después de firmar por los azulones. 

Artículos de interés

Entrevista a Alex Felip: "El Getafe no pasará apuros para mantenerse". 

Pocas semanas antes del final de campeonato, repasamos la actualidad del Getafe desde otro lado, desde otro punto de vista, fuera de España, concretamente, donde el conjunto azulón también es seguido con lupa. 

También Getafe_Vavel siguió el encuentro de la última jornada de liga, donde el Getafe visitó el Santiago Bernabéu para cerrar la competición doméstica ante el Real Madrid, donde se pudieron ver hasta diez tantos con un resultado favorable para el equipo blanco de siete goles a tres. 

El regreso de Casquero a Getafe, si bien en esta ocasión como segundo entrenador y no como futbolista, ha supuesto un golpe de moral muy importante para la afición azulona en mitad de la "pesadilla" que resultó ser esta temporada. En este sentido, repasamos ¿qué fue de Javier Casquero? 

Casquero y Gavilán, los azulones con más encuentros en Primera División. Los dos son los azulones con más encuentros en Primera División. Ambos compartieron vestuario desde el 2007 hasta el 2012. La historia reciente de estos jugadores getafenses se resumió en dos verbos: caer y levantarse. Intentaban superarse cada día. A sus espaldas quedan más de doscientos encuentros, una cifra récord para el club del sur madrileño.

El Getafe, -en parte de la temporada- fue el equipo con menos minutos ganando en liga. 

El defensa andaluz, Alexis Ruano, anotó el primer gol en la victoria de su equipo ante el Deportivo de la Coruña (2-1). Gracias a ello, Alexis se convierte en el segundo defensa con más goles en la historia del cuadro getafense por detrás de un ídolo en la parroquia azulona, el argentino Mariano Pernía. 

Sarabia, Álvaro Vázquez y Valera llegaron al centener de partidos. Por un lado, el madrileño cumplió hace meses ante el Valencia su partido número 100 en Primera División, algo que semanas antes ya lograra el delantero catalán Álvaro Vázquez. Asimismo, El conjunto azulón sumó un nuevo récord. el conjunto madrileño cumplió ante el conjunto vigués 400 partidos en Primera División. Durante estos encuentros, la entidad getafense ha alcanzado la cifra de 500 puntos en la máxima categoría del fútbol español en 11 años. 

VAVEL Logo