Y llegó la victoria mil
Muriel celebra su gol que supuso el definitivo 0-3 / Foto: Ernesto Aradilla

Tras cinco partidos de liga sin conocer la victoria, el Sevilla vuelve a sumar tres puntos. Con esta victoria llega la número mil en liga convirtiéndose en el sexto equipo que alcanza dicho número tras Real Madrid, Barcelona, Atlético, Athletic y Valencia. Así, el conjunto andaluz presenta estos dígitos en Primera División: 1.000 triunfos, 533 empates y 896 derrotas, con 3.706 goles a favor y 3.406 goles en contra.

Los hispalenses siguen mostrando una clara mejoría y en Cornellá consiguió ser bastante eficaz de cara a puerta, lo cual no es una tónica común en este equipo. Ya son dos victorias consecutivas en una semana. Los jugadores muestran una actitud totalmente distinta a la de anteriores partidos y la afición empieza a ilusionarse. Con todavía errores por corregir este Sevilla empieza a despertar.

Se asienta el once tipo

Si algo ha caracterizado al Sevilla en los últimos dos años ha sido la ausencia de un once claro. Berizzo en los meses que estuvo hacía bastantes cambios de un partido a otro y esto no acababa de agradar a la afición. La llegada de Montella ha hecho que eso de rotar, de momento, no exista. Tras unos primeros partidos de aclimatación parece que ya lo ha encontrado: Rico; Corchia, Mercado, Lenglet, Escudero; N´Zonzi, Banega; Sarabia, Mudo, Correa; Muriel.

La presión adelantada del Sevilla y la salida rápida de balón, son claves para Montella

Y no le está yendo nada mal. Tras una victoria importantísima y de nivel ante el Atlético en Madrid, ha conseguido la primera el liga ante un buen Espanyol. Los pericos siempre buscando tener el balón para poder crear peligro logró asustar más de una vez a los visitantes. En el minuto 12 Gerard Moreno tuvo una ocasión clarísima dentro del área pequeña tras centro de Dídac. Se marchó rozando el palo. Tras esta clara ocasión, el Sevilla supo volver al partido que quería realizar: presión intensa gracias a los hombres de arriba que intentaban hacer que tuviesen que jugar al pelotazo para salvar la presión.

El juego de ataque sevillista era claro. Jugar lo más rápido posible y dando los pases justos. De esta manera Sarabia filtraba un balón al hueco a Corchia, el francés llegaría justo al balón pero al ser despejado le cayó a los pies de Correa dentro del área. Unos regates de gran calidad del argentino que culminaba con un tiro dentro del área que paraba Diego López pero que dejó un balón perfecto para que el Mudo solo tuviera que empujarlo. Un serio Sevilla se adelantaba en el marcador y unos minutos después Muriel tuvo el segundo pero su balón se fue rozando el palo tras un tiro escorado. Lo siguió intentado y en el minuto 34 Sarabia marcó un golazo. Tras irse de dos jugadores en la esquina izquierda del área, armó su pierna derecha para buscar la escuadra derecha. 0-2 y el partido bastante encarrilado para los hombres de Montella.

Mercado se asienta como defensa central / Foto: Ernesto Aradilla
Mercado se asienta como defensa central / Foto: Ernesto Aradilla

Segunda parte de oficio

Empezó muy fuerte el conjunto catalán en la segunda mitad. Tras la vuelta de vestuarios ingresó potencial ofensivo con Sergio García y Víctor Sánchez. Del minuto 50 al 60 el Espanyol consiguió encerrar al Sevilla en su área. Tras un fallo de salida de balón del Sevilla, Gerard Moreno dejaba en bandeja a Léo Baptistao un gol que llegó a cantar todo el estadio pero el jugador brasileño lo mandó a las nubes. Pero apenas un minuto después Sergio García enviaba, rozando el palo, un disparo cruzado. El conjunto local olía el gol y Montella en la banda se desesperaba por el comienzo de la segunda parte.

Entre el minuto 50 y 60 el Espanyol pudo recortar distancias y llegó a encerrar al Sevilla

Después de estos minutos de locura el Sevilla logró que el balón se disputase más lejos de su portería. Para suerte sevillista el conjunto local no volvería a contar ocasiones tan claras pero tampoco dejaría de sufrir porque el Espanyol no se iba a rendir en ningún momento. Logró desperezarse un poco los visitantes y logró tener un tiro de Sarabia pero iba muy centrado. Con la entrada de Navas y Nolito el Sevilla esperaba que el Espanyol se arriesgara a subir arriba y dejara huecos para jugar a la contra. La entrada de Geis, realizado entre los dos cambios anteriores, era una manera de mantener orden defensivo y no dejar que el centro del campo fuera un espacio que pudiera aprovechar el conjunto local.

Ya con el partido a punto de finalizar Muriel logró el tercero. Parece que el colombiano con el entrenador que ya lo tuvo en la Sampdoria le está sacando provecho. Con Berizzo andaba perdido y no se sabía muy bien que tipo de delantero era. Ahora, parece que su rol está claro: presión intensa en la salida de balón del rival, toques fáciles para no perder el balón y, cuando se pueda, salir corriendo con el balón. Así, en el 89´y, con un Espanyol que ya daba el partido por perdido, se "guisó" una jugada y, como Juan Palomo, él se la "comió". Cuarto gol de Muriel en lo que va de liga y cinco en total (gol en copa ante el Cartagena). 

Como es costumbre, los minutos 16 y 21 unen a ambas aficiones / Foto: Ernesto Aradilla
Como es costumbre, los minutos 16 y 21 unen a ambas aficiones / Foto: Ernesto Aradilla

Con todo ello, se puede decir que el técnico italiano ha sabido congeniar con sus jugadores y les está empezando a sacar todo el potencial que estaba dormido en sus interiores. Además, a base de victorias las cosas se ven mejor. Con errores todavía por pulir y fichajes que deberían llegar, el Sevilla empieza a carburar.

VAVEL Logo