Todo esfuerzo tiene su recompensa
Imagen: Eloy Molina

Día de partido, horario matinal, se respira ambiente de fútbol. Llegan dos equipos necesitados de puntos, el Badalona para aspirar a la parte alta y el Gavà para salir de la zona de descenso. El partido despierta igual que el día, ventoso y nublado, con mucha intensidad y con imprecisiones. Pero poco a poco, las cosas se aclaran.

Lluvia de ocasiones

Después de 15 minutos de imprecisiones, sin continuidad y sin un dominador claro, el conjunto local empezó a combinar bien entre líneas y, poco a poco, consiguió hacerse con el dominio del partido. En el 15' Craviotto salvó a su equipo con una gran intervención a mano cambiada para evitar el gol de Sandro desde la frontal del área. Esta sería la primera de muchas ocasiones para los locales.

Los de Manolo González, después de una buena presión inicial del Gavà, cerraron a los visitantes en su propio campo, y el Gavà solo lo intentaba al contragolpe con jugadas aisladas de Héctor. Los escapulados se acercaban cada vez más al gol con jugadas de Moha e Iván Agudo por las bandas. Pero cuando el Badalona empezaba a jugar mejor, Aly Coulibaly se retiró del campo por molestias en el tobillo y entró Maestre.  En esos minutos bajó el ritmo, y en una jugada aislada Héctor estuvo a punto de sorprender a Morales con un disparo de larga distancia. Cuando parecía que los escapulados no encontraban soluciones para su ataque, forzaron un penalti. Pudo ser la llave para desequilibrar el encuentro, pero Craviotto paró el disparo de Musa desde los 11 metros.

Jugadores, técnicos y aficionados locales empezaban a sentir un poco de desesparación e impotencia, "ni de penalti" se escuchaba en los comentarios de la gente. Recordamos que al Badalona le está costando mucho ganar en casa por culpa de sus malos registros ofensivos.

El partido llegaba al descanso con empate a cero, solo uno de los dos equipos estaba satisfecho.

La misma tónica

La segunda parte empezó como la primera. En los primeros minutos el Gavà presionó arriba y probó varias transiciones ofensivas. Pero poco a poco, el Badalona aceleró el ritmo y empezó, otra vez, una lluvia de ocasiones. El partido estaba roto, y el Badalona lo probaba una y otra vez a manos de Musa, Víctor (sustituyó a Sandro), Toni Lao, Moha... Pero el gol no llegaba.

Parecía imposible que el Badalona pudiera hacer un gol, todas las oportunidades salían por la línea de fondo, las atajaba Craviotto o rebotaban en cualquier jugador, podrían jugar tres horas más y no conseguir ni un solo gol. Desesperación y frustación, son las palabras que definen mejor los últimos minutos.

¡Recompensa!

Cuando el Badalona atacaba a la desesperada, en el último minuto, Iván Agudo aprovechó un despeje de Craviotto para hacer el 1-0 y sentenciar el partido. 

El Badalona ganó un partido que dominó de inicio a fin y que pudo tener un resultado mucho más amplio. El conjunto de Manolo González ya piensa en el partido del Mini Estadi, "iremos a ganar, como siempre" ha dicho el técnico al finalizar el partido.

El Gavà estuvo a punto de llevarse un punto de oro de Montigalà, y estará una semana más en la zona de descenso.

VAVEL Logo