Adiós al sueño
Álvaro Giménez abatido por el resultado | Fuente: La Liga

Adiós al sueño

El Almería vuelve a caer, esta vez como visitante en el Anxo Carro, demostrando que no tiene nivel para aspirar al playoff y la posibilidad de que llegue a estos, es ínfima.

jaime-cruz
Jaime Cruz

La UD Almería cayó de forma estrepitosa ante el CD Lugo en un partido en el que el equipo gallego mostró que puede salvarse desplegando el recital futbolístico que mostró ante los almerienses.

El partido comenzó con ambos equipos queriendo el balón, pero siendo el Almería el que más dominio tuvo de él, aunque sin muchas trascendencia de cara a puerta. Poco a poco, el Lugo mostró como quería ser el equipo que se llevase el partido, empezando a aportarle sentido a sus transiciones ofensivas y a la elaboración de ocasiones en busca de la portería defendida por René. Es entonces cuando llegó el gol de los lucenses.

Manu Barreiro puso un centro al corazón del área que Valentín remató de primeras a la escuadra derecha de René, pudiendo hacer algo más Owona e Iván Martos para evitar el tanto. El Almería se vio sorprendido por un gol que no esperaban y que supuso un cambio en los planes de Fran Fernández. Los almerienses se vieron descompuestos y el Lugo aprovechó para seguir creando elaboración en la zona de tres cuartos del campo rojiblanco. Daba la sensación de que los andaluces no tenían un plan para romper la apretada zaga de los de Eloy Jiménez. Un día más, Fran volvía a “perder” el duelo táctico frente al entrenador rival.

Owona luchando un balón | Fuente: La Liga
Owona luchando un balón | Fuente: La Liga

Sin embargo, la suerte de los indálicos cambiaría en el minuto 40, cuando un centro al área sin peligro acabó con una cesión de pecho de Campadabal a Juan Carlos, el cual no lo esperaba y Álvaro Giménez estaría listo para intemponerse entre el balón y el portero para robar y hacer su 15ª gol de la temporada. Parecía que el partido podía cambiar de rumbo, pero la realidad volvió a golpear al Almería un minuto después del gol.

Tras sacar de centro, el conjunto amurallado armaría una transición que acabaría finalmente con un centro de Luis Ruiz que René intentaría blocar, pero lo que consiguió fue provocar un rechace en la pierna de Manu Barreiro que acabaría con el balón al fondo de la portería. Los lucenses se iban a los vestuarios con un resultado favorable y dejando al Almería bajo de moral.

Caballero luchando un balón | Fuente: La Liga
Caballero luchando un balón | Fuente: La Liga

Tras volver de los vestuarios, fue el Lugo el que quiso volver a marcar en una jugada en la que Cristian Herrera le “comió la tostada” a la defensa y se situó en una situación de mano a mano con René, pero gracias al acierto del portero y al sutil toque de Saveljich en la pugna, la ocasión se vio desbaratada. Sin embargo, Cristian Herrera no quería terminar el partido sin marcar a uno de sus ex-equipos. Un centro al segundo palo acabó con un remate Manu Barreiro al larguero ante la pasividad de Romera y el rechace lo cabecearía Cristian Herrera al fondo de las mallas, ante una defensa rojiblanca que aún se encuentra reclamando falta de Barreiro a Romera...

El partido tenía un solo color, el albivermello, ya que el equipo sólido en defensa en la mañana del domingo era el Lugo y el que daba sensación de peligro cuando atacaba, era el lucense. Para darle emoción al duelo, Pablo Caballero (que había entrado por De la Hoz en el 68) se encargó de cabecear en un precioso remate acrobático un centro desde muy lejos de Iván Martos. Un golazo del argentino.

Juan Carlos fallando una ocasión | Fuente: La Liga
Juan Carlos fallando una ocasión | Fuente: La Liga

Los almerienses parecían querer igualar el resultado en el electrónico, pero una fatídica salida de balón desde la defensa, provocada por la presión alta de los gallegos, provocó un mal pase de Saveljich que acabaría con una contra del Lugo que Lazo remataría al palo del portero, dejando patente que este no ha sido el partido de René. El Almería le echó corazón pero no fue capaz de volver a anotar en un partido que fue dominado por el Lugo en sensaciones, pero no en posesión.

VAVEL Logo