El Getafe no afloja el ritmo
El Getafe celebrando el gol marcado por Pedro León (LFP)

El Getafe sigue con la buena dinámica en la que, con mucho esfuerzo y sacrificio, está inmerso en los últimos encuentros. De nuevo Sarabia, muy bien acompañado por los demás hombres de arriba, ha marcado y ha sido uno de los jugadores más destacados del partido.

Muy buena reacción ante el primer gol del Espanyol. La respuesta rápida de Pedro León ha permitido la remontada, y una defensa sólida y a la que todos los jugadores de campo han contribuido solidariamente ha aguantado los envites finales de un Espanyol que ha estado combativo pero sin acierto en los metros finales.

El Getafe nunca dejó de darle la cara al partido

En los primeros veinte minutos se volvió a perfilar la tónica que seguiría la mayor parte del encuentro. Sarabia, Víctor Rodríguez y Pedro León se intercambiaban las posiciones e intentaban con varias llegadas empezar a hacer daño a la zaga del Espanyol.

Porque en esos instantes el Getafe comenzó a avisar seriamente de sus intenciones. Un córner muy botado por Sarabia es rematado por Juan Rodríguez a la madera, que no sería la última del partido.

Pero cuando el conjunto azulón comenzaba a hacerse con el dominio del partido llegaba el gol de Hernán Pérez en una de las primeras llegadas de los pericos.

Los catalanes consiguieron hilar perfectamente de lado a lado una jugada al contragolpe que Hernán Pérez remató de cabeza dentro de la portería defendida por Guaita. Yoda se despistó un instante, el justo que aprovechó el mexicano para dar un paso adelante y ganarle la posición al hoy lateral izquierdo francés.

Aunque se notó el esfuerzo y la intención del galo por desempeñar lo mejor posible su nueva función, su falta de experiencia en esa posición habilitó esta y posteriores jugadas de peligro del conjunto blanquiazul.

Para suerte de los locales, el gol del empate sólo tardó tres minutos en materializarse. Víctor Rodríguez en una jugada personal disparó con la derecha al larguero. Pedro León consiguió el rechace, orientó su control hacia su pierna buena y por raso consiguió el gol del empate para el equipo azulón.

Y ahí no se detuvo la remontada, en el minuto 36 Sarabia impuso su clase para lograr un 2-1 favorable antes del descanso. Damián Suárez no es muy habitual en sus incorporaciones al ataque, y este pudo ser el elemento sorpresa que rompió los esquemas de los pericos. El uruguayo dobló perfectamente a Álvaro Vázquez y centró al corazón del área, donde Sarabia utilizó la puntera de su bota para que el esférico se introdujese rozando el palo corto de la portería de Pau López.

Entonces el Espanyol trató de retomar el protagonismo en el partido y a punto de finalizar la primera mitad tuvo una gran ocasión en las botas de Diop para poner el empate. Pero su disparo se desvió por encima del larguero y se llegó a la conclusión del primer tiempo.

Paciencia y perseverancia

Se reanudó el partido sin claro dominio de ninguno de los equipos. Pasaba los minutos y Diop tuvo que ser sustituido del campo. El fuerte golpe que sufrió en la jugada final de la primera parte todavía le siguió afectando y obligó a Galca a hacer el primer cambio del encuentro. Una nueva lesión en la medular perica, que se une a las de Víctor Sánchez, Cañas y Javi López.

Pero a partir de ahí el Espanyol se hizo cada vez más asiduo a llegar con peligro a la meta del Getafe. Caicedo logró zafarse, por fin, de la sombra que le acompañó todo el partido, Juan Cala. Pero el andaluz le paró en falta y obtuvo la cartulina amarilla por ello.

No se despegó del ecuatoriano ni un centímetro en todo el partido, y esa acción fue lo mejor que pudo sacarle. Mientras tanto, Vergini seguía cubriendo los espacios que se creaban, sobre todo en el lado izquierdo, multiplicándose en varias ocasiones y siendo una pesadilla para el ataque del Espanyol.

La zaga ayudaba mucho y la suerte también se teñía de un tono azulón. En el minuto 57 Salva Sevilla botaba una falta muy cerca del área e hizo recordar el gol que consiguió en la primera vuelta. Disparó fuerte al palo que defendía Guaita, que no vio nada, y resultó en que chocó en la madera y el rechace hizo lo mismo pero con el guardameta.

Posteriormente, Pedro León estuvo a punto de conseguir un doblete en dos ocasiones. En un chut a la madera desde la Fontal y en un remate dentro del área a pase de Sarabia que se fue desviado. El murciano cuajó uno de sus mejores encuentros en lo que va de temporada, y así pareció reconocérselo Fran Escribá cuando lo sustituyó por Moi Gómez en el minuto 81.

Hernán Pérez se resistió a dejar escapar los tres puntos y fue el origen de varias jugadas de peligro de su equipo por la banda izquierda, sobre todo en el tramo final del encuentro. Guaita tuvo que salvar varias ocasiones, y a la que no llegó fue ayudado por Juan Rodríguez, que sacó un balón casi en la línea de gol.

Los catalanes apuraban sus últimas opciones en tiempo añadido cuando Moi Gómez colocó el 3-1 final en el marcador. Pase magistral de Sarabia, que permite al jugador cedido por el Villarreal recorrer parte de su marcha hacia la portería sólo. Cuando le interceptaron dos defensas del Espanyol fue capaz de mantener su ritmo y de un disparo cruzado muy ajustado batió a Pau López.

Instantes después Clos Gómez daba por finalizado el encuentro. Tres puntos que han servido a los locales para adelantar a Valencia y Málaga y ocupar la décima posición. El Espanyol sufre la séptima derrota a domicilio consecutiva y ve cada vez más lejos sus aspiraciones de luchar por los puestos europeos.

VAVEL Logo