Pero que sea ya...
Pako Ayestarán el día de su presentación // UD Las Palmas

OPINIÓN| Después de la derrota cosechada por la UD Las Palmas ante el Levante, saltaba a la palestra la noticia de la reunión del Consejo de Administración para valorar la continuidad de Pako Ayestarán. Ese mismo domingo, se ratificaba al míster y todo hacía prever que sería el inquilino del banquillo amarillo en Anoeta.

Al día siguiente bien entrada la tarde, se aseguraba desde diferentes medios que a pesar de lo comentado anteriormente, la UD seguía sondeando el mercado en busca del sustituto, el primer nombre que aparecía era Javier Aguirre, curtido en mil batallas y conocedor de La Liga Santander, no es la primera situación crítica a la que se enfrentaría. "El Vasco", ha estado en Osasuna, Atlético de Madrid, Real Zaragoza y RCD Espanyol, con un total de 355 partidos como técnico. No tiene un estilo arraigado de fútbol de toque como el equipo amarillo practica, o mejor dicho practicaba porque ahora mismo no tenemos patrón de juego definido... Sonó cuando la dimisión de Manolo Márquez, y desde el diario "El Desmarque", comentan que está cerrado a falta de la destitución del actual entrenador. En su contra tiene, el tiempo de inactividad en una gran liga, y que el clima afición, vestuario, directiva no sería ni parecido a alguno de sus antiguos retos. Si es Javier Aguirre el elegido adelante, pero que sea ya...

El martes, nos encontrábamos con otro nombre, el cual ya se decía que estaba todo cerrado pero se truncó y ahora parece irreal esa opción, su nombre Pizzi, conocido por la afición valencianista por llevarlos a una semifinal de Europa League, y por los chilenos, a los cuales les hizo ganar una Copa América, al igual que no les clasificó para el reciente Mundial de Rusia 2018. En esta última etapa en la selección, se vio un estilo de juego funcional, es decir, según como actuara el rival actuaba su conjunto, el cual iba rotando en función de las características del juego, algo que desde la parroquia amarilla demandan. Todo esto se apoyaba en un 4-3-3, parecido al que se utiliza ahora, aunque solo Pako sabe que esquema táctico emplea, con fases del juego donde se aboga por la presión intensa y contraataque rápido tras pérdida, con momentos de replegar a mediocampo y mantener la pelota con pases cortos. Ha sido bien recibido por la afición amarilla, si es Pizzi el elegido adelante, pero que sea ya...

Y, por último, dos entrenadores con similitudes en sus términos contractuales con sus equipos, Almirón y Paco Jémez, viejo conocido por la hinchada canaria. El primero, gran trabajo con Lanús, que está en la final de la Copa Libertadores, después de dejar en la cuneta a River Plate, desplegando un juego muy parecido al de la época de Setién, presión intensa y combinaciones para llegar al área rival, sin duda, la sensación del año en Sudamérica ha sido Jorge Almirón, mi favorito, el problema es que está inmerso en la Libertadores, y todavía le queda el segundo partido, además si logra la consecución de este título iría al Mundial de Clubs, y sería mucha demora. Un ex, es el que suena con más fuerza y el que parece que cala más en la afición, viene de hacer un gran trabajo con Cruz Azul, clasificándolo para los playoffs del título de liga, el cual le empiezan esta misma semana. Ya se sabe cómo juega Jémez, defensa muy adelantada, siendo protagonistas con el balón... pero yo lanzo una pregunta, después de la sangría de goles que se tiene esta temporada ¿es esta la mejor opción?, y, sumado a que nunca le hemos visto en una situación parecida, vale que ha estado luchando con el Rayo Vallecano en zona baja, pero era su plantilla, la que el confeccionó, nunca ha ido a un reto de similares características. Da igual si es Jémez o Almirón, pero que sea ya...

No se quiere otro Pako, ni un Abelardo, ni que la culpa la tenga el preparador físico de turno, ni que las decisiones se ratifiquen un lunes, se planteen un martes, se duden un miércoles, para ratificarlo el jueves otra vez. Quieren soluciones, que se le dé prioridad a la afición, que es la que de verdad ha estado ahí, que sus jugadores se dejen la piel los 90 minutos de partido, que el entrenador cuando salga en rueda de prensa diga lo que se hizo mal y que ponga todo para mejorar la actual situación, no solo trabajo y focalizar la tarea. Que costó 13 años volver a Primera, una división que por historia les pertenece, no quieren volver a deambular por categorías inferiores, por no poner toda la carne en el asador, por una mala planificación y poca capacidad de buscar soluciones, porque todavía se está a tiempo de buscar soluciones, y no se quiere "pan para hoy, hambre para mañana", pero que sea ya... porque mañana es tarde.

VAVEL Logo