Un Madrid risueño tumba al Valencia en el Bernabéu
El Real Madrid celebra el gol de Lucas Vázquez. Foto: Liga Santander.

Un Madrid risueño tumba al Valencia en el Bernabéu

El conjunto de Santiago Solari venció por dos goles a cero ante un Valencia que fue de menos a más. Los blancos firmaron una de las mejores primeras partes de la temporada volviendo a recuperar la sonrisa en Liga.

josepadillaayala
José Manuel Padilla Ayala

El Santiago Bernabéu se vestía de gala para presentar una nueva tarde de fútbol. Tras la dolorosa derrota en Ipurúa, dónde la imagen del equipo salió más cuestionada que nunca, tocaba hacer de nuevo los deberes. Tocaba volver a reconciliarse con la victoria y la ocasión no podía ser mejor. Situamos la escena. Sábado, primer día del mes de diciembre. El sol sonreía sobre el cielo de la capital de España. Quizá sabía que jugaba su Madrid unas horas más tarde y que el rival que tenía enfrente no era otro que el Valencia.

Un Valencia que saltó al césped del Bernabéu apático. Sin alma. Dejaron jugar al Madrid en todo momento sin causarle el más mínimo estrago. Desde el inicio los blancos demostraron que iban a por el partido. No podían permitirse otro pinchazo en Liga y menos en casa. Debían lavar la imagen que dieron en Ipurúa venciendo ante un rival complicado. Y fue Wass, en propia puerta, quién rompió el hielo. El danés intentó despejar un centro de Carvajal por la derecha con el infortunio de que acabó en su propia portería.

Primera parte de diez

Y es que el equipo de Solari realizó durante toda la primera mitad un trabajo asombroso. El dominio merengue fue total y absoluto con y sin balón. Seguramente fue de las mejores primeras partes de la temporada. Ya no era ese Madrid estático, carente de ideas, de otros partidos. Los protagonistas se movían sobre el césped con una simpatía casi inaudita en los últimos partidos. Era el Madrid campeón. Antes de marcharse al descanso pudo marcar algún tanto más para cerrar el partido pero el azar, o más bien Neto, no quiso que fuera así. 

Lucas celebra su gol junto a Reguilón y Benzema. Foto: Liga Santander.
Lucas celebra su gol junto a Reguilón y Benzema. Foto: Liga Santander.

Sin embargo, en la segunda parte el guión fue otro completamente distinto. Dicen que si juegas con fuego te quemas y el Madrid estuvo a punto de quemarse. Sin cerrar el partido concedió muchas ocasiones al conjunto de Marcelino para que pusieran el empate en el marcador. De no ser por un gran Courtois, que realizó varias paradas salvadoras, los locales pudieron pagar muy cara esa relajación de la segunda parte. Cuando el empate parecía más cerca que nunca, Lucas Vázquez se encargó de sentenciar el partido a pase de Benzema. Ya corría el ochenta y tres en el marcador cuando la afición del Real Madrid pudo respirar aliviada. 

Es la tercera victoria del Madrid en los últimos cinco partidos

Los tres puntos se quedan en casa. Era muy importante volver a ganar y dejar la portería a cero ante un rival que siempre pone las cosas difícil. El próximo enfrentamiento será dentro de cinco días, de nuevo en el Santiago Bernabéu, ante el Melilla en la vuelta de dieciseisavos de la Copa del Rey. Tras el cero a cuatro de la ida, será un partido para contemplar a jugadores como Vinicius Jr y cerrar así el pase a la siguiente ronda de una competición que se le está resistiendo a los blancos en los últimos años. 

VAVEL Logo