El Granada CF exhibe un juego coral
Vadillo y Ramos se abrazan en el Granada CF - Osasuna. Foto: La Liga

El Granada CF ha comenzado su andadura esta temporada en la Liga 123 con buen pie, sumando un total de 5 puntos, una victoria y dos empates que le sirven para ser optimistas de cara a sus objetivos y para ilusionar a su afición en este inicio de campaña. La victoria de ayer frente a Osasuna sirvió para despejar las dudas que quedaban, mostrando un juego muy vistoso y una imagen del equipo muy positiva.

Uno de los aspectos que sorprendió muy gratamente a los aficionados fue el buen entendimiento durante todo el encuentro entre los jugadores de ataque, siendo Vadillo un martirio continuo para la defensa osasunista con sus regates, desmarques y especialmente con los balones que ponía para que rematara Adrián Ramos, generando así un peligro constante que sobrepasaba al equipo de Jagoba Arrasate.

Vadillo fue, sin duda, uno de los mejores jugadores del partido, dejando alucinados a los espectadores con sus controles espectaculares. Adrián Ramos también fue otro de los hombres del encuentro. Marcó el gol que adelantaba a los andaluces en el marcador, y además tuvo también ocasiones para hacer más goles gracias al buen entendimiento en el terreno de juego con el extremo andaluz.

El juego del Granada CF destacó por un estilo global, en el que todos los jugadores participaban en la jugada, iniciando el ataque desde atrás, conectando con la defensa y enlazando muchos cambios de orientación, que daban pie a una ocasión peligrosa, conectándose muy bien las dos bandas con el punta Ramos. El delantero cafetero también estuvo ayer muy activo y participativo generando muchas jugadas de peligro.

También se puede mencionar el buen aporte de Alejandro Pozo, que sirvió para dar más frescura en el ataque. Fue su debut en Los Cármenes con la camiseta rojiblanca y salió desde el banquillo. Jugó la mayor parte de la segunda mitad y realizó un gran trabajo ofensivo, generando el penalti que dio lugar al segundo gol del Granada. En definitiva, fue un partido en el que el técnico Diego Martínez dio con la tecla creando un juego vistoso y efectivo.

VAVEL Logo