Una lanza sin afilar
Nino ante el Fuenlabrada | Fuente: La Liga 

Después de las tres primeras jornadas, ya se pueden ir sacando ideas de cómo se va a ir viendo al Elche CF a lo largo de esta temporada 19-20. Fuenlabrada, Alcorcón y Zaragoza han sido los rivales, en partidos relativamente "similares", y donde se han conseguido tres de nueve posibles puntos. 

El principal punto negativo es que las diferencias en el número de ocasiones entre los ilicitanos y sus rivales han sido abismales. Las diferencias entre ambas zonas en el campo también han sido considerables. Edgar Badía, a un nivel estelar, se está encargando de sacar todo lo que puede bajo palos, pero el ataque sigue sin terminar de arrancar.

En busca del esquema 

Tres partidos y la cosa no está clara. Conforme han ido pasando las jornadas, Pacheta ha ido modificando sus onces, y con ello, el esquema. No tiene nada que ver el primer 4-2-3-1 ante el Fuenlabrada con Pere Milla como referencia con los cinco defensas que se presentaron en Zaragoza. Es cierto que, a pesar de la derrota, a nivel defensivo sí que se mejoró, y ya le había funcionado a Pacheta alguna vez el año pasado. Más solidez, misma inexistencia ofensiva.

Hasta seis jugadores son los que se han mantenido en los tres onces. Edgar Badía, Gonzalo Verdú, Juan Cruz, Dani Calvo, Gonzalo Villar e Iván Sánchez. Con diferencias en sus rendimientos y recién llegado el final del mercado, se comienza desde cero a buscar un once que compita en todas las partes del campo. 

¿Dónde están los extremos?

Las zonas que más influencia tuvieron en el ataque del mejor Elche la campaña anterior, no terminan de arrancar este curso. El equipo cuenta con tres extremos fijos, como son Josan, Iván y Fidel, más Pere Milla, que puede jugar ahí. 

Contando que el onubense está siendo una de las sorpresas positivas de la temporada (no estuvo en Zaragoza por paperas), se está echando en falta mayor aportación ofensiva desde los costados.

Falta encarar más, centrar en busca del punta y segundas líneas. Más circulación hacia dentro jugando a banda cambiada, teniendo al posiblemente mayor especialista en ello de toda la categoría. Buscar chut, que doble el lateral y tener un jugador de apoyo más arriba. Causar miedo a las zagas rivales, que hasta el momento no se les está provocando lo que se debería. 

Sin goles no hay paraíso

Dos goles en tres partidos. Ambos en el mismo y anotados por un central. Gonzalo Verdú sigue siendo uno de los pilares del equipo franjiverde, capitán y aportando seguridad en la parte de atrás, pero no es el encargado de meter balones en las redes. 

El que de momento parece que va a seguir de referencia arriba es Yacine Qasmi. El franco-marroquí no está teniendo mucha suerte en este principio de temporada. Trabaja, pelea con los centrales, pero de cara a puerta prácticamente ni ha tenido ocasiones. También ha jugado ahí Pere Milla, el primer partido frente al Fuenlabrada, pero fue uno de los sacrificados para intentar cambiar rápidamente el curso del partido, y fue cambiado al principio de la segunda parte. 

Detrás de ellos, aún no ha debutado Claudio Medina. El canterano del Sporting aguarda su oportunidad desde el banquillo, sin suerte. Siendo un jugador importante en el Mirandés que ascendió a la división de plata el pasado año, deberá demostrar a Pacheta porqué se apostó por él como tercer delantero. 

Tres delanteros (sin contar a Nino, que empieza a habituarse a la media punta), cero goles. Próxima estación, el Martínez Valero, el domingo a las 18:00 horas. Enfrente, un reforzado CD Lugo. Partido para cambiar dinámicas. 

VAVEL Logo