Adrián Ramos declara su intención de abandonar el Granada
Adrián Ramos controla un balón en un partido de la temporada pasada. | Foto: Antonio L. Juárez

La estrella del nuevo proyecto del Granada C.F. dejará de serlo en breves. El internacional colombiano Adrián Ramos ha anunciado abiertamente su deseo de abandonar el club nazarí para poder jugar en Primera División. 

El delantero manifestó en una entrevista a "RCN Radio", una radio de su país natal, que quiere salir cuanto antes ya que su deseo es el de jugar en alguna liga mayor. "Más allá del proyecto ambicioso que tiene el Granada quiero salir del equipo porque tengo otros propósitos", manifestó Ramos.  Estos propósitos a los que hace referencia Ramos son las de poder ser convocado por su selección para disputar el Mundial de Rusia que tendrá lugar el año que viene. 

El ariete no se había pronunciado hasta el momento sobre su posible continuidad en el club desde que en el pasado mes de junio Tony Adams asegurase que Adrián Ramos formaría parte del equipo en Segunda División. El club, el cual era conocedor de la decisión del futbolista de irse, ha intentado convencerle por todos los medios tratando de que el colombiano se sintiese integrado y querido tratando de darle la vuelta a la situación, pero la realidad es que Ramos no ha abandonado su pensamiento inicial

El futbolista declaró en la entrevista que "al principio se llegó a un acuerdo para regresar a China, pero al final el equipo chino ya tiene las plazas de extranjeros cubiertas y he pensado en lo que quiero y en mis aspiraciones. Hay un Mundial dentro de un año y como jugador siempre sueño con estar, y para eso he de estar en una alta competición. Eso es lo que quiero ahora". 

El problema para el colombiano es que tiene contrato en vigor con el Granada C.F. en condición de cedido por el Chonqing Lifan, conjunto chino del que también es propietario el presidente del Granada Jhon Jiang y que pagó un total de 10 millones de euros en el pasado mercado invernal para hacerse con los servicios del delantero. “Yo he manifestado al club el querer salir y obviamente tengo un contrato y ellos se basan en eso, pero la realidad mía es la de querer salir y seguir jugando en Primera de cara al futuro”, señala.

El Granada se encuentra ahora con la difícil papeleta de suplir a su jugador estrella a falta de cuatro días para el inicio liguero y de dos semanas para el cierre del mercado. A esto se suma la necesidad de buscar acomodo a Saunier, Foulquier y Krhin, los cuales no cuentan para el técnico José Luis Oltra y cuyo elevado salario dificulta la posibilidad de incorporar nuevos refuerzos.

Pero no todo son malas noticias, ya que si Adrián Ramos finalmente abandona la entidad nazarí se abre la posibilidad de incorporar como jugador de la primera plantilla al peruano Sergio Peña, ya que el colombiano dejaría libre una de las dos plazas de extracomunitario que se permiten en Segunda División. Ahora le toca al club decidir si este fin de semana convoca a Sergio Peña para el partido contra el Albacete, lo cual impediría a Ramos formar parte del equipo, o no convocarlo y esperar para ver cómo se resuelve el asunto del colombiano, con la esperanza de que el jugador cambie su parecer y opte por continuar en el Granada, aunque esta opción se torna muy complicada. 

VAVEL Logo