Rubén Blanco y el ‘Tucu’ dudas contra el Levante

El portero de Mos y el mediocentro chileno son duda para el último partido de la temporada, en Balaídos, frente al Levante. Dos bajas importantes, que se suman a la de Emre Mor, castigado, no volverá a jugar esta temporada, y a la espera de Pione Sisto, que parece que sí llegará en buenas condiciones al sábado.

Rubén Blanco y el ‘Tucu’ dudas contra el Levante
El 'Tucu' Hernández durante un entrenamiento esta semana en A Madroa. | Foto: RC Celta

Malas noticias en la segunda sesión de entrenamiento de la semana para Juan Carlos Unzué, que para su último partido dirigiendo al conjunto gallego, puede perder por lesión a Rubén Blanco y a Pedro Pablo ‘Tucu’ Hernández. Dos jugadores que, pese a tener mucha calidad y ser de los mejores de la plantilla celeste, no han tenido feeling con el míster, relegándoles al banquillo.

El portero de Mos tuvo que retirarse de la sesión de entrenamiento por una elongación muscular en el bíceps femoral de su pierna derecha. Una lesión de carácter leve pero que requiere un periodo de descanso y reposo, por lo que no está garantizada su presencia en el último partido del curso frente al Levante. El jugador recibió tratamiento fisioterapéutico, que se repetirá durante los próximos días, por lo que habrá que esperar a ver la evolución de las próximas 48 horas para saber si llegará o no al partido el canterano.

Por otra parte, el ‘Tucu’ Hernández se retiró del entreno por una contractura en el músculo aductor medio de su muslo izquierdo. Una lesión que requiere, al igual que la de Rubén, descanso, por lo que la situación es parecida. Los médicos observarán la evolución del mediocentro durante los próximos días para saber si puede estar en la lista frente al Levante.

Dos jugadores que entran en la enfermería, de donde espera salir Pione Sisto. El danés no pudo jugar el pasado fin de semana en el Estadio Santiago Bernabéu, frente al Real Madrid, por unos problemas leves en el tendón de Aquiles. Unas molestias que parece que le han remitido, ya que ha completado los últimos tres entrenamientos sin problema, al mismo ritmo que sus compañeros. A falta de recibir el alta médica, el extremo estará el sábado en Balaídos.

Partido en el que seguro no estará Emre Mor. El turco sigue castigado por Juan Carlos Unzué y no volverá a vestirse de corto esta temporada. Un dilema para la directiva celeste, ya que con la marcha del entrenador navarro, no saben si dar una segunda oportunidad al turco o venderlo en este mercado estival. Tras un gran desembolso el pasado verano, su salida ahora sería por un precio muy inferior al pagado, por lo que habrá que ver cuál es la decisión final.