Un Granada CF herido por un Rayo
Los jugadores del Granada CF tras la derrota contra el Rayo Vallecano. Foto: Antonio L Juárez

La reacción que necesitaba el Granada CF no llegó. Los rojiblancos no pudieron romper esa inercia negativa y ganar al Rayo Vallecano en Los Cármenes con el nuevo entrenador al mando, Miguel Ángel Portugal. El equipo madrileño continuó con su buena dinámica, que le lleva lanzado hacia Primera, y recuperó el liderato al vencer en un partido en el que el Granada se vio envuelto en una tormenta que acabó con una herida de 'Rayo' que le complica mucho más sus opciones de entrar en el playoff de ascenso.

La alineación del Granada CF, la primera elegida por Portugal, no tuvo novedades muy destacadas. Regresó a la portería Javi Varas en detrimento de Rui Silva y a la defensa, Víctor Díaz, una vez cumplida su sanción. El resto de zagueros fueron los mismos que en partidos anteriores: Chico Flores, Saunier y Álex Martínez. En la medular volvió a actuar Alberto Martín, que acompañó a Montoro y a Kunde. Por las bandas actuaron Salvador Agra y Darwin Machís y en la delantera, Adrián Rarmos.

El Rayo Vallecano jugó en Granada en busca de recuperar el liderato con Alberto en la portería; Baiano, A. Ba, Dorado y Álex Moreno en la defensa; F. Beltrán, Trejo y Unai López en la medular y Embarba, Bebé y Raúl de Tomás en el ataque. 

Antes de comenzar el duelo, la afición granadinista desplegó un gran tifo en Preferencia con el lema "Resurgir de las cenizas, volver para contarlo". El jugador número 12 estuvo una jornada más, fiel a su cita, pese al mal horario y aguantando después la tormenta que cayó y la derrota de su equipo.

Foto: Antonio L Juárez
Tifo desplegado en Los Cármenes | Foto: Antonio L Juárez

El encuentro comenzó igualado, pero fue el Rayo Vallecano el que gozó de los primeros acercamientos al área contraria. Su jugador más peligroso, Raúl de Tomás, fue amonestado a los cuatro minutos por tocar el balón con la mano en el área al intentar rematar. El Granada respondió con algunas llegadas por la banda, tanto de Machís como Agra, pero la jugada más peligrosa la protagonizó Pierre Kunde. El camerunés recibió un pase en profundidad de Montoro y se marchó con potencia para disparar pero el balón se le marchó fuera.

Foto: Antonio L Juárez
Kunde se lamenta tras fallar su disparo | Foto: Antonio L Juárez

Los acercamientos al área se fueron turnando por parte de ambos equipos. Ninguno llevó serio peligro con sus llegadas y ambas defensas estuvieron atentas para despejar. Bebé tuvo un par de oportunidades al filo de la media hora de un partido con algunas interrupciones por continuas faltas en la medular y en el que el Rayo se empezó a sentir mas cómodo que los locales, siempre alentados por su fiel afición.

Baiano fue el segundo amonestado de un Rayo Vallecano que no inquietó más a Javi Varas antes del descanso. Sí lo hizo Pierre Kunde sobre la portería defendida por Alberto, con un disparo con la derecha y, posteriormente, Ángel Montoro con un disparo desde fuera del área que envió demasiado alto tras un córner, ya en el añadido de la primera parte.

Efectividad del Rayo

En la segunda parte, la lluvia empezó a caer con fuerza, el Rayo comenzó a apretar y el Granada CF sufrió la efectividad del equipo de Míchel. Antes de que el conjunto visitante se adelantara en el marcador, Espinosa había entrado por Pierre Kunde (57'). El talaverano dejó algunos destellos de su visión de juego, pero ni él ni sus compañeros estuvieron acertados a la hora del remate final.

Foto: Antonio L Juárez
Adrián Rambos pugna por un balón bajo la lluvia | Foto: Antonio L Juárez

En el 61', el Rayo marcó el primer gol del partido. Bebé remató desde fuera del área y batió por bajo a Javi Varas después de recibir la asistenica de Raúl de Tomás. La afición del Rayo desplazada a Granada lo celebró mientras que los granadinistas recibían el tanto como un jarro más de agua fría.

Tan solo seis minutos más tarde, el equipo de Vallecas volvió a golpear al Granada. Esa vez fue Óscar Trejo quien anotó tras una buena jugada y asistencia de Embarba por la derecha. Un gol que dejó desangelada a la afición del Granada CF.

Foto: Antonio L Juárez
Los defensas del Rayo celebran el gol con el portero Alberto | Foto: Antonio L Juárez

Los rojiblancos intentaron recortar distancias. Pedro entró como revulsivo por Agra, pero no estuvo demasiado incisivo. Más tarde, Joselu dio descanso a Montoro. El delantero onubense puso muchas ganas, como en cada partido, pero volvió a no saber encontrar el camino del gol. Demasiadas jornadas sin hacer un tanto.

Armenteros entró por Embarba en el Rayo y, más tarde, Gorka por Bebé. El Rayo se sentía cómodo en Los Cármenes ante un Granada que no supo reaccionar. La última sustitución del equipo rayista fue en el último minuto, cuando entró Javi Guerra por Trejo, que se marchó lesionado.

Machís, con un disparo muy desviado, y Joselu, con un cabezazo a quemarropa cerca del palo derecho tras un córner lanzado por Pedro fueron las únicas ocasiones en el tramo final para un Granada CF que ve cómo se aleja, sin remediarlo, del objetivo del ascenso. Los puestos de playoff quedan ahora a cinco puntos para los rojiblancos, que fueron despedidos con una sonora pitada en Los Cármenes.

Foto: Antonio L Juárez
Álex Martínez se lamenta | Foto: Antonio L Juárez

 

VAVEL Logo