La lesión de Soria y el regreso de Navas al Pizjuán, lo más destacado del debut liguero
Jesús Navas, con el "16" de Puerta a la espalda | Foto: LaLiga

Lo cierto es que el primer encuentro del Sevilla Fútbol Club en LaLiga Santander 2017/18 no fue excesivamente brillante, ni en cuanto a juego ni en cuanto a marcador. Faltó profundidad, frescura, y sobre todo, faltaron los goles que desnivelaran la balanza ante un rocoso Espanyol, que lograba el empate a uno y de esa forma se lleva un punto para Cornellá. Aun así, varios nombres propios pueden destacarse de este primer encuentro.

Para empezar, Berizzo ya ofrecía importantes novedades desde el once inicial, muy diferente al del encuentro de ida de Champions en Estambul. No estaban Mercado, ni Correa, ni Montoya, ni Ben Yedder, pero por contra fue el momento para los nuevos: Corchia ocupaba el lateral derecho, el cual está llamado a dominar más pronto que tarde; Kjaer acompañó a Lenglet en el centro de la zaga, mientras que los dos ex del City Navas y Nolito ocupaban las alas de un ataque que lideraba Luis Muriel. Todos ellos cumplieron aunque ninguno destacó en exceso, aunque el delantero colombiano generó muchísimo peligro y rozó el gol en varias ocasiones. Otras fueron novedades Sarabia, Ganso y el canterano Borja Lasso.

Sin embargo, la mayor sorpresa del once de Berizzo fue la de David Soria en portería. El madrileño tenía ante sí la ocasión de jugar una competición que apenas conoce desde que debutara ante Osasuna el pasado mes de mayo, pero la suerte le fue esquiva en lo que para él iba a ser una gran noche, y a los cinco minutos de juego un choque con Leo Baptistao le dejaba fuera de combate. Ni siquiera la satisfacción de haber salvado el primer gol perico en dicha acción pudo aminorar la desolación del cancerbero, que será baja dos semanas por una luxación en el dedo. Su futuro, por cierto, aún no está nada claro ya que equipos como el Levante pujan fuerte por él.

Más alegre fue la noticia del regreso de Jesús Navas a su casa. El de Los Palacios, con el "16" de Puerta a su espalda, era obviamente recibido como agua de mayo por el Pizjuán como su hijo pródigo que es, y ello lo devolvió el sevillano con un gran trabajo por la banda, donde se desgastó y terminó siendo uno de los mejores de la noche a pesar de no lograrse la victoria. Junto a él jugó Borja Lasso en su primer partido como miembro de la primera plantilla a todos los efectos, acompañando en el centro del campo a N´Zonzi y Ganso, aunque en su caso su participación pasó bastante desapercibida y fue sustituido al inicio de la segunda mitad por Banega.

En lo meramente deportivo, Lenglet fue quizás el hombre del partido para los de Nervión. El único jugador junto a N´Zonzi que repitió titularidad con respecto a la Champions, volvió a mostrar mucha solidez defensiva y además lograba el primer tanto del Sevilla en esta campaña en Primera División, rematando a gol un saque de esquina botado por Nolito que el central introdujo en la portería ante la indecisión de los defensores pericos. La otra cara de la moneda fue Banega, que salió en la segunda mitad para revitalizar el juego del equipo y a la media hora fue expulsado tras insultar al colegiado como protesta al recibir una tarjeta amarilla, dejando con un hombre menos al Sevilla para los últimos minutos del choque.

VAVEL Logo