Los fallos en ambas áreas condenan al Real Valladolid
Sergi Guardiola reclamando un penalti // Foto: La Liga

Los fallos en ambas áreas condenan al Real Valladolid

El Real Valladolid cae derrotado por 1-4 frente al Real Madrid. Anuar adelantaba a los de Sergio González, pero Varane, Benzema por dos veces y Modric daban la vuelta al marcador. Rubén Alcaraz fallaba un penalti y el colegiado anuló dos goles a los locales. 

juandearce
Juan de Arce
real valladolidREAL VALLADOLID: MASIP, NACHO, CALERO, JOAQUÍN, ANTOÑITO, MÍCHEL, ANUAR (VERDE 63'), ALCARAZ, ÓSCAR PLANO (ÜNAL 86´), SERGI GUARDIOLA Y KEKO GONTÁN (DUJE COP 73´)
Real MadridREAL MADRID: COURTOIS, ODRIOZOLA, VARANE (VALLEJO 88´), NACHO, REGUILÓN (MARCELO 89´), KROOS (VALVERDE 74´), MODRIC, CASEMIRO, CEBALLOS, BENZEMA Y ASENSIO
MARCADOR1-0 MIN. 29 (ANUAR); 1-1 MIN. 34 (VARANE); 1-2 MIN. 51 P. (BENZEMA); 1-3 MIN. 59 (BENZEMA); 1-4 MIN. 85 (MODRIC)
INCIDENCIASPartido correspondiente a la jornada número 27 de la Liga Santander entre el Real Valladolid y el Real Madrid en el José Zorrilla

El partido comenzaba igualado, con un Real Madrid que buscó controlar el partido desde el principio mediante triangulaciones y juego de pases entre el mediocampo blanco. El Valladolid no desaprovechaba las oportunidades que tenía para salir jugando el balón.

Las emociones fuertes comenzaban en el minuto 12, cuando el colegiado señalaba penalti a favor del Real Valladolid. Una internada hacia el área de Óscar Plano que Odriozola tuvo que detener con un agarrón claro dentro del área. Rubén Alcaraz se preparaba desde los 11 metros, pero el final fue dramático. A las nubes lo mandaba el mediocentro catalán, sumando ya 5 penaltis los que ha fallado el conjunto blanquivioleta. 

Un minuto después una jugada salida de las botas de Keko acababa con un centro hacia Sergi Guardiola, que remataba al fondo de las mallas. Se desató la locura en Zorrilla, pero entonces apareció la revisión del VAR que señalaba fuera de juego por parte de Keko en el centro hacia el área. 

El Valladolid lo seguiría intentando y en el minuto 18 un saque de córner directo a la cabeza de Sergi Guardiola volvía a levantar a los aficionados de sus asientos. El Valladolid volvía a marcar, pero de nuevo el asistente volvería a anularlo por fuera de juego de Guardiola. La desesperación invadía a los pucelanos, que veía erradas todas sus oportunidades de adelantarse en el marcador.

El Real Madrid se encontraba superado por un Valladolid subido de moral. Tantas ocasiones de los locales acabarían dando su fruto, y en el minuto 29 otro balón al área de Keko sería tocado por Sergi Guardiola para que Anuar rematase a placer. Ahora si, por fin, el Real Valladolid conseguía adelantarse en el marcador. Pero la mala suerte no dejaría de aparecer cuando 5 minutos después, un córner botado por el cuadro merengue acababa en un despeje fallido de puños de Masip. El balón le quedaba en bandeja de plata a Varane, que la empujó a placer. Los visitantes igualaron el encuentro. Este gol daba tranquilidad a los blancos, que lograron recuperar el control del partido hasta el final de los primeros 45 minutos. 

La segunda parte traería lo peor para los vallisoletanos. A los 5 minutos una entrada a destiempo de Óscar Plano sobre Karim Benzema provocaba un penalti que acabaría transformando el delantero francés. Diez minutos después, un cabezazo de Benzema en un córner colocaba a los blancos con un 1-3 a favor.

Los de Sergio seguían intentado crear peligro, pero los jugadores no encontraban la manera de finalizar las ocasiones. Llegarían las primeras rotaciones con la salida al campo del italiano Daniele Verde, que pareció dar aire fresco a los vallisoletanos. Sergio acabó de poner toda la carne en el asador con la entrada de los dos puntas del equipo, Ünal y Cop. 

Solari cambiaría a Kroos por Fede Valverde, cambio que está realizando con frecuencia en los últimos encuentros. En el minuto 80 Casemiro vería la segunda amarilla por impedir sacar una falta al Real Valladolid, el Madrid se quedaba con 10. Aún así el mejor de los blancos en todo el partido, Luka Modric, firmaría una jugada en solitario que terminó de maquillar el electrónico con un abultado 1-4. 

El Real Valladolid vuelve a perder y queda claro que su principal problema se encuentra en las áreas. La poca precisión de cara a puerta se junta con errores defensivos puntuales, por lo que deberán solventar este problema si quieren seguir soñando con la permanencia. El Madrid por su parte buscará seguir solventado los partidos que le queden en lo que resta de temporada debido a no jugarse nada en ninguna de las competiciones.

VAVEL Logo