Seguir con las sensaciones, clave en Granada
Foto: Valencia CF

Duelo decisivo. El Valencia visita Los Cármenes con el único objetivo de la victoria, esa victoria que, además de dar los tres puntos, confirmaría las buenas sensaciones que el Valencia de Gary Neville ha tenido en los dos últimos partidos.

El equipo trabajó, peleó y consiguió la victoria con la remontada frente al Espanyol en un enfrentamiento en el que la afición puso el primer gol. Con el marcador en contra, el equipo fue a por el partido sin dejar de creer en sí mismo. La victoria volvió a Mestalla después de tres meses a dos velas.

Sin embargo, volvía una competición adicional: la Europa League. Con cierto ambiente de incertidumbre, de decisiones en la alineación de si ir a por ella o no arriesgar para el partido de Liga. Gary mostró sus fichas: guardó a jugadores puntuales y fue a por el partido. La situación en Liga es desesperante, el Valencia necesita retorcer la situación y ponerla a su favor, pero quizás, el segundo paso, lo hizo el jueves.

El Valencia regresó a la Europa League imponiéndose por 6-0 al Rapid de Viena

Mestalla volvió a disfrutar con su equipo. El Valencia sí fue el verdadero Valencia ante el Rapid de Viena. Tocó, peleó y recuperó. Hacía meses, y no pocos, que la afición ché no disfrutaba de un juego tan bonito, tan vistoso y con una victoria tan agradable. Todo toque acababa en gol. Mestalla volvió a soñar, volvió a vivir una noche mágica; pero una noche mágica que un empate o una derrota en Granada no sería buena.

La visita a la ciudad andaluza es una nueva oportunidad para seguir recuperando estas sensaciones, unas sensaciones que son positivas con el paso de los minutos y con las que el equipo está siendo más equipo.

La victoria, más que necesaria, es obligatoria. Todavía con más obligación después de haber eliminado al Granada (con un global de 7-0) en Copa del Rey; si entonces se pudo, ahora también. Lucha, pelea y creer en sí mismos llevarán al Valencia de Neville hacia la victoria. Tres puntos que prolongarían las sensaciones y, además, consiguiendo la tercera victoria en apenas siete días. Seguir con la línea ascendente gracias, en parte, al trabajo de Ayestarán.   

VAVEL Logo