El FC Barcelona, a seguir con la buena dinámica
Messi y Jordi Alba, abrazados | Noelia Déniz - VAVEL

El FC Barcelona, iniciaba una nueva etapa con Ernesto Valverde al mando tras tres temporadas con Luis Enrique en el banquillo. El balance de estas temporadas con Luis Enrique, son positivas, sobre todo el primer año donde consiguió un triplete, pero su último año acabó decepcionando y decidió abandonar el club.

Ernesto Valverde pues, fue el elegido para ser el nuevo entrenador azulgrana, tras sondear diversas opciones y, creer finalmente, que el Txingurri era el ideal. Los inicios en los banquillos del FC Barcelona empezaron con varias dificultades para Valverde. La marcha de Neymar al PSG y el problema para realizar los fichajes que se querían, supusieron los primeros quebraderos de cabeza para el exentrenador del Athletic Club.

Pese esos problemas iniciales, ahora mismo el FC Barcelona es líder de la liga, está a siete puntos del Real Madrid y en Champions está invicto. Esta buena dinámica del conjunto azulgrana se explica, sobre todo, con la figura de Messi y la gran defensa del equipo.

La Supercopa de España, el primer fracaso

La Supercopa española, supuso el primer varapalo de la temporada. En la pretemporada, el equipo mostró una buena imagen y se empezaron a ver las consignas de Valverde, como mantener el equipo junto y la alta presión a los rivales. Eso sí, en la primera final del equipo, el FC Barcelona cayó estrepitosamente ante el eterno rival, el Real Madrid, que mostró una gran superioridad.

Estos partidos parecían de pretemporada, con un Barça muy flojo físicamente y poco entonado. Por lo tanto, tocaba pasar página, aunque sin olvidarse de todo lo que se debía solucionar.

Después de la tempestad llega la calma

Tras el mal inicio perdiendo la Supercopa de España, el conjunto azulgrana empezó LaLiga de muy buenas maneras. Valverde demostró su intervencionismo probando nuevos sistemas, como ante el Betis, dónde se jugó con una especie de 4-2-3-1. Parece que el conjunto azulgrana olvidó la derrota y, empezó LaLiga de forma fulgurante.

De momento, siete victorias en los siete encuentros realizados, algunas de forma abultada y cómoda y otras sufriendo, pero en todas consiguiendo los tres puntos. Poco a poco, se deben pulir detalles ya que, obviamente, falta mucho para llegar al máximo nivel y, el juego quizás no es el más fluido, pero, la gran capacidad goleadora del equipo, anotando goles con bastante facilidad y, la gran defensa del equipo, habiendo recibido apenas dos goles, hacen que todo el mundo vuelva a temerle a este equipo. Ahora mismo, el cuadro azulgrana es líder invicto en LaLiga y está a siete puntos del Madrid. Un Madrid que parecía invencible al inicio de temporada y, que ahora, ha empatado dos encuentros y ha perdido uno.

Este gran inicio y esta buena dinámica del equipo, no se entiende sin la gran defensa que tiene el equipo y sin un jugador en especial, Leo Messi.

La mejor defensa de Europa

Actualmente, se puede decir sin pelos en la lengua que, el FC Barcelona tiene la mejor defensa de Europa. En este inicio de campaña, el Barça ha puesto el cerrojo en la portería y, tanto en Liga como en Champions, sólo se han recibido dos goles. Durante muchos años, el conjunto azulgrana ha tenido siempre problemas defensivos y, era la parcela dónde más sufría el equipo. Esta vez parece todo distinto, y la defensa es muy fiable en todos los aspectos.

En la portería, Ter Stegen es todo un seguro de vida y es titular indiscutible en la portería del Barça, una posición muy complicada y siempre en el punto de mira de todos. El alemán se ha ganado el cariño y el respeto de la afición y de sus compañeros y actualmente tiene un porcentaje del 85% de acierto en las paradas.

La pareja de centrales Piqué – Umtiti, también está impecable y, ambos forman un tándem espectacular. El catalán, cada vez más maduro, es el líder absoluto de la zaga. Con su característica buena y aseada salida de balón, y su limpieza en el corte, le hacen imprescindible también. Además, lidera el número de rechazos, con 15. Por su parte, el francés Umtiti, ha sido de los mejores fichajes, si no el mejor, de los últimos años. Tras tantos años buscando un buen central, parece que se acertó con Samuel. Con tan sólo 23 años, ya es parte importante de la zaga, destacando sobre todo por su fortaleza física.

Semedo y Jordi Alba también merecen mención especial. Jordi Alba, el año pasado, perdió un poco de protagonismo con Luis Enrique, y no pareció demasiado satisfecho con ello. Este año, con Valverde, ha recuperado ese protagonismo y vuelve a ser indiscutible. Además, últimamente le dejan el carril izquierdo libre, cosa que le favorece mucho. Nélson Semedo, por su parte, ha sido una de las sorpresas agradables de la temporada. Desconocido para muchos, llegó al Camp Nou con la intención de luchar por la titularidad y, a pocos meses del arranque liguero ya lo es. Destaca sobre todo su velocidad y su portentoso físico. Y, además de su importante proyección ofensiva, ambos destacan también defensivamente, donde colaboran interceptando contraataques y ayudando a la pareja de centrales.

Leo Messi, de otro planeta

Si hay algo que explica la buena dinámica azulgrana a parte de la zaga defensiva, ese es Lionel Andrés Messi. Poca cosa se puede decir más de Messi, pero temporada tras temporada se sigue superando a sí mismo. El argentino está siendo la figura por excelencia del equipo y sus números al inicio de temporada son de cine. Contando LaLiga y la Champions, el argentino ha disputado nueve partidos y ha anotado 13 goles.

Su influencia en el juego del equipo es bestial y, a sus 30 años, ha realizado su mejor arranque. Obviamente, es muy difícil que siga así toda la temporada, pero Messi, con poco hace maravillas. Quizás en un partido apenas aparece y, al final del encuentro, tiene una oportunidad y la aprovecha.

La clasificación de Argentina al mundial, aparentemente no tiene por qué afectar de manera positiva o negativa al FC Barcelona pero sí que lo hace, y su impacto puede ser muy positivo. Esta clasificación le da mucha moral al argentino y, no haberse clasificado, hubiese significado un varapalo muy grande y su moral hubiera bajado.

VAVEL Logo