El tridente del sextete
Samuel Eto'o con la elástica del Barcelona | Foto: FC Barcelona

El FC Barcelona ha dispuesto de muchos tridentes atacantes a lo largo de su historia. Entre los más recordados, la hinchada culé no podrá borrar de su memoria los nombres de Leo Messi-Neymar Jr-Luis Suárez, Leo Messi-Pedro Rodríguez-David Villa, o Ronaldinho-Leo Messi-Eto'o. Sin embargo, uno de los tridentes atacantes más emblemáticos y fructíferos de la historia del FC Barcelona es el que formaron Samuel Eto'o, Leo Messi y Thierry Henry a lo largo de las campañas 2007/08 y 2008/09. Gracias a sus chicharros, los azulgranas lograron levantar un triplete que meses más tarde evocaría en un sextete todavía histórico.

Un inicio complicado

En verano de 2007, el FC Barcelona anunciaba la incorporación de uno de sus fichajes históricos más emblemáticos y caros, Thierry Henry. El delantero francés aterrizaba en 'Can Barça' siendo una de las figuras más destacadas del panorama europeo, procedente del Arsenal londinense y por un valor de 24 millones de euros. El francés estaba llamado a ser una de las referencias en ataque de un Barça que escaseaba de goles, pero también de títulos. Por primera vez coincidían sobre el césped tres futbolistas de gran calidad como Ronaldinho, Henry y Samuel Eto’o, llamados a ser titulares en el esquema del holandés Frank Rijkard. Sin embargo, la figura de un joven argentino, que ya empezaba a dar muestras de su gran talento y calidad, empezaba a emerger entre jugadores experimentados. Jugadores como Gudjohnsen, Bojan Krkic o el mexicano Giovanni Dos Santos también competían por hacerse un hueco en el trío ofensivo del FC Barcelona.

La temporada 2007/08 arrancó bien para el cuadro culé, con la consecución del Trofeo Joan Gamper ante el Inter de Milán por un contundente 5-0. Sin embargo, con el paso de los meses el FC Barcelona fue perdiendo pegada y acabó cuajando un curso para el olvido, con un Ronaldinho deshubicado, que tan solo disputó 26 partidos mermado por las lesiones, aportando 9 goles (los mismos que Xavi Hernández ese curso). El brasileño se acabaría marchando por la puerta trasera al término de esa temporada, dejando el protagonismo al consagrado tridente formado por Henry-Eto’o-Messi.

Así pues, ese curso 2007/08 acabaría en sequía de títulos para un FC Barcelona que incluso acabó 3º en Liga, aunque esa temporada serviría para poner los cimientos de ese tridente que acabaría explotando a lo largo del siguiente curso 2008/09. En datos, la primera campaña del tridente Henry-Eto’o-Messi acabaría con 53 goles, la mitad de los goles que conseguirían anotar en la siguiente temporada bajo el mando de Pep Guardiola.

Foto: FC Barcelona
Foto: FC Barcelona

El 'Pep Team' desató al tridente

La llegada de Pep Guardiola al banquillo del FC Barcelona en verano de 2008 revolucionó la idiosincrasia del propio club. El técnico catalán se encargó de renovar la plantilla culé, con bajas significativas como la de Ronaldinho o Deco; Guardiola apostó por los jóvenes talentos de la Masía y reafirmó su apuesta por el tridente formado por Thierry Henry, Samuel Eto’o y Leo Messi. Su apuesta resultó fructífera, y es que el curso 2008/09 acabaría siendo el más glorioso y fructífero de la historia del club ‘blaugrana’, en gran parte gracias a los chicharros que anotó ese tridente.

En estadísticas, 100 goles exactos, prácticamente el doble que el curso anterior para un tridente que se desató y que jugó con más libertad, con la inestimable ayuda de un centro del campo exquisito, formado por Xavi, Busquets e Iniesta. La conexión entre el centro del campo y la delantera nunca había sido tan íntima, y eso permitió que el FC Barcelona aumentase su renta de goles, y en consecuencia, levantar todos los títulos que disputó. En datos, 38 goles de Messi (que acabaría ganando el balón de oro), 36 goles de Eto’o y 26 de Henry.

Tácticamente hablando, Thierry Henry cumplía la función de extremo izquierdo, Samuel Eto’o de delantero centro, y Leo Messi de extremo derecho; sin embargo, Pep Guardiola ejecutó uno de los cambios más revolucionarios y decisivos de la historia del club cuando alineó a Leo Messi en el centro, como falso nueve, y a Samuel Eto’o en banda derecha. Dicho cambio táctico fue implementado en el mundialmente famoso 2-6 que el Barcelona cosechó en el Santiago Bernabéu ante el Real Madrid, y acabaría siendo el esquema fijo hasta el final de esa temporada 2008/09. Sin embargo, tras ese histórico curso el tridente formado por Eto’o, Messi y Henry se disolvió tras la marcha de Samuel Eto’o al Inter de Milán. Henry aguantó una temporada más, en la que culminó la consecución del sextete y además ganó el doblete nacional Liga-Copa del Rey junto a Leo Messi y un emergente Pedro Rodríguez, que empezaba a dar sus primeros pasos al frente del club azulgrana.

Leo Messi con el FC Barcelona | Foto: VAVEL
Leo Messi con el FC Barcelona | Foto: VAVEL
VAVEL Logo