El Lleida deja su portería a cero y se lleva los tres puntos
Carlos Doncel protagonizó una de las mejores jugadas del partido. | Foto: Santi Iglesias

El Lleida Esportiu se ha reencontrado con la victoria (1-0) en el duelo que le ha enfrentado al Atlético Baleares. Un solitario gol de Guillem Martí en la primera mitad les ha sido suficiente a los de Siviero para sumar los tres puntos en juego. Y es que, de una vez por todas, los azules han conseguido dejar su portería a cero. Álvaro Campos ha tenido que esperar hasta la undécima jornada, pero por fin ha finalizado un partido sin encajar ningún gol.

El veto del acceso al campo a 57 aficionados del Lleida, 23 de ellos abonados, había focalizado la atención en las horas previas al encuentro. La tensión existente en el entorno del club se manifestó en los prolegómenos del partido, con largas colas en el exterior del estadio, provocadas por el proceso de identificación de los espectadores uno por uno y cánticos contra la directiva por parte de peñas como Rudes Lleida, que declinaba acceder al estadio al prohibirse la entrada a varios de sus miembros. Así pues, arrancaba el encuentro con muy poca gente en las gradas. Lo hacía con un Lleida Esportiu dispuesto a buscar la portería rival desde el primer minuto, consciente de que sólo le valía la victoria. Una jugada individual de Quintillà, jugando de carrilero por la izquierda, que terminaba con el balón en las manos del portero visitante sería la primera aproximación clara del Lleida.

Dominio y ocasiones locales

Christian Alfonso probaba fortuna desde lejos al ver al portero Aulestia descolocado, pero su remate no encontraba los tres palos. Más clara aún sería la ocasión de un incisivo Javi Casares, que se quedaba solo ante Aulestia, pero éste lo frenaba muy bien en el mano a mano. A los 19 minutos de juego otra acción similar, esta vez de Guillem Martí, volvía a rechazarla el portero de los baleares, pero la pelota le caía nuevamente al delantero del Lleida que, ahora sí, no desaprovechaba la opción de firmar el 1-0. El gol daba tranquilidad a los azules, que reafirmaban aún más su dominio. En una jugada de estrategia, Valiente cabeceaba al palo y parte del público y de los jugadores cantaban gol. Sin embargo, el árbitro no lo daba por válido.

Antes del descanso los de Siviero volverían a acercarse mucho al 2-0, pero el balón se resistía a entrar. Primero, un defensa sacaba sobre la línea de gol el que habría sido el segundo tanto de Guillem Martí. Después, Aulestia rechazaba con la rodilla el disparo de Christian Alfonso tras una bonita pared con el propio Martí. La ventaja mínima con la que se llegaba al descanso parecía corta para el Lleida Esportiu, que lo hubiera podido pagar caro en una segunda parte que ya no fue tan plácida.

Una segunda mitad más abierta

Álvaro Campos salvaba un mano a mano de Kike en los primeros compases de la segunda parte, en los que el Atlético Baleares empezaba a poner el miedo en el cuerpo a los leridanos. También lo intentaba Marcel con un disparo lejano, pero su remate se perdía por encima del larguero. No duraría demasiado el dominio de los mallorquines, que se volverían a echar atrás ante un Lleida bien posicionado y con mayor calidad. De este modo, los de Siviero volverían a disponer de ocasiones para aumentar su corta renta. Casares enviaba fuera un disparo escorado y Aulestia se lucía para rechazar a córner un cabezazo de Quintillà. Una recuperación de Guillem Martí alrededor del área también causaría problemas a los baleares, pero el delantero intentaba sin éxito definir la jugada en solitario.

El susto para los locales llegaría en una acción en la que Kike se deshacía de la defensa azul para plantarse ante Álvaro Campos. Afortunadamente para el Lleida, el extremo visitante se equivocaba intentando asistir a un compañero en lugar de buscar el disparo. Y poco después, el mismo Kike cabeceaba fuera el balón en otro intento. A ambos equipos les tocaría sufrir hasta el pitido final del árbitro por la incertidumbre de un resultado que pudo cambiar hacia el 2-0 en una magnífica jugada individual de Doncel, digna del mismísimo Messi, o hacia el 1-1 en un disparo envenenado de Jurado que atrapaba Campos. El Lleida Esportiu, con esta victoria, abandona los puestos de descenso.

Lleida Esportiu Atlético Baleares
Álvaro Campos 7 Aulestia 8
Quintillà 7 Manu 6
Toño Vázquez 6 Kike 7
Valiente 7 David Sánchez 6
Andriu 6 Biel Guasp 6
Turu Flores 6,5 Esteban 6,5
Casares 7 Xisco 6
Miki Muñoz 6,5 Cristeto 5
Guillem Martí 8 Tete 5,5
Christian Alfonso 7 Fullana 6
Òscar Rubio 6 Rubén Jurado 6
Suplentes
Fran Moreno 6 Marcel 5
Doncel 5 Avi 4
Arnau 5    
VAVEL Logo