Vuelta a la senda del triunfo
El equipo celebrando uno de los goles | Fuente: La Liga

Vuelta a la senda del triunfo

Los pupilos de Fran Fernández lograron un triunfo merecido en el Carlos Tartiere tras un partido muy trabajado defensivamente y lleno de sufrimiento.

jaime-cruz
Jaime Cruz

La UD Almería hizo historia al ganar por primera vez en uno de esos campos malditos para los rojiblancos: el Carlos Tartiere. Los de Fran Fernández propusieron un partido serio que no fueron capaces de dominar en todos los tramos debido a la inmensa calidad que presentó el equipo ovetense sobre el campo.

El míster almeriense alineó a los jugadores que vienen siendo usuales en el campeonato de la regularidad. La única novedad fue la presencia de Iván Martos en el lateral izquierdo ante la ausencia de Andoni por molestias. El partido no pudo iniciarse de peor manera para los rojiblancos. En la primera ocasión de ataque que hubo en el partido, los asturianos anotaban el primer gol del encuentro. Tras una gran conducción, Sergio Tejera abrió el balón a la banda para Johannesson, que puso un centro medido al segundo palo que le llegó a Mossa. El lateral valenciano llegó desde segunda línea y remató de primeras con el interior de su bota izquierda totalmente solo al fondo de la portería indálica, sin oposición alguna de la defensa, imposible para René.

Juan Carlos, Corpas y Álvaro Giménez celebrando uno de los tantos del Almería | Fuente: La Liga
Juan Carlos, Corpas y Álvaro Giménez celebrando uno de los tantos del Almería | Fuente: La Liga

El Almería se descompuso y no supo reaccionar ante el empuje del Oviedo, que dispuso de un buen disparo de Sergio Tejera en el minuto seis para aumentar la distancia en el marcador. Poco a poco los de Fran Fernández empezaron a intentar igualar el marcador de una manera más eficaz cuando llegó el primero de la noche para los almerienses. En el minuto 15, una jugada personal de Álvaro Giménez, derivaría en un pase al hueco a Luis Rioja, que pondría un potente centro al área que nadie acertaría a rematar ni a despejar. El balón le llegaría con suerte a José Corpas, que completamente solo, remataría al fondo de la red un balón que casi para Champagne.

El Almería se vino arriba con el gol del empate y tan solo tres minutos después, certificaría la remontada que al principio del partido era impensable para cualquier espectador. Antes de ello, tuvo el 2-1 el Oviedo en una peligrosísima falta botada al interior del área que Oswaldo Alanís pasaría de primeras al canterano Javi Hernández, que enviaría su remate a la madera de la portería defendida por René. Inmediatamente después, llegaría el tanto rojiblanco. Pase en largo desde la defensa, que tras ser despejado por Carlos Martínez, llegaría a los pies de Juan Carlos, que empezó a escorarse y soltó un latigazo al palo contrario que terminó colándose dentro de la meta defendida por Champagne.

Luis Rioja realizó un gran partido | Fuente: UD Almería
Luis Rioja realizó un gran partido | Fuente: UD Almería

El partido se enfrió tras el gol del gallego debido al buen hacer del equipo rojiblanco, que trató de destruir cualquier ocasión creada por los ovetenses. Saveljich y Owona se empezaron a hacer imperiales, llegando a destruir casi toda acción creada por el conjunto de Anquela. No todo pudo ser parado, muestra de ello fue el remate de Folch que casi anota en un remate desde el lado izquierdo del interior del área. La respuesta la tendría De la Hoz con un remate que casi llega a ver portería tras un centro de Luis Rioja. El mayor peligro del Almería llegaba por la banda de Luis Rioja, que aprovechó su velocidad para montar contras que inquietaron a la zaga rival. La primera mitad terminaría con dos ocasiones del Oviedo. Un remate que se marchó fuera por poco tras un remate de cabeza fallido de Ibra Baldé a pase de Yoel Bárcenas, y otro de Alanís que se marchó desviado tras un saque de esquina botado por Tejera.

La segunda parte empezaba con el Oviedo elaborando ocasiones que dieran lugar a remates que comprometiesen al cancerbero rojiblanco. Muestra de ello fue el remate de Bárcenas desde fuera del área que se marchó desviado por muy poco en el minuto 52. El conjunto de Fran Fernández no se achacó y tiró de casta para aguantar a los carballones, y a un omnipresente Yoel Bárcenas que fue el timón del ataque ovetense durante todo el encuentro. Pese a ello, se siguió aprovechando la baza de Luis Rioja durante muchas fases del encuentro, llegando éste a crear una peligrosa ocasión para su equipo. Un balón puesto por Álvaro en profundidad a banda fue recogido por Luis Rioja que avanzaría y mandaría su disparo al lateral de la red.

Álvaro Giménez estuvo muy activo durante el partido | Fotografía: La Liga
Álvaro Giménez estuvo muy activo durante el partido | Fotografía: La Liga

El partido alternaría ocasiones de uno y otros conjuntos, pero con una ligera superioridad del Oviedo, que puso "toda la carne en el asador", haciéndose cada vez más imponentes los centrales almerienses, a la vez que Álvaro Giménez incordiaba cada vez más a la defensa que vestía de azul con su continua pelea, con su calidad bajando balones y con sus aperturas a banda. En el 71, el Almería dispondría de dos ocasiones. La primera un remate de cabeza de De la Hoz que se marcharía cerca del palo, y otro de Juan Carlos tras una asistencia de Juanjo Narváez que entró sustituyendo a un cansado Luis Rioja. El encuentro continuaba con el intercambio de golpes de ambos conjuntos cuando en una falta en ataque, Javi Hernández recibía su segunda cartulina amarilla, dejando a su equipo con diez jugadores cuando quedaban 26 minutos de juego.

Álvaro Giménez mostrando su calidad | Fuente: La Liga
Álvaro Giménez mostrando su calidad | Fuente: La Liga

El encuentro se ponía cuesta arriba para los asturianos, pero no se llegó a notar mucho la ausencia de un jugador sobre el campo gracias a la entrega de Bárcenas y a los cambios realizados por Anquela, que refrescaron mucho al equipo. Sin embargo, el Almería sería el que dispondría de la ocasión más peligrosa del encuentro en el minuto 79. Un pase de cabeza de Corpas tras un balón llovido, lo recogería Álvaro en el interior del área y lo enviaría al palo tras un buen remate con su pierna mala. El resto del partido se desarrollaría con los ovetenses volcados al ataque. Alanís remataría ya en el 90 un córner botado por Bárcenas. Los andaluces conseguían despejar todos los balones colgados a su área y conseguían salvarse de todas las embestidas locales, siendo Álvaro Giménez y Narváez los mayores desahogos del conjunto rojiblanco, aguantando balones en fase ofensiva alejados de su área. La última ocasión sería para Yoel Bárcenas, que estrellaría en la barrera una falta en el 95 que hubiese supuesto el empate.

Gran victoria de la UD Almería, fruto de un gran sacrificio defensivo y de una gran labor ofensiva, aprovechando los pocos acercamientos al área para crear importantes ocasiones de gol.

El equipo celebrando la victoria | Fuente: La Liga
El equipo celebrando la victoria | Fuente: La Liga
VAVEL Logo