Análisis plantilla Osasuna 2018/19: pocas incorporaciones y apuesta por cantera

En este artículo se recoge, a falta del cierre del mercado de fichajes, la configuración de la plantilla actual de Osasuna. También se detallan los cambios habidos entre los jugadores que han abandonado la disciplina rojilla, y los que han llegado.

Análisis plantilla Osasuna 2018/19: pocas incorporaciones y apuesta por cantera
La plantilla de Osasuna en un entrenamiento. Imagen tomada de www.osasuna.es

Plantilla actual

Porteros:

Juan Pérez, Rubén Martínez y Sergio Herrera

Defensas:

Nacho Vidal, Miguel Flaño, David García, Oier, Clerc, Unai García, Lillo y Aridane.

Medios:

Fran Mérida, Roberto Torres, Miguel Olavide, Kike Barja, Imanol García, Iñigo Pérez, Luis Perea, Miguel Díaz y Juan Villar.

Delanteros:

David Rodríguez, Xisco y Brandon Thomas.

Cuerpo Técnico:

Primer entrenador:  Jagoba Arrasate
Segundo entrenador:  Bittor Alkiza
Ayudante:   Juantxo Martín
Preparador físico:  Sergi Pérez
Entrenador de porteros:  Ricardo Sanzol
Médico:  Juan Bertó
Delegado de campo:  Iñaki Ibañez
Utillero: Andrés Ocampo


Al margen de la plantilla que se muestra, es de destacar la presencia de determinados jugadores del filial rojillo que han sido llamados por Arrasate para realizar la pretemporada con el primer equipo. Estos jugadores son Iván Martínez, Endika Irigoien y Javi Martínez. También pertenecieron a ésta jugadores como Luis Perea, con la diferencia que el canterano goza desde hace semanas de ficha del primer equipo, cuando se anunció su renovación hasta el 30 de Junio de 2021.

Los que se fueron...

Diego Martínez (Granada CF):

Procedente del Sevilla Atlético, llegó a Pamplona un entrenador joven para entrenar a una plantilla diseñada en un principio para, si no ascender, como mínimo estar en la lucha por ello. Pese a unos entrenamientos cuanto menos interesantes para aquellos que acudieron a Tajonar, lo cierto es que a la hora de la verdad, éstos no se terminaron de traducir en buenas sensaciones, se veía un juego triste, sin una propuesta clara de juego y como resultado final, unos malos resultados que acabaron apeando a Osasuna de la pelea por el ascenso a Primera División. En la actualidad, el técnico pontevedrés entrena al Granada Club de Futbol.

Manu Herrera (sin equipo):

Se desvinculó del Betis un portero experimentado que llegaba a la plantilla osasunista con un rol bastante claro: ser el suplente de Sergio Herrera. El guardameta madrileño jugó únicamente los partidos que Osasuna disputó de Copa del Rey y las últimas jornadas cuando Sergio Herrera se lesionó en Soria. Actualmente se encuentra sin equipo.

Tano Bonnin (sin equipo):

Situación muy delicada la del jugador dominicano. Tras un gesto del club ofreciéndole la renovación tras su grave lesión (parte en primera división y parte la anterior campaña), el defensa no pudo gozar de oportunidades con Diego Martínez, el cuál confiaba en otros zagueros para los partidos. Esta situación acabó propiciando su desvinculación con conjunto navarro. En la actualidad se encuentra sin equipo.

Javier Flaño (UD Logroñés):

Posiblemente sea recordado ya no sólo como, en palabras del propio Flaño “un jugador que lo ha dado todo por esta camiseta (la de Osasuna)”, sino por su gol en la Nova Creu Alta en Sabadell, salvando un matchball que de otra forma, podría haber sido fatal para el devenir de los rojillos. La razón de no continuidad fue también la falta de oportunidades. En la actualidad ha cambiado Pamplona por una ciudad vecina, Logroño, engrosando parte del proyecto deportivo de la Unión Deportiva Logroñes.

