Liga BBVA 2008\09- La salvación rojiblanca
CosasSobreFútbol

Jornada 38 de la Primera División española en la temporada 2008\2009. El Real Sporting dependía de sí msimo para mantenerse en la categoría de oro del fútbol español. La clasificación no podía estar más apretada. Con el Recre y el Numancia ya matematicamente en Segunda, hasta 5 equipos peleaban por evitar la plaza restante del descenso. Osasuna y Sporting tenían 40 puntos, Betis y Getafe 41, y Real Valadolid 42

Osasuna hacía los deberes y ganaba en casa al Real Madrid. El Getafe sacaba un empate que le valía para mantenerse en primera. Valladolid y Betis empataban, dejándoles con 43 y 42 puntos. El Sporting estaba obligado a ganar, no valía otra cosa. El partido fue a vida o muerte, ante un Recre que no iba a dejar que se le pasase por encima en su último partido en primera hasta la fecha. 

Comenzaba mal el partido para los asturianos, ya que Ersen Martin adelantaba al Recre en el minuto 22. Hasta el descanso se fue con este marcador, con un Sporting dominado por el nerviosismo y la necesidad de marcar cuanto antes. Sin ocasiones claras y con Barral como único representante del poco peligro de los locales, llegaba el minuto 45. Algo tuvo que decir el gran Manolo Preciado en el vestuario que hizo creer en el milagro. 

La segunda parte fue un partido completamente diferente. El Sporting salió dejando los nervios aparte y desplegando buen juego. En el minuto 57 Barral batía la portería visitante para levantar a la afición local, poco a poco se iba creyendo que sí era posible. Sin todavía pasar la euforia del primer gol, en el minuto 61 Luis Morán regateaba a su marca y finalizaba con un disparo duro pegado a la cepa del poste. Golazo para desatar la locura en el Molinón. Todavía quedaba media hora de partido, que se vivió con mucha tensión, pero con un juego dominado por los rojiblancos. Tan solo algún tímido acercamiento al área por parte del Recre en contraataques hacía enmudecer a la afición local. Siguieron transcurriendo los minutos hasta el pitido final, momento de locura y alegría no solo en el Molinón, sino en toda la ciudad. Gijón sería de primera un año más. 

El equipo de Abelardo tratará, 7 años despúes, de emular la gesta conseguida y que el Sporting y su afición continuen en la categoría que se merecen. 

VAVEL Logo