Minutos sin premio para los cedidos
Fotomontaje: Javier Quiñones (VAVEL.com)

Las últimas semanas están siendo positivas para varios de los nombres que el Villarreal tiene cedidos a lo largo y ancho de la Península. Espinosa ya cuenta con un hueco fijo y parece que inamovible en el volante del Elche. Moi Gómez, por su parte, está viendo recompensado su trabajo durante una temporada que no discurrió por donde esperaba en su primera mitad con, al fin, minutos en la titularidad del centro del campo del Getafe. Por último, Luis Milla parece que vuelve a confiar en los pulmones de Sergio Marcos como recambio para las segundas partes de los partidos del Lugo, después de una semanas complicadas a principios de año. Aunque la intención primera de una cesión es, por encima de todo, los minutos y la formación, los buenos resultados deportivos siempre son un buen ambiente para el desarrollo del futbolista. Y esta semana, ninguno de los cedidos terminó la jornada con los tres puntos bajo el brazo.

Moi vuelve a sonreír

El mediapunta alicantino parece asentarse en los esquemas de Fran Escribá y el de la jornada 25 ha sido su cuarto partido consecutivo como titular en los tres cuarto de campo del equipo del sur de Madrid, después de haberse ganado cada uno de sus minutos a base de goles (marcó durante dos jornadas consecutivas, ante Espanyol y Granada, saliendo desde el banquillo). Sin embargo, desde que el técnico valenciano ha decidido darle el relevo, el Getafe cuenta cada partido disputado como derrota: en el Coliseum, por la mínima, ante Athletic y Atlético (0-1 ante los dos) y a domicilio, ante Málaga y Levante (3-0 también en ambas ocasiones).

Esa racha de cuatro derrotas consecutivas está alejando al equipo madrileño del objetivo de la salvación y acercándolo a los puestos calientes de la zona baja de la tabla. Lo que parecía discurrir como una temporada tranquila por Getafe se ha complicado ahora que los azulones tan sólo cuentan con cinco puntos de renta por encima del primer equipo que marca los puestos de descenso, Las Palmas de Quique Setién. En las dos citas como locales venideras, los dos próximos fines de semana, los de Escribá recibirán las visitas de dos conjuntos, Celta y Sevilla, con las miras puestas en otros objetivos más ambiciosos. Entre tanto, los madrileños tendrán que desplazarse precisamente a Las Palmas para disputar uno de los partidos más calientes que depara una jornada 27 que se disputará entre semana y supndrá, además, una carga de cansancio añadida. Queda por ver si Escribá sigue apostando por Moi aún con los malos números que el Getafe acumula desde su entrada en el once.

Malas noticias para Pantic

Lamentablemente, hay poco que contar de la semana de trabajo de Aleksandar Pantic en el desinflado Eibar. Al multiusos serbio le está costando volver a entrar en las rotaciones de Mendilibar después de que no pudiera disputar la jornada 20 por sanción. Los minutos parecen estar cada vez más caros en la defensa de un Eibar que ve como poco a poco, los resultados vuelven a situarle en una posición en la tabla más acorde a lo que la planificación inicial de temporada antojaba. A algunos pilares básicos en los esquemas del Eibar que conseguía aquellos grandes números de inicio de temporada, como Sergi Enrich, Saúl Bastón o el propio Pantic, les está costando volver a hacerse un sitio entre los titulares de Mendilibar, que ha encontrado en varios de sus refuerzos, como Jota Peleteiro, a hombres de garantías.

El conjunto del norte de la Península volvió a conocer la derrota, por 3-2, en un complicado desplazamiento a Vigo, frente a un Celta que, con esta victoria, parece aguantar con mejor pie el último arreón de partidos que puede colocarle definitivamente en uno de los puestos europeos de la clasificación. Esos tres puntos que se escaparon en Balaídos alejan a los de Mendilibar de las buenas sensaciones que parecían volver a tener tras la victoria, en la anterior jornada, ante el Levante. Acumulan cuatro derrotas en los últimos cinco encuentros, lo que les ha hecho perder ese sexto puesto que podía llevarles a Europa League en favor del propio Celta de Vigo.

Espinosa, indiscutible para Baraja

Mejor parece transcurrir la temporada para Javier Espinosa, que sigue gozando de muchos y muy importantes minutos como titular en el centro del campo del Elche. El mediapunta formado en La Masía no se cae de los planes de Baraja y, de los 24 partidos que ha disputado en lo que va de curso con el Elche, ya acumula 22 como titular en la banda del conjunto ilicitano.

No tan brillantes están siendo los resultados en lo colectivo en las últimas semanas. El conjunto ilicitano no conoce la victoria desde el desplazamineto a Lezama, y de eso ya han transcurrido tres citas. Tanto Numancia, como Gimnástic y Huesca han conseguido arañar puntos de sus enfrentamientos ante un Elche que, eso sí, salvaguarda sus espaldas como local. Eso fue lo que les permitió puntuar este fin de semana ante un Huesca que tuvo las oportunidades, pero no la puntería de Sergio León, máximo goleador de los de Baraja. Los dos puntos que no se consiguieron llevar los suyos le han permitido al Alcorcón arrebatarle el octavo puesto de la tabla. Las opciones de playoff aún se mantienen para el Elche, que tan sólo marcha un punto por debajo de Alcorcón, Osasuna y Mirandés, conjunto que, por ahora, se lleva ese último puesto de playoff.

Sergio Marcos, recambio de garantías

Por su parte, Sergio Marcos parece asentado en un rol de cierta importancia en la rotación de Luis Milla. Aunque en determinados momentos de la temporada el mediocentro de Saedón parecía asentarse en la titularidad del Lugo (llegó a acumular hasta 14 apariciones en los onces de Milla), los últimos dos meses le han colocado en un papel suplente que, eso sí, aún mantinene importancia suficiente para disputar bastantes minutos en este Lugo. Tras su desaparición de la rotación a principios de enero, Sergio Marcos ya acumula cinco partidos con minutos desde el banco, como jugador número 12.

El Lugo, por su parte, se sitúa en una zona de la tabla relativamente tranquila, a 10 puntos del Albacete, equipo que marca el descenso en estos momentos y a cuatro de Mirandés, Alcorcón y Osasuna. Aún hay opciones de aspirar a algo más que la mera permanencia, pero para ello deberán mantener la regularidad en los resultados que no están sabiendo tener en las útlimas jornadas. Este fin de semana caían como locales frente a un Leganés que parece lanzado a agarrar uno de los puestos que dan el pase directo a Primera. En las últimas seis fechas, los de Milla solo se han llevado los tres puntos a casa en una ocasión, en otras tres se marcharon a Lugo con tablas en el marcador y en dos fue el rival el que se llevó el gato al agua. Insuficiente, pues, para ir a por más.

VAVEL Logo