Miguel De las Cuevas (sin equipo):

Tras una temporada discreta en primera, la anterior campaña tampoco gozó de una gran cantidad de minutos estando a las órdenes de Diego Martínez. Solía ser un recurso relativamente frecuente en los últimos compases del partido, situación que fue cambiando en perjuicio del jugador con el paso de los mismos. Actualmente se encuentra sin equipo.

Robert Ibáñez (Getafe CF):

Podría decirse que ha sido, de todos los jugadores que han abandonado la disciplina rojilla el anterior curso, uno de los que más rendimiento se le ha sacado. Tras superar una delicada lesión, llegó en el mercado de invierno con la intención de ser un revulsivo para un equipo carente de ideas en ataque y velocidad. Le costó algo entrar el equipo, pero su rendimiento fue in crescendo, siendo de los jugadores más notables en el último tramo de Liga. Actualmente se encuentra de vuelta en Getafe, donde parece estar convenciendo a José Bordalás para engrosar el proyecto azulón.

Joaquín Arzura (UD Almería):

El joven mediocentro argentino llegó cedido a Osasuna desde River Plate con la intención de complementar con otro hombre el centro del campo en su faceta de contención. No realizó un mal trabajo el centrocampista bonaerense, cumplió con el trabajo que se le encomendó y aunque sí que es cierto que tuvo minutos a lo largo de toda la temporada, la irregularidad en sus participaciones y en estar a la sombra de Lucas Torró limitó sus posibilidades de tener más protagonismo. Actualmente milita en otro equipo de la Liga 123, la Unión Deportiva Almería.

Sebas Coris (Girona FC):

Comenzó siendo un jugador frecuente en los XI's de Diego Martínez, si bien es cierto que su rendimiento fue escaso y se aminoró con el paso de las jornadas, hasta el punto de apenas gozar de minutos. Actualmente el jugador se encuentra de vuelta en su club, el Girona.

Borja Lasso (Sevilla FC):

Al igual que Robert Ibañez, fue uno de los hombres que pidió Diego Martínez en el mercado de invierno con la intención de reforzar el área de creación rojilla. Jugador muy técnico que dejó algún gol, pero falto de carácter, y al contrario que el extremo valenciano, el rendimiento de éste fue de más a menos, pese a contar con la confianza del entrenador. En la actualidad forma parte del Sevilla, club al que volvió tras finalizar su cesión, si bien el interés de varios equipos podría hacer que cambiara de aires en este mercado estival.

Lucas Torró (Eintracht de Frankfurt):

Con casi total seguridad, fue el gran acierto de Braulio Vázquez en el anterior mercado de fichajes. Procedente del Real Madrid tras haber jugado su última campaña cedido en Oviedo, llegó en propiedad a Osasuna un jugador vital para el centro del campo rojillo. Pese a su juventud, fueron muchos los partidos donde fue uno de los jugadores más destacados. Su temporada no pasó inadvertida y en verano, el Eintracht de Frankfurt abonó los 3,5 millones de cláusula por el jugador (cantidad de la cual Osasuna solo recibe el 50% del importe final).

Quique González (Deportivo de La Coruña):

Fue el otro jugador que junto a Torró se marchó del club previo pago del importe de su cláusula. Fue un delantero con mucha entrega pero “peleado” con el gol, jugó la mayor parte de las veces como jugador de banda y ciertamente no estuvo muy fino con las ocasiones que dispuso. Tras el abono de su cláusula, el jugador pasó a formar parte del club gallego, estando ya a las órdenes de Natxo González.

Javier Flaño, en la rueda de prensa de su despedida. Foto tomada de www.osasuna.es
Javier Flaño, en la rueda de prensa de su despedida. Foto tomada de www.osasuna.es

Y los que vinieron:

Jagoba Arrasate (CD Numancia):

El entrenador vizcaíno procede del Numancia, club donde estuvo entrenando las tres últimas campañas. Con un presupuesto ajustado y un equipo consolidado en la categoría a lo largo de las últimas temporadas, no pasó inadvertida la temporada del conjunto soriano. Se clasificó para los playoff en la última jornada de Liga y estuvo a punto de dar la sorpresa y subir a Primera División, mérito en parte a la gestión realizada con el equipo por parte del míster de Berriatua.

