Atasco convertido en caída libre en Anoeta
Celebración del Málaga con Illarra cabizbajo. Foto: LFP

La Real volvía a casa, después del fiasco contra el Zenit, inmerso en una mala racha de resultados. El Málaga se presentaba en Anoeta como colista y con la necesidad de ganar tras ver como vencían Alavés y Deportivo. Ambos tenían que ganar y así salieron al campo, con ganas de marcar y de atacar. Eusebio repetía once con el cambio obligado de De la Bella por Kevin, mientras que Michel no podía contar con el goleador Rolán, pero sí alineaba al ex realista Chory Castro. Y la Real volvió a decepcionar no sabiendo ganar al colista de la liga.

Otra vez lo mismo

Pese a que en los primeros cinco-siete minutos ambos equipos querían robar arriba y atacar, el dominio realista se fue imponiendo a un desbordado Málaga. La Real llegaba y llegaba, pero la mayoría de centros no encontraban rematador, y los que llegaban a las cabezas realistas, se iban fuera sin peligro. Oyarzabal fue el primero en fallar, solo, de cabeza en el segundo palo un brillante centro de De la Bella. En una falta lateral llegó el segundo remate realista, con Iñigo rematando mal un buen centro de Illarra.

Willian José la pelea con Recio. Foto: LFP
Willian José la pelea con Recio. Foto: LFP

Willian José estuvo muy activo en toda la primera mitad, participando mucho en los ataques y en las largas posesiones, pero sin tener él ocasiones de marcar, más que cuando él mismo se buscó la vida recortando y tirando fuera desde muy lejos. La Real encontraba el dominio que tanto le gusta, y Januzaj estaba gustándose, pero como empieza a ser habitual, la Real falló de manera imperdonable y se puso a remolque todo el partido, otra vez. Iñigo fallaba un pase a Rulli, se adelantó Bastón, y el arquero argentino cometió penalti, muy dudoso, puesto que el delantero siguió con el balón y hasta chutó, pero penalti. El propio ex delantero del Eibar lo lanzaba a la perfección y 0-1 al minuto 23.

Borja Bastón fusila a Rulli. Foto: LFP
Borja Bastón fusila a Rulli. Foto: LFP

A partir de ahí, el Málaga se encontró cómodo en el terreno de juego, y la Real, un poco salida del partido. Iñigo y Llorente fallaron en un par de acciones más, Januzaj desapareció y solo se le vio encarándose con Recio. La Real apenas creó peligro, e incluso se le anuló un gol a Peñaranda por falta en ataque sobre Iñigo, también dudosa. En la última de la primera mitad, Llorente remató fuera, de cabeza, un córner de Oyarzabal. Descanso, y pitadas varias, para el equipo y para el árbitro, muy polémico.

Sigue la fiesta

Zubeldia entraba por Zurutuza en el descanso, por presuntas molestias del debatarra. Eusebio otra vez realizaba ese cambio, pero el equipo no mejoró. El partido se igualó y la Real dejó de tener tanto la pelota en campo contrario. La única que tuvo en los primeros 15 minutos, clarísima, fue de Willian José. El brasileño recibió en el área un balón complicado, lo controló y bajó a las mil maravillas, se durmió, hizo un 'sombrerito' estelar, pero se le quedó atrás el balón, disparó con la zurda, y al palo. Además, Peñaranda comenzó el juego de perder el tiempo, tirándose, saliendo fuera, y volviendo a entrar para volver a tirarse y pedir el cambio finalmente. Entró En-Nesyri.

Prieto protesta airadamente. Foto: LFP
Prieto protesta airadamente. Foto: LFP

Por si fuera poco, llegó la segunda puñalada. Falta lateral del Málaga, y el balón golpeó el brazo de Willian José, y penalti. Rulli se hizo gigante y detuvo la pena máxima a Borja Bastón, pero Chory se lanzaba en plancha y remataba a gol, 0-2 y el partido muy cuesta arriba. Al poco del gol, la Real tuvo su ocasión, en una buena contra entre Oyarzabal, Willian José e Illarra, que este último la tiraba fuera tras dejada atrás del brasileño. La grada, y los jugadores, se desesperaban.

Eusebio, a la desesperada, introducía a Juanmi por Januzaj, y al poco tiempo, a Bautista por Willian José, con la pitada correspondiente de la grada por no entender el cambio, y ya corría el minuto 72. La Real seguía generando, muy volcada, pero con poco éxito. Y el Málaga estaba esperando su momento a la contra. La Real puso centros y más centros, pero el único remate lo salvó Roberto meritoriamente, el resto, se paseaban de lado a lado, o los despejaba la defensa.

Los malaguistas celebran el segundo tanto. Foto: LFP
Los malaguistas celebran el segundo tanto. Foto: LFP

La Real se queda novena en la tabla, con hasta tres equipos que pueden superarle, y a solo dos puntos de la sexta plaza, teniendo que jugar el Villarreal contra el Barcelona. El Málaga, por su parte, sale del farolillo rojo, pero no del descenso, y se queda con 11 puntos a tres del Athletic.

VAVEL Logo