Alavés, una plantilla para el recuerdo
Los jugadores celebran el ascenso (Foto: Deportivo Alavés)

Quince años se cumplían desde que aquel Deportivo Alavés liderado por jugadores como Karmona o Javi Moreno llegase a la final de la UEFA en Dortmund. Y para celebrar este aniversario algo tenía que pasar en la entidad del Paseo de Cervantes, que se puso a trabajar desde el primer minuto de la temporada para confeccionar una plantilla que llevara al equipo albiazul de nuevo a la Primera División. Tanto éxito, que se pueden ver muchas similitudes entre ambas plantillas a pesar de las temporadas que habían pasado.

El primero en ser elegido para liderar el proyecto fue Pepe Bordalás. El entrenador alicantino llegaba a Vitoria tras haber dirigido al Alcorcón durante las últimas temporadas, y con un objetivo claro que era devolver al equipo a la élite del fútbol español. Un míster precavido en todo momento ante la afición y la prensa vitoriana, sin dar nada por hecho hasta el último minuto de cada partido que se sentaba en el banquillo del Deportivo Alavés. Bordalás ha sido capaz de llevar este barco a buen puerto gracias a la buena conexión establecida en todo momento con cada uno de sus jugadores y ha devuelto ese cariño mostrado por la afición, desde el primer partido en Huesca, con este ascenso a la Primera División.

La portería ha sido uno de los estandartes clave del conjunto vitoriano para lograr el objetivo. El pacense Fernando Pacheco quería mostrar esa calidad que le llevó a ser uno de los proyectos de futuro en la portería del fútbol español, y por ello llegó a Vitoria con el fin de jugar esos minutos de los que había carecido en el Real Madrid. Siendo clave en muchos partidos del equipo vitoriano, Pacheco se ha ganado ser uno de los mejores porteros de la Liga Adelante siendo uno de los tres guardametas menos goleados de la competición. Desde tierras catalanas, en concreto desde Lleida, llegaba Pau Torres con muchas ganas en su debut con una plantilla de la Segunda División. A pesar de no poder contar con demasiados minutos debido al gran estado de forma de su compañero en la portería, Pau dejó varios destellos de calidad en el encuentro que disputó en Mendizorroza frente al Lugo saliendo en el once inicial. En Mendizorroza se ha vuelto a ver esa seguridad bajo los palos que no se veía desde aquel guardameta argentino, Herrera, que fue parte de ese Alavés que jugó la final en Dortmund.

La línea defensiva ha sido otro de los motivos importantes del ascenso a la Liga BBVA. Y es que no sólo defienden su portería sino que han sido capaces de anotar un total de diez goles entre todos ellos. Experiencia y juventud han reinado en la defensa del Deportivo Alavés esta temporada. Jugadores con minutos en la categoría como Carpio, a pesar de su calvario con las lesiones, Pelegrín y Laguardia aportaban esa tranquilidad en defensa. Raúl García en el lateral zurdo no ha dejado, debido a sus grandes actuaciones con goles que han supuesto ganar partidos, que Iñaki pudiese disfrutar de más minutos en esa banda desde que llegó en el mercado de invierno procedente del Racing de Santander. Einar, Aritz Borda y Dani Estrada han sido unos relevos perfectos para esta defensa del Deportivo Alavés mermada esta temporada por las sanciones disciplinarias.

Sergio Mora y Manu García han sido los mariscales del equipo en el centro del campo. Experiencia y tesón del madrileño se han unido a la ilusión y garra mostrada por el vitoriano a lo largo de toda esta temporada. Por su parte Manu García ha sido clave en este tramo final en el que el Alavés se jugaba el ascenso, anotando tres de sus cinco goles en las últimas tres jornadas a expensas del último encuentro en Tarragona. Estos dos jugadores no han estado solos, y han sido acompañados por dos gregarios luchadores como son Hernán Bernardello y Jagoba Beobide. El argentino llegaba en enero para ayudar y dar refresco a ese centro del campo que acumulaba tantos minutos en la primera vuelta de la competición. Con experiencia en el fútbol español, Bernardello ha sabido interpretar a la perfección las instrucciones de Bordalás sobre el terreno de juego y colaborar en el ascenso con gol incluido en la victoria frente al Córdoba en el Nuevo Arcángel. El ‘Gudari’ de Mendizorroza no ha contado con tantos minutos como la temporada pasada, pero su trabajo no ha pasado desapercibido en los 543 minutos que ha estado sobre el césped. Bien desde el banquillo o desde el once inicial, Beobide ha dejado clara su raza sobre el campo y su implicación en las labores defensivas del equipo dirigido por Pepe Bordalás.

La línea formada por los mediapuntas y los extremos del Deportivo Alavés ha sido la más goleadora del equipo esta temporada. Repartidos los goles entre Juli, Dani Pacheco, Guichón, Sergio Llamas, Kiko Femenía y Dani Abalo, suman un total de 15 de los 48 goles que ha logrado el Alavés hasta el momento. La veteranía de Juli ha guiado al conjunto vitoriano a lo largo de toda esta campaña. El jugador de Alcoy ha sabido llevar y animar a su equipo en los momentos más difíciles dejándoselo todo sobre el terreno de juego, llevándose numerosas ovaciones desde las gradas de Mendizorroza. Dani Pacheco, Kiko Femenía y Dani Abalo han sabido mostrar ese desequilibrio por banda tan importante en estas categorías, que han vuelto loco a los rivales. Kiko ha alternado esta posición con la de lateral derecho debido a las lesiones de Carpio, experimento que dio sus frutos a Bordalás en un tramo complicado de la temporada. Facundo Guichón ha mostrado esa raza que caracteriza a los jugadores uruguayos y se ha identificado perfectamente con los principios que tiene el Deportivo Alavés, llegando a vivir los partidos con la afición vitoriana desde la grada. Para terminar estas demarcaciones se encuentra el canterano Sergio Llamas, que desde el banquillo ha dado dos victorias muy importantes en la trayectoria hacia el ascenso con sendos goles de cabeza en Soria frente al Numancia y en Mendizorroza contra el Real Valladolid.

Y por último, los delanteros que siempre son llamados a ser goleadores del equipo en el que están pero que esta temporada han realizado más trabajo que el de superar a los porteros rivales. Gaizka Toquero, el líder albiazul, llegaba a Vitoria con el objetivo claro de devolver al equipo de su ciudad a Primera División. Sus nueve goles han guiado al Deportivo Alavés a ese objetivo que se marcaba el delantero vitoriano, que ha aportado tanto en ataque como en defensa cuando el equipo lo ha necesitado. Manu Barreiro, el espigado delantero gallego que se ha ganado el apoyo de Mendizorroza con sus buenas actuaciones en el tramo más complicado del Alavés en esta segunda vuelta de la Liga Adelante. Goles importantes los de Barreiro que ha cumplido en esta segunda temporada formando parte del ‘Glorioso’. El alicantino David Torres, no ha podido contar con muchos minutos en la rotación de esta plantilla y en una posición con tanta competencia como era esta temporada la de delantero. Torres ha disputado un total de 101 minutos con la camiseta del Deportivo Alavés, repartidos en seis encuentros. 

VAVEL Logo