Rubén Martínez (Deportivo de La Coruña):

Se desvinculó del club gallego tras consumar su descenso a la Liga 123. En un principio, y aunque Juan Pérez le dispute la titularidad, se espera que sea el portero que juegue de inicio, mientras se recupera Sergio Herrera de su grave lesión.

David García (Cultural Leonesa):

Año complicado para el canterano rojillo, y es que tras una primera vuelta con escasos minutos en Copa del Rey y sin contar para Diego Martínez, decidió probar suerte en un equipo necesitado de defensas, la Cultural Leonesa. Desde su llegada a la plantilla culturalista, Rubén De La Barrera apostó por la titularidad del jugador, realizando pleno de partidos jugados e incluso anotando dos goles que estuvieron a punto de acercar la salvación del conjunto leonés.

Nacho Vidal (Valencia CF):

El lateral valenciano recala en Pamplona procedente del conjunto ché. Se trata de un jugador que su demarcación natural es el lateral derecho, si bien podría jugar también a banda cambiada y destaca por sus buenas incorporaciones al ataque. En su última temporada, estuvo a caballo entre el primer equipo, donde combinó algún partido de Liga y Copa del Rey, con partidos con el Valencia Mestalla, quedando libre al término de la misma.

Miguel Olavide (Sevilla Atlético):

La situación del jugador a la llegada Diego Martínez al banquillo rojillo, no fue positiva para el jugador, teniendo que buscar una cesión  en busca de minutos y acabó encontrando acomodo en el Sevilla Atlético. Su temporada en el filial hispalense fue irregular, pasando de varias jornadas donde fue titular (o al menos siempre disponía de minutos), a otras donde prácticamente desapareció de las convocatorias de Tevenet. En la actualidad, el centrocampista rojillo está realizando la pretemporada a las órdenes de Jagoba Arrasate, y el buen rendimiento que está mostrando podría propiciar que se quede en el primer equipo.

Iñigo Pérez (CD Numancia):

Fue el primer movimiento de Osasuna en este mercado de fichajes a cambio de 750.000€. Volvía “a casa” un jugador que en las últimas temporadas había militado en el Numancia, la última de ellas como capitán del equipo soriano. Una buena parte de la gran temporada de los numantinos residió en la habilidad de este jugador, siendo la brújula del equipo: fue el jugador por donde pasaron gran parte de los balones, se iniciaron jugadas y facilitó la distribución del esférico a las bandas. También goza de un buen disparo lejano y es una alternativa interesante para las jugadas a balón parado.

Imanol García (Villarreal B):

El hermano de Unai García vuelve a Osasuna tras una provechosa andadura en el filial groguet. En su última temporada, disputó 33 partidos (31 de ellos partiendo de inicio), anotando un gol frente al Atlético Baleares. El jugador regresa al club rojillo con el objetivo de sustituir la baja que han dejado jugadores como Arzura o Lucas Torró en el centro del campo.

Juan Villar (CD Tenerife):

El extremo onubense llega a Osasuna procedente del conjunto chicharrero,a cambio de 850.000 más un variable en caso de ascender Osasuna y disputar el jugador un mínimo de partidos jugados. Se trata de un jugador cuya demarcación natural es de extremo derecho, aunque también se le ha visto jugar como extremo izquierdo e incluso como delantero. También destaca por sus aportaciones tanto en forma de goles (9 en su última temporada) como asistencias.

Brandon Thomas (Stade Rennais):

El atacante mallorquín llega a préstamo procedente del club francés. Se trata de un jugador que llegó a la Ligue 1 tras consumarse el descenso del Mallorca a Segunda B y que, en caso de lograr el ascenso Osasuna ejecutará una opción de compra obligatoria. Respecto de sus características, se trata de un atacante que por sus cualidades y velocidad es frecuente verlo como extremo. si bien también puede actuar como delantero.

Iñigo Pérez, presentado como nuevo jugador rojillo. Foto tomada de www.osasuna.es
Iñigo Pérez, presentado como nuevo jugador rojillo. Foto tomada de www.osasuna.es