De Nuno a Celades, los seis entrenadores de la era Lim
Peter Lim junto a Anil Murthy en la previa al partido frente al Ajax en Amsterdam. / Fuente: valenciacf.com

Los caminos del Valencia y de Albert Celades se separaron ayer tras el anuncio del despido del entrenador catalán. Con su salida, ya van seis los entrenadores que se han sentado como locales en el banquillo de Mestalla desde que Lim es propietario del Valencia, sin contar la salida de Pizzi, técnico che en el momento en el que Lim llegó y que no tuvo la oportunidad de entrenar bajo el mandato del singapurense. 

Nuno Espírito Santo, un éxito efímero

El actual técnico del Wolves fue la primera apuesta de Peter Lim en el Valencia. En Valencia disfrutó de su primera etapa como entrenador en las grandes ligas. El resultado fue positivo ya que logró la clasificación a Champions en la primera temporada gracias a un arranque espectacular, pero en la segunda se complicó. 

Quiso abarcar más áreas de las que le correspondían, teniendo mucho peso en los fichajes y queriendo actuar como director deportivo más que como entrenador. A esto se le sumaron los malos resultados en Liga y Champions, lo que provocó que fuera despedido tras 80 partidos en el banquillo che, en los que logró 40 victorias. 

Gary Neville, su primera y única experiencia como entrenador

Posiblemente, uno de los peores entrenadores en la historia del Valencia. Amigo de Peter Lim por sus gestionas en Inglaterra, Gary Neville llegó a un cuerpo técnico en el que ya estaba su hermano Phill para disfrutar de su primera etapa como entrenador. Su llegada, ilusionante en un primer momento por lo que significaba la figura de una leyenda del Manchester United, fue todo un fracaso y solamente dirigió 28 encuentros, entre los que destaca la derrota por 7-0 en el Camp Nou. 

Ayestarán y el récord de derrotas

Tras la salida de Neville, Pako Ayestarán se quedó como un parche para acabar la temporada. El balance final de esa campaña no fue positivo bajo las órdenes del vasco, logró alguna victoria importante como el 1-2 en el Camp Nou, pero la decisión de que siguiera en el cargo tras ese verano no era para nada del agrado de todos en Valencia. 

Tras las primeras cuatro semanas de la temporada 2016/17, Ayestarán fue despedido como el entrenador con mayor porcentaje de derrotas (52,63%) de toda la historia del Valencia. 

Prandelli, mucho carácter y pocos resultados

Cesare Prandelli fue el elegido para retomar un buen rumbo en el Valencia tras la odisea de entrenadores novatos. El italiano fue el primer entrenador alejado del perfil de novato que trajo Lim, pero el resultado fue el mismo que el de sus antecesores. 

Sus formas no casaron con la plantilla en ese momento y es más recordado por su famosa rueda de prensa del "Fuori" que por sus partidos como entrenador, a pesar de intentar renovar el juego che incluso llegando a probar con defensa de 3 centrales. 

Con Marcelino, estabilidad, estilo y un título diez años después

Después de intentarlo sin acertar, Lim dejó a un director deportivo que eligiera al técnico. El encargado de la búsqueda del nuevo entrenador fue Mateu Alemany, quien anunció que Marcelino García Toral sería el entrenador a partir del inicio de la campaña 2017/18.

Bajo el mando del asturiano, el Valencia encontró un estilo propio de contragolpe y logró la clasificación para Champions en su primera campaña. La segunda sería la del centenario y aunque en invierno el técnico tuviera pie y medio fuera del banquillo, el equipo supo revertir la situación y acabar la temporada cuarto en Liga y campeón de Copa del Rey. 

Sin embargo, se produjeron muchas grietas entre la directiva y el entrenador, lo que terminaría provocando la salida de Marcelino y el descontento che ante su propietario. 

Peter Lim celebra junto a Marcelino la clasificación para Champions League de la pasada temporada
Peter Lim celebra junto a Marcelino la clasificación para Champions League de la pasada temporada. / Fuente: valenciacf.com

Albert Celades, aún por definir

Celades se convertía en nuevo entrenador en un momento muy difícil. La grada de Mestalla no entendía la salida de Marcelino y el catalán llegaba sin experiencia en clubes para cumplir el objetivo de entrar en Champions por tercer año consecutivo. 

Tras 48 partidos bajo las órdenes de Celades, no sabría explicar cuál era la idea de juego del catalán. Intentó adaptarse a lo que había dejado Marcelino pero para nada era lo mismo, la solidez defensiva se perdió y con ello, los resultados se volvieron cada vez más negativos. 

Días antes de su marcha, las tensiones en el vestuario se hicieron públicas y lejos de hablar en el campo, el Valencia ha completado partidos indignos y que han servido para argumentar la salida de Celades. 

Voro, el salvador habitual

Y cuando todo está en llamas, Voro llega para apagar el fuego. Por desgracia, esto viene siendo habitual desde que Lim llegara a Valencia, ya que está será su sexta etapa como entrenador interino y su cuarta desde que el propietario del club che es Peter Lim.

 

VAVEL Logo