Una plantilla comprometida
Foto: Lázaro de la Peña (Valencia Club de Fútbol)

Se está viviendo un momento dulce en Valencia. El conjunto che sigue invicto en lo que va de temporada, sabe defender y atacar por igual, la afición está contenta y sobre todo, los jugadores perciben un ambiente amistoso y agradable dentro del club.

Uno de los aspectos más importantes en un club como es el caso del Valencia es el hecho de que la plantilla se sienta a gusto día a día. De esta manera no solo se consigue forjar una buena conexión entre todos los integrantes de esta, sino que además esa conexión puede verse reflejada en los resultados del equipo. Sin embargo, de nada sirve mantener esa buena relación si al finalizar la temporada los jugadores se van a marchar en busca de nuevos equipos donde jugar, y es por ello que desde las oficinas del Valencia se han puesto manos a la obra con las renovaciones de los contratos de sus jugadores.

Atados hasta 2022

El jugador castellonense Jaume Doménech ya fue renovado hasta el año 2018, y posteriormente en 2016 firmó otra renovación hasta 2022. Se aseguró entonces la permanencia de un jugador que tiene una conexión especial con la afición valencianista, ya sea por el hecho de ser un jugador de la terreta o por sus méritos como futbolista.

Foto: Lázaro de la Peña (Valencia Club de Fútbol)
Foto: Lázaro de la Peña (Valencia Club de Fútbol)

Y hace apenas unos días se acordó otra renovación en el club che, la del delantero que está en boca de todos, Rodrigo Moreno. El joven atacante del Valencia CF amplió su contrato con el club también hasta 2022, el cual le establecía además una cláusula de 120 millones de euros. El jugador cumple ahora mismo su cuarta temporada en el equipo y, por su reciente renovación, parece que no será la última.

El capitán está al caer

A pesar de los recientes movimientos en las oficinas del club, la afición aún espera la renovación de un jugador especial para ellos, posiblemente una de las piezas más importantes del Valencia a día de hoy, el capitán del equipo Dani Parejo.

Desde el entorno del jugador se ha dado a conocer que su postura y la del club son cercanas y que, en algunos meses, el jugador pasará de tener un contrato que finaliza en 2020 a tener uno prolongado hasta 2022, tal y como lo poseen jugadores como Rodrigo y Jaume.

Pero como ya se sabe, en el fútbol todo puede pasar. Nada es seguro, ni que el Valencia seguirá igual de bien en unos meses ni que el jugador de Coslada seguirá con la voluntad de renovar. Sin embargo, en el momento en el que estamos viviendo, lo que se puede ver es a una plantilla unida, sin tensiones y con ganas de continuar dándolo todo por el club el máximo tiempo posible.

VAVEL Logo