Crónica de una muerte anunciada en el Bernabéu
Keylor Navas agradece al Bernabéu los aplausos. Foto: Liga Santander.

Crónica de una muerte anunciada en el Bernabéu

El Real Madrid cayó ante el Betis en el último partido de la temporada. Lo hizo de manera estrepitosa, en una mañana plagada de mucho más que despedidas. Keylor Navas, el mejor jugador de los blancos, fue el único que recibió cantos de sirena cuando los silbidos se apoderaron del estadio.

josepadillaayala
José Manuel Padilla Ayala
real madridKeylor Navas; Carvajal, Varane, Nacho, Marcelo; Valverde, Llorente, Modric, Brahim Díaz, Vinicius Jr y Karim Benzema.
Real Betis BalompiéPau López, Francis G, Zou Feddal, Bartra, William, Loren, A. Guardado, Junior, Lo Celso, Mandi, Kaptoum
MARCADOR0-1, min. 62 Loren; 0.2, min.75 Jesé Rodríguez.
INCIDENCIASPartido correspondiente a la trigésimo octava jornada de LaLiga Santander entre Real Madrid y Real Betis Balompié.

Fin de ciclo en el Bernabéu. El Real Madrid cayó en el último partido de la temporada ante un Betis plausible. Los blancos se despidieron de su afición con una pitada monumental de la que solo se libró Keylor Navas. La temporada debía acabar de esta manera para, ahora sí, dar pie a una revolución inevitable. El club necesita nuevos futbolistas y está obligado a desprenderse de aquellos a los que, tras muchos años a un gran nivel, les ha llegado la hora de partir de la capital.

No había echado aún el balón a rodar cuando el público del Santiago Bernabéu se deshizo en elogios hacia Keylor Navas. Conscientes de que podría ser el último partido del meta en el conjunto blanco, la ofrenda que recibió el tico estuvo a la altura de lo esperado. Tanto al principio como al final. Es lo mínimo, y a la vez lo más emotivo, que se merece el portero de las tres Champions consecutivas. Tras guardar un minuto de silencio en memoria de Junquera, el colegiado Undiano Mallenco, que se despide del arbitraje tras más de una década ligado a este, ordenó el comienzo del partido.

Keylor y Vinicius, los mejores del Madrid

Vinicius fue el jugador más activo del Real Madrid en los primeros compases. El brasileño lo tiene todo: desborde, velocidad y ese toque mágico que enamora hasta al que no quiere querer. Ha nacido para jugar con la elástica blanca pegada al pecho. Desde el minuto uno estuvo acechando la portería de Pau López rodeado de zagueros. No obstante, la más clara del partido había que apuntársela al Betis. Loren, en el veinticinco, se quedó solo ante Keylor Navas y a punto estuvo de abrir la lata.

Vinicius Jr en la disputa de un balón. Foto: Liga Santander.
Vinicius Jr en la disputa de un balón. Foto: Liga Santander.

El Betis no iba a regalar ni mucho menos el partido. De hecho, pocos minutos después de la jugada de Loren, Bartra obligó a Keylor Navas a realizar un auténtico paradón para evitar el tanto visitante. Cuando mejor estaban los de Setién, Benzema se adjudicó la jugada más clara del partido. Estrelló el balón en el poste tras un rechace que le cayó dentro del área. Mientras que el francés se lamentaba, el Betis reaccionó y de qué manera. Ni un minuto había pasado en el cronómetro cuando Lo Celso, desde fuera del área, probó fortuna con una vaselina. Keylor, muy atento, la sacó con los dedos llevándose una nueva ovación. Fue, sin lugar a dudas, el mejor del Real Madrid en la primera mitad.

Cuenta atrás con un atroz sonido ambiente

Salió mejor el conjunto de Zinedine Zidane en la segunda mitad. Le arrebató la posesión al Betis y empezó a desplegar un buen fútbol. Vinicius levantó a todo el Bernabéu con una jugada individual de ensueño y estuvo a punto de marcar el primero del partido a los diez minutos de reanudación. Tapó bien Pau López dejando al brasileño con la miel en los labios. Zidane dio entrada a Isco, en lugar de Brahim, y a penas unos segundos más tarde el Betis sorprendió con el tanto de Loren. El andaluz aprovechó un magnífico pase de Guardado por la izquierda y batió a Keylor sin problemas. Se encontraba totalmente solo, ningún defensa cubrió su marca.

Los jugadores se despiden de su afición entre pitos. Foto: Liga Santander.
Los jugadores se despiden de su afición entre pitos. Foto: Liga Santander.

En el setenta entró Asensio por Valverde. La jugada no le salió bien, tanto que, cinco minutos más tarde, Jesé Rodríguez marcó el segundo que certificaba el dominio visitante. Simultáneamente, en lo que el ex-canterano pedía perdón a su afición, el Madrid agotó sus cambios. Bale se quedó sin despedida y entró Lucas Vázquez por Benzema. Los pitos y el público coreando la cuenta atrás fue lo más reseñable del final del partido. La temporada, por más que se intentase lo contrario, solo podía acabar así. Fin de ciclo y carpetazo a un año para el olvido.

MEDIA: 4.3VOTES: 6
VAVEL Logo