Isco y James Rodríguez, un año de altibajos
Foto: Dani Mullor | VAVEL.

Dos de los grandes protagonistas de la temporada del Real Madrid han sido Isco y James Rodríguez. Sin embargo, los dos centrocampistas del conjunto blanco no han centrado buena parte de los focos precisamente por sus buenas sensaciones, pues ambos se han visto relegados al banquillo y han tenido que soportar el papel de 'revulsivo' desde el banco durante toda la campaña. Nadie esperaba esta situación tras la temporada 2014/2015, donde tanto el malagueño como el colombiano rindieron a gran nivel y tuvieron un papel significativo en aquella racha de victorias conseguida por el equipo entonces entrenado por Carlo Ancelotti.

Y eso que la realidad parecía distinta, pues el andaluz y el americano jugaron en las dos primeras jornadas e incluso el '10' del Real Madrid anotó dos tantos ante el Real Betis en la capital de España. Pero la alegría duró poco para el jugador 'cafetero', que tras sufrir una lesión con su selección, se ausentó durante varias semanas de los entrenamientos del conjunto blanco. En cambio, Isco seguía siendo importante para Rafa Benítez, que bien como titular o como suplente, contó con el centrocampista de Arroyo de la Miel en las 12 primeras jornadas de competición liguera.

Isco finalizó la temporada como el jugador número 12

Entonces surgió el factor Casemiro. El brasileño, repescado por el Real Madrid comenzó a mostrar las virtudes que provocaron que el club de Concha Espina se fijara en él y fue asentándose en el centro del campo, lo que unido a la imprescindible presencia de Toni Kroos y Luka Modric en la medular, y de la 'BBC' en la parte más adelantada del ataque dejaron sin sitio en el once inicial tanto a Isco como a James Rodríguez, que comenzaron a perder peso en el equipo, y sólo las continuas lesiones de algunos de estos jugadores les permitía saltar al verde.

Isco, en un partido del Real Madrid esta temporada | Foto: Dani Mullor | VAVEL.
Isco, en un partido del Real Madrid esta temporada | Foto: Adrián Ferro | VAVEL.

Mientras los rumores sobre una posible salida de alguno de los dos jugadores, el equipo no ofrecía buenas sensaciones sobre el terreno de juego, lo que provocó que al comienzo del año 2016, Florentino Pérez decidiera apostar por Zinedine Zidane como entrenador del Real Madrid. La llegada del técnico francés fue vista con buenos ojos por los dos centrocampistas, pues consideraban que el galo, tradicionalmente fiel a un estilo de juego más propia a las características de ambos que el impuesto por su predecesor en el banquillo, les iba a permitir disfrutar de más minutos.

Zidane dio oportunidades tanto a James Rodríguez como a Isco, pero la realidad fue que ninguno de los dos ofreció un rendimiento similar al de la temporada pasada, lo que sumado al continuo crecimiento de Casemiro y a su importancia en el juego del Real Madrid, terminaron por convertir la situación del malagueño y del colombiano en una similar a la vivida con el anterior técnico blanco. Sí hubo una diferencia entre ambos, y es la cantidad de minutos en el tramo final de la temporada. Mientras que el futbolista andaluz se convirtió en el jugador número 12, esto es, el primer recambio, el jugador sudamericano fue desapareciendo de los planes de su entrenador, y en varios partidos se quedó sin saltar al terreno de juego.

Isco y James Rodríguez. Dos futbolistas llamados a liderar al Real Madrid en el futuro que se han encontrado con una temporada francamente mejorable deportivamente hablando, hasta el punto de haber cambiado los tradicionales aplausos por los pitos en alguna ocasión. Los dos jugadores tienen talento de sobra para revertir la situación y volver a ser importantes en el conjunto blanco, pero sólo el futuro determinará qué rumbo toma la carrera deportiva de James Rodríguez e Isco.

VAVEL Logo