Buen ataque y mucho peor defensa
Sergio León pelea un balón en el partido ante el Éibar en Ipurúa | Foto: Real Betis

El Real Betis marca mucho pero encaja aún más. Estas son las conclusiones que se extraen del equipo de Setién ya pasadas 12 jornadas de liga. El cuadro verdiblanco suma 21 goles a favor, la mayor cifra a estas alturas de liga desde la temporada 96/97. Sin embargo, este buen dato ofensivo contrasta con los 25 tantos encajados, la mayor cantidad de goles en contra desde la temporada 65/66.

El Betis es el sexto equipo más goleador de toda la Primera División. El mejor dato goleador de los últimos 20 años en el Villamarín tiene dos principales culpables, Sanabria y Sergio León. La dupla atacante lleva una media goleadora de casi un gol con partido, con 11 goles en 12 partidos. De esos 11 goles, 7 tantos llevan la firma del atacante paraguayo por 4 del delantero cordobés.

La fragilidad defensiva es el mayor problema del Betis en lo que va de temporada, por ello hacía más de 50 años que no encajaba tanto. El estilo de Setién asume unos riesgos a la hora de sacar el balón jugado, pero la mayoría de los goles no llegan en esas situaciones sino en jugadas a balón parada y de defensa posicional. En toda la Primera División solamente la UD Las Palmas lleva más goles encajados que el conjunto sevillano. El mayor ejemplo de esta debilidad en la defensa se encuentra en el último partido ante el Éibar. El equipo vasco llegaba al partido con 6 goles anotados en 11 jornadas. A pesar de este más que pobre balance ofensivo, la escuadra de Mendilíbar fue capaz de marcar 5 goles en 90 minutos a la defensa verdiblanca.

Encajando tantos goles, el Betis estará obligado a anotar aún más para sumar de 3 en 3. Además de la mala defensa, a esto hay que sumar las bajas. Contra el Girona, Setién no podrá contar con Feddal ni con Mandi, pareja titular de este equipo. Si el Betis desea mantenerse en la parte media alta de la tabla deberá mejorar su balance defensivo.

 

VAVEL Logo