El Lleida no jugará en el Camp d'Esports hasta el 28 de septiembre
La empresa Royal Verd trabaja para finalizar las obras del Camp d'Esports (Foto: Lleida Esportiu)

El Lleida Esportiu ha solicitado a la RFEF disputar su partido de la próxima jornada ante el Espanyol B en el Camp Municipal de Mollerussa, donde ya jugó la primera ronda de la Copa del Rey. El motivo son las tareas de adecuación del césped del Camp d'Esports, que empezaron con cierto retraso el pasado 26 de agosto y que ya obligaron a aplazar en su día los dos primeros compromisos como local del conjunto de Gustavo Siviero. El primero de esos dos encuentros aplazados, previsto para el miércoles 21 de septiembre, tampoco se va a disputar finalmente en el Camp d'Esports, pues se calcula que el estadio no estará disponible hasta el día 28 del mismo mes.

El club leridano ha fijado el choque ante el Espanyol B, en el que buscará sumar su primera victoria en la presente liga, para las 17:30 horas de este sábado. El lugar, tal y como hemos mencionado el anterior párrafo, será el Camp Municipal de Mollerussa. El recinto, con capacidad para unos 1.200 espectadores, se llenó para presenciar el triunfo por 1-0 de los pupilos de Siviero contra la AE Prat. Fue el pasado 31 de agosto en un partido correspondiente a la primera eliminatoria de la Copa del Rey. En cambio, no es seguro el emplazamiento del partido aplazado contra el Atlético Levante, que se debería haber disputado en la jornada 2. Descartado el Camp d'Esports, el Lleida Esportiu debe decidir si repite nuevamente en Mollerussa o busca un estadio de mayor capacidad, como por ejemplo el Municipal d'Ascó, aunque existiría el handicap para el aficionado de una mayor lejanía.

El día marcado para la reapertura del Camp d'Esports es el miércoles 28 de septiembre, día en que se disputará el partido aplazado contra el CE L'Hospitalet. Así lo explicó Eduard Rovira, técnico de Royal Verd, la empresa encargada del cambio de césped. Actualmente los operarios se encuentran completando la construcción del top soil, la capa formada por arena de silicio, materia orgánica, estructurantes y adobos. Después será el turno de la instalación del nuevo césped, que llegará a Lleida transportado en 21 camiones frigoríficos.

El presidente del Lleida Esportiu, Albert Esteve, destacó que la prioridad del club es "dejar el campo bien acabado para que tenga un largo recorrido". Pese a los aplazos y cambios de lugar de los partidos, manifestó que "se están cumpliendo todas las fases de actuación marcadas". Por su parte, el alcalde de la ciudad, Àngel Ros, tildó las obras de "remodelación de gran envergadura". "Lleida tendrá un estadio en condiciones de acoger futbol de Segunda División y de competiciones de élite", dijo. Cabe destacar que, además de cambiar el césped, se ha sustituido el sistema de riego, el drenaje y la canalización de aguas.

VAVEL Logo